Los dinosaurios defienden su Constitución

El País ha convocado un acontecimiento mediático para hacerse propaganda, con la ayuda de dos expresidentes de Gobierno, para defender el estado actual de las cosas que parece que le viene bien a sus intereses, al contrario que a nosotros.

El País está en quiebra técnica, sus principales accionistas son Amber Capital (fondo Israelí), HSBC (conflictivo banco británico), Telefónica, Banco Santander, CaixaBank … y durante su deriva derechista ha perdido gran parte de sus lectores. Coincidiendo con la vuelta al gobierno del PSOE ha renovado su dirección, quizá buscando complicidad.

En este contexto monta el diálogo de González y Aznar, al que acude la plana mayor de PRISA, simulando que ante la penosa situación política, provocada por los catalanes, España necesita el diálogo de los opuestos para defender la Constitución.

Esto es una farsa, porque la situación política no es tan penosa, lo es mucho más la socioeconómica (pero esto no le preocupa a El País) y esos dos antiguos políticos son ya hombres de negocios, intermediarios o conseguidores para más señas y, por tanto, unidos por los mismos intereses: ganar dinero y conseguir mayor relevancia para ganar más dinero.

A este aquelarre han acudido, por parte de González, Almunia y Solana (ex-secretario general de la OTAN) conocidos neoliberales, además de la ministra Montero y por parte de Aznar, Ruiz Gallardón y Acebes, además de Begoña Villacís.

Desde luego que hay que cambiar la Constitución porque, a estas alturas, tiene artículos con los que muchos españoles no estamos de acuerdo, pero el principal problema es que tiene muchos artículos (169) y sólo se están cumpliendo los que le interesan a la oligarquía.

Estos presidentes mienten mucho. Recordemos la fama de mentiroso de los últimos años del gobierno de González, así como la sensación de corrupción generalizada, claro que este aspecto lo desarrolló con gran ahinco Aznar cuya reciente actuación en el Congreso lo descalifica como político y como persona.

Estos son los protagonistas que proclama El País. Parece lógico porque este periódico se ha convertido en un dinosaurio más.

¿España, país de mierda?

Posiblemente no. Mi cabreo de ayer por las mentiras de Aznar lo encuentro justificado, pero aún conservo la esperanza de estar equivocado.

Ayer, Aznar mintió en Comisión Parlamentaria. Esto no sólo es una falta de respeto para todos los españoles, además es un “presunto” delito.

Veremos si queda impune y en ese caso también la justicia española podría ser una mierda, porque parece que la Ley no es igual para todos (¡Ay!, la inviolabilidad del Rey, es evidente ¿quién le va a violar?) o si la justicia actúa y el bocazas prepotente recibe su castigo.

Mientras tanto, me queda un regusto amargo. La actualidad española parece un montón de muñecos distrayéndonos mientras nos roban. La agenda “política” acapara toda nuestra atención a base de pantallazos, mientras la agenda social permanece oculta para favorecer a los que se están beneficiando de ello.

En cristiano: las tarifas de la luz y los combustibles, la especulación con la vivienda, los abusos laborales de los empresarios, … lo que han llamado crisis cuando es una estafa, son delitos sociales porque atacan los derechos a una vida digna de los españoles mientras nos entretienen con este cutre guiñol político.

¿País de mierda? El régimen del 78 no tiene arreglo ¿seremos capaces de crear otro?

La derecha más tóxica

La bochornosa actuación de J. Mª Aznar en el Congreso, mintiendo desacaradamente y dando muestra de una falta total de respeto a las instituciones democráticas, no debe extrañarnos en un personaje que nos metió en la guerra ilegal de Iraq con el 91% de la población española en contra. Que ahora lo niegue es una muestra más de su cinismo y del nulo respeto a los españoles.

Que su familia haya vendido nuestras viviendas sociales a fondos buitres es un ejemplo más de una derecha que se cree que todo es suyo y que lo puede explotar en beneficio propio.

Que hayan concurrido a todas las elecciones quebrantando las leyes electorales es otra prueba de que la ética, la moral y la justicia no cuenta para ellos y el abrazo del cachorro muestra que aprueban lo realizado y siguen en la misma línea.

Pero todo esto ha ocurrido en la immodélica transición y sigue pasando en la inmodélica democracia sin que los gobernantes de estos cuarenta años, los partidos que han tenido gobiernos de mayorías absolutas, hayan hecho lo suficiente para evitarlo. Que todavía haya políticos que han tenido responsabilidades y sigan defendiendo el modelo, les convierte en cómplices.

Esto es propio de una Democracia maniatada y con los ojos vendados que esta derecha sigue necesitando para seguir robando y para ello aprobó las leyes mordaza y las reformas laborales.

Esta Democracia no sabe defenderse y ni los políticos ni la judicatura la ayudan. Muchos de ellos siguen haciendo caja. En una democracia representativa los demás no contamos.

Un partido que la justicia ha calificado de organización para delinquir tenía que estar disuelto y sus responsables castigados, no sueltos por ahí riéndose del resto de los españoles.

Pero esto es lo que hay: un país de mierda con todo el mundo fingiendo.

