“Comportarse como adultos” una peli necesaria

Esta película de Costa – Gavras (Adults in the Room, 2019) fue programada el pasado sábado a las 22h por TVE2, a la sombra de la Final de Eurovisión en TVE1.

Basada en las memorias de Yanis Varoufakis, que participó en el guión, cuenta las dictatoriales (o gangsteriles)  maniobras del Consejo de la Unión Europea para esquilmar y humillar a una Grecia en crisis gobernada por un partido de izquierdas, como castigo ejemplar, se supone.

Los hechos y los personajes son reales, aunque interpretados por actores, pero con sus nombres reales: Varoufakis, Tsipras, Schaeuble (el ministro de Finanzas que impuso el austericidio en la UE tras la crisis de 2008), Lagarde (entonces presidenta del FMI), …

Es probable que tuviera poca audiencia, porque la masa estaba con la música, pero se puede ver en diferido y es una de las películas políticas más importantes de este siglo porque retrata, con todo el realismo que merece, la total ausencia de democracia en las instituciones de la UE. Donde el ministro de finanzas alemán Schaeuble, dominando el Consejo, expresa su conocida frase de que unas elecciones no pueden cambiar unas medidas económicas y nadie contesta cuando Varoufakis pregunta que entonces ¿para qué son las elecciones?.

Solo esa escena, que fue real,  y el buen hacer de Costa-Gravas (padre del cine político, según TVE, como atestiguan “Z”, “Estado de sitio”, Missing”, “La caja de música”… ) califican esta película como necesaria para entender lo que pasa.

Ver a los ministros de finanzas de la UE, hacer su papelón, es la mejor prueba de que el poder económico no está en el Gobierno y que llamar a esto democracia es una broma cruel.

La frase “Deberían comportarse como adultos” de Chistine Lagarde (dicha para sí misma) entonces Presidenta del FMI y hoy del Banco Central Europeo, dudo de que ahora la repitiera.

ARMAS para la PAZ

Este es el sinsentido que usan como argumento Suecia y Finlandia para acceder a la OTAN. Querer pertenecer a una organización terrorista, que no respeta la legislación internacional, no es muy fácil de justificar, así que cualquier argumento puede valer.

Que dos países europeos, tradicionalmente neutrales, ahora se pongan de parte del imperio que declina, sólo se puede entender por la corrupción del sistema y el aislamiento de los gobernantes con sus gobernados. Para los finlandeses, que son tantos como los madrileños pero tienen miles de kilómetros de frontera con Rusia, no debe ser un buen trago cambiar la buena vecindad por la intriga. Esto, en un país con uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Por eso querrán hacerlo rápido, para no tener que someterlo a referéndum, que sería lo lógico.

No sabemos cuántos dólares le estará costando a la OTAN pasar de la muerte cerebral, que diagnosticó Sarcozy, a construir un enemigo y expandirse por el mundo. Claro que tiene un poderoso accionista que no repara en gastos porque es el primer negocio mundial: el complejo industrial-armamentístico, como lo denominó el General Eisenhower en su discurso de despedida de la presidencia de EEUU cuando alertó de su peligrosidad para la democracia.

Que la mayor parte de Europa se sume a las decisiones del imperio en decadencia, en contra de los intereses de la mayor parte de la población, que tendremos que pagar la factura, es un signo evidente de la corrupción de las altas instituciones: Unión Europea, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco Central de la Unión Europea …. Y de los gobernantes que tratan de conseguir un lugar en ese mundo, mandando armas a Ucrania, por ejemplo. Eisenhower acertó de lleno.

La OTAN celebrará su cumbre en Madrid, a finales de junio, y ya sabemos que el que lo está gestionando fue muy activo en la venta de armas a Arabia Saudí a pesar de la destrucción de Yemen. Ese es el negocio y el papel de esta “alianza” militar que acogeremos en mes y medio. ¡Bueno se pondrá Madrid! ¡San Apapurcio nos proteja!, porque de las fuerzas de seguridad, mejor alejarse.

