11-M, recuerdos de una tragedia

Me levanté pasadas las 7 y media. En RNE informaron de atentados en varios trenes de la periferia. Hasta ese momento, sólo la ultraderecha cometía atentados indiscriminados (salvo Hipercor de ETA). Hacía poco que el gobierno de Aznar nos había metido en la guerra ilegal de Iraq, en contra del 91% de los españoles. Para mi, estaba claro: atentado islamista.

Como RNE no informaba mucho pasé a la SER y gran decepción: Iñaki Gabilondo defendía la autoría de ETA porque “en casos así había que estar con el Gobierno”. Yo no podía entender que con la escasa información disponible de un simple ciudadano llegara a conclusiones más claras que un famoso periodista con múltiples fuentes a su disposición. Sobre las 9:30 ya empezó a dudar y pasadas las 10 se radió el comunicado de Otegui negando la autoría de ETA. La cosa estaba clara, y además se encontró la furgoneta de Alcalá.

Parece que, en vísperas de las elecciones, algún asesor de Moncloa dijo “Si ha sido ETA arrasamos, si han sido los islamistas gana el PSOE”. Y comenzó a correr la Gran Mentira, con la colaboración especial de Pedro J. Ramírez, Casimiro Gª-Abadillo y Jiménez Losantos, en El Mundo, que mantuvieron la mentira durante más de 10 años y siguen en el periodismo como si tal cosa. Mis felicitaciones a la Asociación de la Prensa.

Infame la actuación del Ministro de Interior Acebes mintiendo en ruedas prensa y de la Ministra de Exteriores ordenando a las embajadas defender la autoría de ETA, cuando la policía antiterrorista ya tenía la certeza, desde las 15h, de la autoría islamista. Junto a ellos Zaplana, Rajoy, Astarloa …

Los casi 200 muertos y los miles de heridos y traumatizados -mucha gente cogió miedo a subir al tren- fueron muy dolorosos para todos los madrileños y las teletontas pasando continuamente las mismas imágenes de destrucción aumentaron el dolor, pero algo positivo podemos encontrar a pesar de la tragedia.

La movilización ciudadana contra las mentiras del gobierno y su derrota en las inmediatas elecciones. Los mensajes msn llevaban ya cierto tiempo funcionando y permitieron campañas populares que desmontaron las mentiras de los medios de propaganda. Parece que parte de esta movilización se activó desde la Facultad de Políticas de la Complutense, por un grupo de profesores y alumnos que más tarde impulsó el 15M y Podemos.

Se dijo que ETA estaba en Madrid para atentar ese mismo día, pero se dio a la fuga cuando vio la magnitud de la tragedia. Seguramente comprendieron que su terrorismo “artesanal” quedaba obsoleto ante el nuevo terrorismo islamista.

Hoy Casado insiste en la mentira. Una vergüenza.

Apología de la conformidad

Al día siguiente de la enorme movilización por los derechos de las mujeres, Pepa Fernández y Dinosaurio Aberasturi dirigen una tertulia defendiendo la conformidad, porque es sana y porque además no se puede cambiar el mundo. Todo esto en RNE 5, un medio público.

Considero manipulación informativa fomentar el adormecimiento en un país en que aumenta la injusticia, porque el bipartidismo está aplicando las políticas de los organismos internacionales, teledirigidos por las mafias financieras, para favorecer el enriquecimiento de los ricos y el aumento de personas en riesgo de exclusión.

En España, además, lo han conseguido. No sólo han bajado los salarios y deteriorado los derechos laborales; han tratado de destrozar los servicios públicos, con bastante éxito -es mas fácil destrozar que construir y si no que se lo pregunten a Esperanza Aguirre que ha sido el azote de la sanidad, la educación, los servicios sociales … -.

Que al día siguiente del día de mayor movilización un medio público defienda la conformidad indica que quienes rigen ese medio están contra los intereses de la mayoría y, en beneficio propio, ponen el medio al servicio de los poderes económicos, porque ninguno en esa tertulia trabaja gratis.

Un índice muy claro de la gran debilidad de la democracia española es la ofensiva parcialidad de los medios públicos.

Más información y menos tertulias. Necesitamos medios públicos de más calidad. El derecho a una información de calidad es un derecho básico.

¿Realidad o Ficción?

Dice Lucía Bosé que su difunta sirvienta le regaló un dibujo que le dedicó Picasso porque no le gustaba y ahora los descendientes de la supuesta donante se lo reclaman.

