Benedictinos

La orden de S. Benito que este monje creó y estableció su regla a mediados del s. VI con la consigna “reza y trabaja”, a finales del siglo XI ya había olvidado lo de trabajar, que encomendaba a a los siervos. Ya era una orden poderosísima y algunos de sus monasterios fueron asaltados por los campesinos que no podía pagar los impuestos que la orden les imponían. Por eso en torno a 1100 se produce una escisión que quiere volver a la pureza anterior y crea el Cister que, en menos de un siglo, se convertirá en una potencia económica impulsando el desarrollo del comercio y las ciudades que se da en la Baja Edad Media.

La orden benedictina seguirá siendo durante varios siglos un poder fáctico en la política europea y como todos los poderes religiosos empezará a decaer en el Siglo de las Luces con la preeminencia de la Razón, el auge del comercio y la pérdida de utilidad de la Monarquía absoluta.

Parece que hoy sigue en el reino de Dios, no en el de este mundo, y el abad del Valle de los Caídos se siente dependiente del de Solesmes (cerca de París). A pesar de ser licenciado en Historia no debe de tener en cuenta la expulsión de los jesuitas de varios países (entre ellos de España) en el s. XVIII por su dependencia del Vaticano como potencia extranjera.

Todo esto parece que tampoco lo está teniendo en cuenta el gobierno para su desahucio. El Valle de los Caídos es de Patrimonio Nacional y su mantenimiento, así como los gastos de los frailes, lo estamos pagando todos los españoles y que en “democracia” tengamos que pagar la pompa del Dictador no es aceptable.

Esperemos que saquen al dictador de allí, desacralicen el lugar, devuelvan a los allí enterrados sin permiso a sus familias y lo conviertan en un museo contra la guerra y el golpe de Estado, no en un museo de la guerra, que ya tiene el Ejército el suyo. Si se hace todo esto, sin que la Justicia ponga trabas, podremos confiar un poco en la Justicia y alegrarnos de que esto se parezca un poco más a una Democracia.

Y empezar a creer que algo está cambiando.

Triste aniversario

82 años después de la sublevación militar, el dictador sigue en su mausoleo faraónico. Tenemos varias leyes Moradaza y unas reformas laborales que reducen a los trabajadores a la esclavitud. No sólo no hay transparencia fiscal sino que además, de la última amnistía fiscal, que tumbó el Tribunal Supremo, ni siquiera podemos saber quienes se beneficiaron.

Gobierne quien gobierne, aquí siguen mandando los de siempre, la derecha cortijera y caciquil del s. XIX y a este esperpento político-económico lo llaman “Democracia”. ¿Conviene recordar que el gobierno de unos pocos se llama Oligarquía?

¡Qué vergüenza!

Milagros y crímenes ejemplares: Stos. Cosme y Damián

Estos médicos cristianos, de origen saudí, habitaron en el S III en el sur de la actual Turquía. Eran muy buenos médicos y cirujanos y no cobraban.

Su milagro más famoso fue cuando le cortaron una pierna a un criado negro, casualmente recién muerto, para ponérsela a un enfermo.

En la foto (hoy en el Mº Nacional de escultura de Valladolid) , el enfermo parece adinerado y el negro no parece que haya muerto y se duele de su avería. Posiblemente, en esos tiempos los negros no tenían alma.

Los cirujanos fueron decapitados por orden de la autoridad romana pero no parece que fuera por esto.

El Gasto Militar domina la economía mundial

Trump está exigiendo que se aumenten los presupuestos militares mientras descienden las inversiones sociales.

El presidente USA dirige la OTAN que en 2017 gastó 900.000 millones de dólares (52% del gasto mundial) , USA 600.000 millones de $ y Arabia Saudí, segundo país en gasto militar, 69.400 millones de $.

La política militarista de USA y sus estrategias mundiales aparecen perfectamente explicadas en Seis observaciones políticamente incorrectas sobre la OTAN” (Público.es) en un artículo de Nazanín Armanían, refugiada iraní en España desde 1983 y profesora de Relaciones Internacionales en la UNED.

La primera revolución industrial comenzó con el motor de vapor aplicado a los telares de Gran Bretaña y la industria siderúrgica en el resto de Europa. El ferrocarril fue el motor de dicha industria. La segunda fue la de la energía (combustibles y energía eléctrica) y el automovil como industria motor. La tercera ha sido la de la inteligencia artificial y su motor la industria armamentística.

Esta revolución industrial no es compatible ni con la paz, ni con la democracia, como estamos viendo en todo el planeta. Tampoco con el derecho a una vida digna de la mayoría de los habitantes del planeta ni del planeta mismo.

La OTAN (que pagamos entre todos) es su herramienta más visible. Que Pedro Sánchez acate la orden de Trump de incrementar el gasto militar (que los militares y los periódicos llaman “Seguridad”) no es una buena forma de comenzar su presidencia.

Los negocios sucios de la OTAN

La OTAN se creó, a finales de los 40 (1949), en la histeria de la “guerra fría” para “defendernos del comunismo del bloque soviético”. La creó EEUU que era el nuevo lider “Occidental” como primera potencia económica ya que Europa y Japón estaban destruidos por la 2ª Guerra Mundial.

En 1955, siguiendo con la dialéctica de la “guerra fría”, se crea el Pacto de Varsovia para defenderse de la OTAN y comienza la carrera armamentística-espacial que hace que en 1961 cuando el General Eisenhower termine su mandato como presidente de EEUU alerte de que el poderoso “complejo industrial-armamentístico” puede acabar con la democracia.

En 1989 cae el Muro de Berlín, la URSS abandona el comunismo y asume el capitalismo, se desmonta el Pacto de Varsovia, pero la OTAN ahí sigue.

¿A qué se dedica?

La carrera espacial, en la que el país emblemático de la iniciativa privada invirtió ingentes fondos públicos en investigación militar consiguiendo que su sistema de “defensa” sea el más caro del mundo y que genera el “complejo industrial-armamentístico” que denunció Eisenhower, utiliza su inmenso poder militar para realizar desastres como la guerra de Vietnam, o golpes de estado como el de Pinochet en Chile y en otros muchos países. Todo ello, para conseguir el dominio de la economía mundial.

Pero el imperio USA no se siente a gusto y necesita cómplices y ese es el papel que le asigna a la OTAN ahora que ha desaparecido el “peligro comunista”.

El imperio USA, en descomposición, está en manos de las grandes corporaciones a las que la democracia no les viene bien para su “libertad de mercado” y con la complicidad obligada de los países miembros de la OTAN están creando estados fallidos donde antes había dictadura. Eso hizo la OTAN en Libia hace poco, después de que USA creara otros como Etiopía, Afganistan, Iraq y ahora lo intenta con Siria.

En las dictaduras se vive mal pero en los estados fallidos no se puede vivir porque llegan las grandes corporaciones con sus ejércitos privados y para expoliar sus recursos le hacen la vida imposible a sus habitantes (esto podría llamarse “la peste de África” que provoca las migraciones).

Ahora Trump exige a los países europeos mayores aportaciones para la defensa de ese desorden mundial, pero su único interés es hacer de siervo propagandista del “complejo industrial-armamentístico” para que le permita seguir con sus propios negocios sucios. Y fortalecer la OTAN es un medio para conseguir el progreso de cualquier negocio sucio siempre que se pueda contabilizar en miles de millones de dólares.

El gobierno de Rajoy aceptó la subida de cuota que le pidió Trump, veremos que hace el gobierno de Pedro Sánchez.