Crímenes de Guerra y cinismo mediático

La Convención de Ginebra define estos casos, pero no deben ser de este mundo porque, al menos los más importantes, nunca se han castigado. De hecho, las bombas atómicas norteamericanas sobre Hiroshima y Nagasaki que convirtieron en ceniza a 220.000 civiles y condenaron a varios miles más a malvivir con las radiaciones en su cuerpo, nunca se han juzgado.

Aquí tenemos ejemplos parecidos aunque en otra escala. Guernica, bombardeada por los alemanes colaboradores de Franco y “La desbandá” malagueña bombardeada por el crucero Baleares, al que el franquismo dedicó una calle en Vallecas, la Ley de Memoria Histórica, se la quitó y un tribunal de estos de aquí se la ha vuelto a poner, lo que nos da pistas sobre cómo funciona esto. Parece que el bombardeo de civiles no es considerado por algún tribunal español crímenes de guerra.

Ahora está de moda mediática acusar a Rusia de dichos crímenes y hablan de llevarlos a la justicia internacional. Muchos periodistas y políticos que hablan de esto no deben saber (o no se atreven a reconocer) que EEUU es el país que más y mayores delitos de este tipo ha cometido, pero no puede ser juzgado porque no reconoce la justicia penal internacional.

Otros países también los han cometido, con el mismo resultado. En Público.es podemos ver dos artículos: Crímenes de Guerra I y II, de Nazanín Armanian, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, en los que hace un recuento de estas matanzas.

La mayoría de los medios, cuando hablan de estos delitos como si fueran juzgables, sólo hacen propaganda a favor de las manos ocultas (las conocemos, pero tratan de ocultarlas) que manejan los hilos de la tragedia de Ucrania.

Ha muerto Juan Diego

Lo conocí a finales de los 70 en el PCE (Partido Comunista de España), en el que militábamos en la sección de Cine. Lo digo porque esa militancia fue un lastre para su carrera, ya en “democracia”, como lo fue para Juan Antonio Bardem, Eloy de la Iglesia, José Luis García Sáchez y un largo etc. a los que no se les podía negar su valía, pero sí el acceso a premios merecidos.

Me impresionó en El beso de la mujer araña, dirigido por nuestro amigo García Sánchez y en Vete de mí, de Víctor García León, hijo de García Sánchez y Rosa León, en la que el principiante y co-protagonista Juan Diego Botto, confesaba que se sintió como en un Master con su maestro.

No hace mucho nos volvimos a encontrar con motivo del homenaje a Luis Pastor, al que el nuevo alcalde Almeida canceló una actuación a su llegada al Ayuntamiento, y junto a Rosalén, Juan Margallo, Petra Martínez y muchos otros acompañaron en el recital gratuito que dio bajo el lema “Por una Cultura sin censura”, en la urbanización Rosa Luxemburgo de Aravaca. Yo estaba haciendo un reportaje sobre el acto y tras comentar aquellos años en que creímos que no volvería la censura, me dio un abrazo que no olvidaré.

Un enorme actor y una persona entrañable. Descanse en paz.

Miguel Servet en la hoguera

Hoy, Viernes de Pasión, prefiero recordar a este científico aragonés, educado en París, Basilea, Estrasburgo, Toulouse…, Médico, cartógrafo, físico, …,  quemado en la hoguera en Ginebra el 27 de octubre de 1553, por seguidores del judío, por delitos de opinión. Es evidente que 1500 años después, no se puede acusar al líder de las ideas tan nefastas de sus discípulos y hay que reconocer que 2000 años más tarde siguen manteniendo un negocio bastante saneado. Claro que si su padre fuera omnipotente, como dicen, quizá no lo consentiría.

Quiero agradecer a Alfonso Sastre, que consiguió un retrato modélico en “La sangre y la ceniza” (Ediciones Cátedra, 1979), una de las mejores obras teatrales españolas del siglo XX, que lamentablemente sigue siendo demasiado desconocida. Parece que, en este país, sigue habiendo muchos ignorantes y partidarios de la hoguera.

Por eso, quiero felicitar a Juan Margallo que, prohibida por la censura franquista, consiguió estrenarla en el Teatro Villarroel de Barcelona en enero de 1977. Lástima que se haya visto tan pocas veces.