La familia Dominguín Bosé es muy de espectáculo y quizá tienden a confundir la realidad con la ficción. La señora Bosé, por ejemplo, creó un museo sobre los ángeles en Turégano que tuvo que cerrar porque la Junta de Castilla y León no la ayudaba, cosa bastante extraña, porque cómo una institución pública no colabora con una entidad privada en un tema tan importante para la vida de los españoles.

El hijo cantante nos sorprendió hace poco con su intervención en un concierto, organizado por las mafias de Miami, en el que no sabemos si cantó, pero las televisiones transmitieron su soflama contra el gobierno legítimo de Venezuela y a favor del golpista que están promocionando las petroleras yanquis.

En las familias venidas a menos, cada uno vive de lo que puede y en este caso parece que su percepción de la realidad, o quizá su forma de justificarse, parece poco realista.

La Fiscalía pide para la Sra. Bosé dos años de cárcel.

La irritante parcialidad de RNE 5

Son comprensibles, aunque no aceptables, los niveles de manipulación a los que están llegando muchos medios privados, como El País, en relación con el intento de golpe de estado en Venezuela, porque o tienen intereses en EEUU, que es quien dirige el golpe para hacerse con enormes recursos petroleros de ese país, o los tienen con la oligarquía venezolana que lo apoya porque algo sacarán en su provecho. Así es el Capitalismo Salvaje que tratan de disfrazar con algunos toques de democracia.

Ni es comprensible, ni aceptable, que los medios públicos hagan lo mismo apoyando los intereses de las oligarquías y en contra de la Constitución y el respeto a la mayoría de los españoles que, al menos teóricamente, somos sus propietarios. Pero la propiedad privada es sagrada, no así la pública.

RNE 5 nos despierta hoy preguntándose donde está Guaidó, el golpista. La mayor parte de su información en todos estos días procede del ámbito golpista y muy rara vez le dan la voz al gobierno de Venezuela. ¿Cómo podemos tolerar unos medios públicos favorables al golpismo en un régimen constitucional? ¿Dónde está la Justicia y el Tribunal Constitucional?

La derechización de los medios de comunicación se debe a dos causas muy comunes en el mercado: la compra de los medios por parte de las grandes corporaciones, debido a sus deudas, y su conversión en medio de propaganda y la precarización del sector laboral, que ahorra gastos aunque deteriora la “mercancía”. Faltas de ortografía y errores conceptuales proliferan en todos los medios escritos. El rigor informativo desapareció hace tiempo.

Otro programa llamativo de RNE5 es el segmento de 8:50-9 de los fines de semana en el magazine de Pepa Fernández. Un colaborador, con acento italiano, lee y comenta, desde hace años, los titulares de la prensa española diaria (toda privada y, por tanto, de derechas) haciendo valoraciones de signo conservador. Este finde recomendaba leer La Razón porque en portada y en páginas centrales aparecía el “hombre del mono” exponiendo las enormes dificultades técnicas para abrir la tumba de Franco, lo que el comentarista calificaba de información curiosa.

Las elecciones próximas no mejorarán la situación porque seguirán rigiéndose por el sistema electoral trucado que estableció UCD hace más de 40 años. El Régimen del 78 agoniza, pero se resiste a cambiar porque las oligarquías económicas lo tienen “atado y bien atado”. Por desgracia, sólo los jubilados y las mujeres protestan y tampoco demasiado. Representantes y representados sestean unos en el Congreso y otros en su viaje a la creciente pobreza.

Como diría Forges: ¡País!

ARTIVISMO, el activismo a través del Arte

Hoy finaliza en Madrid ARCO la feria de arte más importante de España. Una obra de dos artistas españoles Santiago Sierra y Eugenio Merino, titulada Ninot 2019, ha provocado tal escándalo que, en la inauguración los reyes para no encontrarse con ella, parece que sólo visitaron la parte peruana.

Hace un par de noches pusieron en TVE2 un documental, sobre la protesta rusa de Pussy Riot, que empezaba con una cita de Bertolt Brecht: El arte no es un espejo que refleja la sociedad, es un martillo para moldearla. Creo, por tanto, que es importante coger el martillo.

Un recorrido por la Historia

A través de la Historia, pintura y escultura han sido utilizadas por las élites políticas, religiosas, económicas, etc. para dominar a sus pueblos.

En Egipto, el arte es político-religioso, acompaña a los poderosos en su viaje al más allá.

En Grecia y Roma gran parte de las manifestaciones artísticas son sobre sus dioses. Autoridades y poderosos tratan de legitimarse “emparentando” así con ellos.