Te recuerdo Amanda

Te recuerdo Amanda / La calle mojada / Corriendo a la fábrica / Donde trabajaba Manuel.

Hoy hace 45 años que murió Víctor Jara en el estadio de futbol de Santiago de Chile. Le torturaron durante varios días, le cortaron las manos para que no volviese a coger la guitarra, se encontraron 45 balas en su cuerpo.

La sonrisa ancha / La lluvia en el pelo / No importaba nada / Ibas a encontrarte con él / Con él, con él, con él, con él, con él.

El viernes, Ferreras en la 6ª nos regaló un estupendo programa “Inmatriculaciones”, recordándonos como la Iglesia Católica nos miente y nos roba incumpliendo sus propios mandamientos. Magnífico ejemplo de televisión de servicio público en una empresa privada. Fue un regalo porque no es eso lo que nos suele dar ese grupo económico y resulta sorprendente.

Ayer, TVE2 nos regaló una bonita película francesa, “Las chicas de la 6ª planta”, en la que nos cuentan con humor y cariño la vida de las emigrantes españolas de los 50-60 en París trabajando de sirvientas de la burguesía francesa. Sus amores y sus dolores. ¿Otro guiño del ente público?

Son cinco minutos / La vida es eterna en cinco minutos / Suena la sirena / De vuelta al trabajo / Y tu caminando / Lo iluminas todo / Los cinco minutos / Te hacen florecer.

La voz y la música de Victor Jara, nos recuerdan como una hermosa canción de amor puede teñirse de tragedia por obra y gracia de la bestia militar.

La disyuntiva “pan o bombas” es una falacia. Toda industria tiene la posibilidad de reconvertirse; la industria de la guerra irá siempre contra el pueblo y dará menos pan que sufrimiento y muerte. El Alcalde de Cádiz, que hasta pone medallas a la Virgen, es un farsante, con esta frase defiende su propio puesto no el bienestar de la gente. La izquierda es otra cosa.

La farsa informativa

Lamentable espectáculo en los informativos y tertulias de hoy.

Con una acusación falsa (Tesis de Pedro Sánchez) intentan distraer sobre el hecho importante de la aprobación en el Congreso de la salida del dictador del Valle de los Caídos, tras mas de 40 años de supuesta democracia.

Ferreras ha llegado a verbalizar en su tertulia que la noticia importante es la acusación de plagio de la tesis para acabar reconociendo que tal plagio no existe: El espectáculo por encima de la verdad y de la importancia de las noticias. Esto se llama falta de respeto a la audiencia y manipulación.

También el telediario ha hablado antes del plagio que de la decisión del Congreso. Nuevamente TVE se posiciona. Parece que el cambio se presenta difícil.

Que la decisión del Congreso se tome con la abultada abstención de PP y Ciudadanos es una vergüenza para el Congreso porque evidencia su falta de representatividad (¿iremos a las próximas elecciones sin cambiar la Ley Electoral?) y para el Régimen del 78 que agoniza ahogado en la corrupción apoyándose en la insultante impunidad que producen sus profundas raíces franquistas.

El encausamiento de Willy Toledo, y tantos otros, demuestra que en esta crisis de régimen sólo tienen libertad de expresión los militares que atacan la constitución defendiendo al dictador.

Las máscaras van cayendo y lo que vemos es políticos y periodistas sonrientes con el culo al aire. ¿De qué se ríen? Del artículo 20 de la Constitución (Libertad de Expresión) y del 51 (derecho de consumidores, en este caso a información de calidad).

La información de mala calidad, como la alimentación deteriorada, intoxica.

Muchos políticos y periodistas hacen lo que les mandan, mientras las eléctricas y fondos buitre siguen llenando su bolsa.

11 de septiembre en la memoria

Como todos los años, TVE nos ha ofrecido en el telediario del mediodía varios minutos dedicados a los atentados islamistas de Nueva York.

Como casi todos los años, TVE olvida el golpe de estado de Pinochet que causó muchos más muertos y desaparecidos y una dictadura sangrienta en Chile.

Parece evidente que las víctimas del terrorismo son más respetables que las de las dictaduras. Un punto de vista muy poco favorable para la democracia, sobre todo ahora que gran parte del pueblo chileno y del pueblo español estamos luchando por recuperar la dignidad de las víctimas de nuestras dictaduras.

Este posicionamiento de la televisión pública no muestra síntomas de regeneración.

John McCain criminal de guerras

Ha muerto John McCain, cabeza visible de la derecha norteamericana,  y las armadas mediáticas de diferentes países (España incluída) le han rendido homenaje de héroe. Menos mal que existen algunos diarios digitales y algunas columnistas capaces de anteponer la verdad a los gestos serviles.

Nazanín Armanian, persa afincada en España, aclara en su columna titulada “John McCain: de falso héroe a criminal de guerras en serie” (publico.es 31 de agosto) explica, además de sus 23 misiones de bombardeo de poblaciones civiles en Vietnam, sus esfuerzos por multiplicar las guerras por todo el mundo porque, como dice el capitalismo salvaje, el negocio es el negocio.

Los grandes mass media, como siempre, ensalzan a sus patronos. Esa es una de sus funciones.