Por cierto, la Wikipedia tiene muy pocos testimonios gráficos del suceso.

La política es puro teatro

Desde que el poder económico compró, en el mercado libre, el poder político (por corrupción) y el poder mediático (por las enormes deudas contraídas en la globalización, la digitalización y la crisis de 2008 que tumbó la publicidad) como órgano de propaganda y desinformación; el poder político hace como que manda y gestiona, pero siempre al dictado y en beneficio del poder o los poderes económicos. Será por eso que cada vez hay más actores que pasan a hacer de políticos.

En este momento, nos encontramos con que el “complejo industrial-armamentístico”, en palabras del general y expresidente de EEUU Eisenhower, por medio de su agente comercial OTAN, con la ayuda de la oligarquía de las energías petrolero-gasísticas, han provocado un conflicto en Ucrania arrastrando a Europa a una guerra, que se desarrolla en su propio territorio y que será desastrosa tanto para Ucrania como para Rusia y Europa.

Las sanciones “aconsejadas” por el “Padrino americano” perjudican a la población europea, tanto como a Rusia y el comportamiento de los que gobiernan la UE, Borrell incluido, sólo se entiende desde la escalada hacia las puertas giratorias. El seguimiento ciego de las instrucciones de EEUU por parte del presidente de nuestro gobierno (armas a Ucrania, Sahara para Marruecos…) puede entenderse en el mismo sentido.

Hace muchos años que Willy Brandt y otros políticos europeos proponían una Europa desde el Atlántico hasta los Urales, pero al Imperio Americano no le conviene porque va contra su hegemonía que, aun así, va en caída libre.

Los políticos de gobierno «actúan» con un libreto, que algunos hasta ignoran quienes lo han escrito, otros lo saben muy bien. La población europea pagamos la fiesta, porque como dice El Roto, sabemos quiénes son los buenos y los malos, pero no quién dirige la peli.

Pagaremos más por lo mismo que antes, mientras nos recortan los derechos, para engordar a los multimillonarios y las colas del hambre.

Lo llaman democracia y es pura farsa. Se ríen de nosotros.

Otra trampa del PP: Bajar impuestos

Un país como este tiene gastos: carreteras, servicios públicos (agua, transporte, educación, sanidad, …), administración y gestión, representantes políticos de la ciudadanía, ejército, justicia, …. Los gastos de la administración del Estado se pagan con los impuestos.

La derecha quiere bajar los impuestos para debilitar al Estado y los servicios públicos, para privatizarlos. Un estado con pocos servicios públicos, como EEUU, tiene a la mayoría de su población desamparada. Allí, como no hay Seguridad Social, cuando alguien enferma o no va al hospital, porque no lo puede pagar, o pide un préstamo y, en muchos casos, quiebra.

Lo de que el dinero debe estar en los bolsillos de los ciudadanos, sólo beneficia a los más ricos, los que no necesitan pensión ni servicios públicos. Aunque cuando quiebran los bancos, por sus propios excesos, los salvan con dinero público. Ahí se ve la trampa de la derecha.

La derecha no gobierna: subcontrata. En vez de gestionarlos, privatiza los servicios públicos, que los encarece muchísimo, porque es uno de los grandes negocios de la corrupción. La Comunidad de Madrid baja los impuestos y aumenta su deuda (el mayor negocio de los bancos), al final esa deuda tendremos que pagarla entre todos

Los impuestos hay que reformarlos para que, como dice la Constitución, sean progresivos (paguen más los que más tienen), porque aquí, como en los países bananeros, los ricos y las grandes empresas son los que menos pagan. En torno al 84% de la recaudación de Hacienda procede de las familias; el 16% restante es de pequeñas y medianas empresas y autónomos y muy poco de las grandes corporaciones (banca incluida) y grandes fortunas.

Disfrutamos de un sistema impositivo radicalmente injusto, pero Sánchez ha dicho que no es el momento de mejorarlo.