En la Edad Media, pintura y escultura se utilizan en edificios religiosos para adoctrinar sobre el orden divino del mundo.

En la Edad Moderna, el trono y el altar dominan la creación artística porque son los que la financian. Iglesia y Monarquía forjan una alianza para legitimar mutuamente su dominio. Se puede ver en Toledo, en San Juan de los Reyes plagada de Yugos y Flechas de los Reyes Católicos o en París, en la Catedral de Saint Denis, donde 200 años después de la Revolución Francesa siguen vendiendo las genealogías de los reyes de Francia y otra propaganda monárquica. Cuando el cristianismo se escinde en Católicos y Protestantes, los Católicos en las penínsulas Ibérica e italiana acrecientan el esplendor del arte: el Barroco es la propaganda de la Iglesia Católica y la Monarquía Absolutista.

El siglo XVIII termina con la Revolución Francesa y un nuevo protagonista social: la burguesía industrial y comercial, que en el siglo XIX necesita un nuevo arte para diferenciarse del Antiguo Régimen. Elige el Impresionismo: un arte decorativo de jardines, paisajes, templos y romanticismo. Ahí aparece el mito del artista tocado por la gracia divina, porque antes sólo había artesanos. Es curioso que en el siglo de la Razón, el origen divino de su gracia le da libertad para hacer lo que quiera, sobre todo si es impresionista o de algún otro estilo idealista: simbolista o puramente decorativo y arcaizante como el Neogótico o el Modernismo catalán. Los expresionistas, por ejemplo, no gustan nada, bastaría preguntar a Van Gog cuanto vendió en vida.

¿Quién maneja hoy el martillo?

La utilización propagandística del arte ha sido tan evidente y constante que ha llegado a parecer natural, sobre todo cuando es propaganda de los poderosos, porque en la segunda mitad del XIX, además del impresionismo está la pintura social que refleja la miseria y las penalidades de las masas obreras explotadas, pero esta pintura no es fácil de ver. Suele estar en el sótano de los museos. Y en el XX, aparecen el surrealismo o el expresionismo alemán que caricaturiza a la oligarquía y que el nazismo trató de quemar tachándolo de arte degenerado.

Tras la 2ª Gran Guerra, el Nuevo Orden Mundial (predominantemente financiero) concede “libertad” al Arte dejándola en manos del Mercado. Rokefeller, por ejemplo, le pide a su amigo, el exitoso muralista mejicano Diego Rivera, que decore el hall de su Rokefeller Center y cuando ve que allí aparecen Marx, Lenin y Trosky lo manda destruir. El lo ha pagado, el lo destruye. No es censura, es la Ley del Mercado.

En los últimos años, en ARCO -Feria de Galerías, no de artistas-, ha habido algunos ejemplos de arte crítico con el sistema. Santiago Sierra y Eugenio Merino han sido dos de los protagonistas. Pero podemos podemos observar que cuando Merino presentó a Fidel Castro caricaturizado como zombi, nadie protestó, se aceptó la libertad de expresión del artista, pero cuando poco tiempo después, presentó a Franco en un frigorífico y lo tituló “Franco siempre”, se montó el escándalo.

Cuando Sierra y Merino, han construido un muñeco fallero que representa al Rey y obligan por contrato de compra a quemarlo (tradición valenciana) en el plazo de un año, muchos coleccionistas (que financian el arte hoy) han dicho que preferirían quemar a los artistas e indultar al ninot. Esto cuando creíamos que había desaparecido la Inquisición.

Vargas Llosa, ha dicho que es una provocación de mal gusto. Pero el Gusto es subjetivo y se adquiere con la educación que, por cierto, imponen las élites dominantes.

Los Caprichos, los Disparates, los Desastres de la Guerra y las pinturas negras de Goya son provocaciones y el buen o mal gusto lo ponen las personas que lo ven según su mentalidad, pero no no influye en la calidad de la obra. Goya pagó sus provocaciones exiliándose y muriendo en Francia.

La calidad de la obra artística

La calidad de la obra artística depende de la habilidad del artista en el manejo del lenguaje que utilice y en su capacidad comunicativa. El artista que no comunica, a mi modo de ver, no es artista, es autista.

Otra cualidad es que sirva para pensar la realidad y otra, aún superior, es que sea capaz de coger el martillo para transformar la realidad (o al menos intentarlo).

Claro que en la era de la robótica y la inteligencia artificial, Brecht en vez de hablar de un martillo hablaría de ideas para transformar la realidad. Porque era lo que él utilizaba.