De periodistas a tertulianos

Cuando estudiaba (o, al menos, asistía) en Ciencias de la Información, me chocaba que en la misma facultad, con los mismos profesores, se formaran periodistas y publicistas. Que se pudiese formar a la vez para buscar la verdad y para mentir. Ahora ya lo entiendo.

La precarización de los contratos de periodistas, que comenzó a finales del milenio anterior y enseguida llegó al 80% de las plantillas, los experimentados dejaron los medios de comunicación y pasaron a los departamentos de Comunicación de las grandes empresas donde se miente más, pero se cobra mucho.

El sometimiento de los medios al mundo financiero, debido a sus grandes deudas, les convirtió en la voz de sus amos y muchos lectores les abandonaron. Los medios españoles, según investigación de un instituto de la Universidad de Oxford, son los segundos de Europa con menos credibilidad entre sus audiencias.

Los sábados sobre las 9 de la mañana, en la SER, Javier del Pino suele programar una tertulia con corresponsales de medios extranjeros en España. Hoy se han pasado media tertulia atacando al Presidente del Gobierno por el tema de los plagios.

Tras el Chou González-Aznar de hace unos días, parece que del Pino ha querido poner su granito de arena en la campaña contra el Presidente y, de paso, mostrar su fidelidad a la empresa (nadie está seguro en su silla).

No es frecuente que la SER o El País ataquen a los presidentes del Gobierno, porque ellos sabe bien de qué viven, pero parece que PRISA y otras empresas, han entrado en pánico porque este Presidente se quiere apoyar en Unidos Podemos y eso hace peligrar muchos de los privilegios económicos que han disfrutado hasta ahora.

Este giro de las empresas, produce una reacción espontánea de sus trabajadores que no les importa pasar de periodistas a tertulianos para garantizarse un sueldo. Cuando le preguntaron a el Gallo  cómo había sido que a uno de sus banderilleros le habían hecho Gobernador Civil, el contestó: “Pues cómo va a ser, degenerando”.

Los que salimos perdiendo somos la mayoría de los españoles porque, en este país, no hay ningún organismo que garantice el Derecho a una Información de Calidad.

Un pensamiento en “De periodistas a tertulianos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*