Armas para la Paz. La gran falacia

En el neoliberalismo, la guerra se dice “Defensa”, la dictadura de los mercados “Democracia”, las fuerzas represivas “Seguridad” y se utiliza el dicho romano “si quieres la paz, prepara la guerra” para demostrar que XX siglos no son nada y que hay que defender el Imperio. Como cantaba El Cabrero “Se murió Miguel Hernández/ también mataron a Lorca/ el que manda es el que manda/ lo mismo entonces que ahora”. Sabiduría popular en el cante Jondo.

Desde que Pedro Sánchez se abrazó con Felipe González, supimos que algo malo pasaría y así vamos raudos hacia la derecha, como manda el Amigo Americano.

La tremenda campaña de intoxicación mediática, que aprovecha el conflicto de Ucrania para crear inseguridad y miedo en la población española, estará aumentando el alto número de personas con problemas mentales (ansiedad, depresión, etc.). Se va iendo la pandemia pero el capital necesita acojonar para seguir maltratándonos. Lo explicó Naomi Kein en “La estrategia del Shock”. No se mejorará la sanidad porque el Imperio nos prefiere enfermos.

Las leyes mordaza, que puso el gobierno de Rajoy, ahí siguen porque el PSOE necesita evitar la disidencia. Amenazar las protestas contra las políticas que perjudican a la mayoría de la población española, como la subida del presupuesto militar, que irá acompañado de recortes en los presupuestos  sociales, y no se derogarán, al menos, hasta que pase la Cumbre de la OTAN de finales de junio, que es la institución global más represiva, que no respeta la legislación internacional, pero que es el mejor agente comercial de venta de armamento, al servicio, sobre todo, del complejo industrial-armamentístico norteamericano, porque da “consejos que no se pueden rechazar”, a los estados que se dicen soberanos, sobre cómo tienen que “invertir” en defensa, porque vienen tiempos difíciles y ya sabemos, los libios mejor que nosotros, como se las gasta la OTAN.

La facción PSOE del gobierno ha cogido la bandera de la reconquista, con la Sra. Robles a la cabeza, porque no quieren que la derechona les tome por cobardicas. Por si quedaban dudas, el PSOE hará lo que pueda, junto a ellos, para impedir que se juzguen los crímenes del franquismo.

Y si de paso se abre alguna puerta giratoria, mejor.

BULO: YA ESTAMOS MUY CERCA DE LA PAZ

Por Sandalio

Las últimas y sorprendentes noticias que nos llegan de Norteamérica y de Bruselas  nos confirman nuestros deseos más íntimos, esos que no siempre estamos dispuestos a expresar: estamos ya muy cerca de la Paz.

La iniciativa parece ser que ha partido del presidente de EEUU que esta misma mañana ha declarado en una extraordinaria rueda de prensa que está dispuesto a negociar con el camarada Putin la retirada de las fuerzas de la OTAN de los países limítrofes con Rusia.

“El motivo –ha declarado-, no es un cambio de estrategia ante la ineficacia del acoso militar fronterizo al país enemigo; sino los problemas de conciencia que tengo los domingos para comulgar ante las horrorosas imágenes de sufrimiento de los pobres ucranianos cuando me golpeo el pecho y repito obsesivamente “mea culpa, mea culpa mea máxima culpa…”

Pero también Stoltenberg y los máximos dirigentes de la OTAN se han solidarizado con los escrúpulos psicológicos de su presidente declarando que ya han “colocado” suficientes armas de las empresas que patrocinan y están dispuestos a buscar nuevos mercados que no sean ni blancos ni cristianos.

Por último, un José Borrell emocionado y una Ursula von der Leyen radiante han aplaudido estas declaraciones y están dispuestos a dar un giro estratégico a la intervención de la Comunidad Europea en países extranjeros, renunciando al expolio y la recolonización para iniciar una nueva era de cooperación solidaria.

Juzguen ustedes mismos si no estamos razonablemente sorprendidos, y hasta diría que emocionados, ante la nueva perspectiva que se abre: Una etapa global de cooperación solidaria y PAZ UNIVERSAL.

(PD para críticos reticentes: ¿Es que sólo nos vamos a creer las malas noticias?)