¿Es Ayuso independentista sin saberlo?

No sería de extrañar porque esta presidenta se comporta siempre al margen de cualquier sabiduría o prudencia. Con la inauguración de un hospital sin personal sanitario está ascendiendo a la cumbre del surrealismo (aunque esto quizá tampoco lo sabe).

Arsenio Escolar nos recuerda en elDiario.es, como Gallardón reclamó una Ley de Régimen Especial de la Ciudad de Madrid, por lo que Esperanza Aguirre le acusó de querer crear en la ciudad «un Estado Libre Asociado» dentro de la España de las autonomías.

Ayuso, ha tomado el camino de Gallardón, sin complejos, como hace la derecha, y trata de gobernar la Comunidad de Madrid a su capricho pero en contra de los madrileños, y quejándose, siempre sin complejos, de que «Tratar a Madrid como al resto de las comunidades es muy injusto», lo que la acerca a los independentistas catalanes. Hay que reconocer que en esto si es coherente porque el nacionalismo es un movimiento de derechas.

Casado es anticonstitucional, quizá también sin saberlo, cuando se dice constitucionalista y se niega a la renovación del Consejo del Poder Judicial. ¿Otro independentista? ¡con lo que dicen que odian el independentismo!.

Muchos ignorantes en la cúpula del PP, pero con demasiados intereses privados que tratan de tapar con la bandera.

Cuando la equidistancia no es informar, es eludir la verdad

Dicho de otra forma: manipular.

Acusar a “los políticos” de no ponerse de acuerdo es ocultar que es la derecha quien lo impide por su fragmentación y la lucha de sus facciones para conseguir el liderato de la oposición.

El profesor Vicenç Navarro lo explica hoy, con la claridad que le caracteriza, en Publico.es.

Dicen en las escuelas de periodismo: Si unos dicen que es de día y otros que es de noche, asómate a la ventana.

Pero la mayoría de los medios españoles, no lo pueden hacer, porque respetan más a sus accionistas que a sus receptores. Que los medios públicos, que pagamos entre todos, tengan la misma estrategia es más difícil de entender y de soportar.

Según un estudio del Instituto Reuters de la universidad de Oxford, tenemos los segundos medios menos fiables de Europa.

Que en la misma facultad se enseñe periodismo (teóricamente a buscar la verdad) y publicidad (cómo engañar al consumidor), y que los publicitarios de las grandes empresas (lo que llaman Departamento de Comunicación), cobren más que los periodistas, puede ser un motivo claramente inducido por el sistema político-económico que sufrimos, donde el negocio y la mentira cotizan más que la verdad y la justicia (buena está también la justicia).

Una crónica con aroma franquista de Ana Sterling

Cierto que la Fiesta Nacional, con la Virgen y el Ejército como protagonistas, se presta a ello, pero tal como lo narró ayer en el informativo de las 14 horas de RNE, llegó a tener tintes golpistas. El acto oficial, como cualquier otro, se podía contar de muchas maneras y ella lo planteó con más opiniones (las suyas) que información.

Frialdad del saludo de Pedro Sánchez y Díaz Ayuso. ¿Esto, en el discurso mediático, significa una clase política incapaz de ponerse de acuerdo? -ya lo decía Franco: Haz como yo, no te metas en política-. Pero es falso, “dos no se ponen de acuerdo, si uno no quiere” y Casado-Ayuso no pueden aceptar acuerdos con el gobierno, están en guerra contra él porque su supervivencia política depende de poder derribarlo. Están en minoría en su propio partido y, ya que el terrorismo desapareció y el bulo de los ocupas no ha dado resultado, necesitan crear otros conflictos para distraer la atención sobre su propia ineficacia y el procesamiento de gran parte de la cúpula de su partido.

La derecha, en la oposición, necesita conflictos en y con el gobierno, para tratar de legitimarse y desviar la atención de la corrupción que la corroe y muchos medios, con problemas económicos, les prestan su voz, porque necesitan el conflicto para vender. Todos los periódicos en papel españoles, están en ello. Que los medios públicos colaboren es más difícil de entender. Hasta un poco alarmante y bastante ofensivo para los que lo pagamos con nuestros impuestos.

El protagonismo del ejército. Las Fuerzas Armadas han participado en esta fiesta desde la dictadura (militar, por supuesto) y ahí siguen. Parece que el régimen no ha cambiado. ¿Por qué es tan importante el ejército en la fiesta nacional? Muchos pensamos que son más necesarias la sanidad y la educación, pero este Régimen del 78 se obstina en hacernos ver que el ejército es capaz de solucionar los problemas que no pueden resolver los políticos, argumento alarmante y falso porque la población está pidiendo más sanitarios y menos militares, y resaltar que hace días se ha cumplido un aniversario de la creación de la Legión, brazo del ejército típicamente franquista, es darle un protagonismo que no tiene sentido en una fiesta nacional de un estado democrático.

Ejército, Educación, Sanidad, Transportes, … son servicios públicos y unos más importantes que otros, pero en democracia, todos deben estar dirigidos por el Gobierno, no por el Jefe de Estado, y el Ejército es el único que no ha sufrido recortes. ¿Todo bien atado?

Se entrevista a la Ministra de Defensa, como representante del gobierno, que menciona su presencia en el homenaje a la Legión (¿en estos días no se ha homenajeado a nadie más? Mala cosa), se ve obligada a quitarle importancia a la participación militar en la fiesta ante las maniobras de la directora del programa. En una fiesta nacional, la Ministra de Trabajo y Economía Social, quizá represente mejor a este gobierno, porque sus funciones atañen a la mayoría de la población.

Por dos veces en el programa se insiste en los varios cientos de manifestantes que piden la dimisión del gobierno. Los desfiles militares de otros años han sido mayormente reuniones de fachas, porque el Ejército sigue siendo franquista, no hay más que ver los conflictos de altos mandos cuando la exhumación de Franco, pero “algunos cientos” de manifestantes, es muy poca cosa en Madrid que tiene “algunos millones” de habitantes.

Se resalta la participación en el acto oficial de los cinco ministros de Podemos. ¿Ignorancia o sesgo ideológico? En este “informativo” ¿no se han enterado que quien está en el gobierno es Unidas Podemos?. Es común en el discurso derechista de los medios “ocultar” la existencia de Izquierda Unida pero, para ellos, el enemigo a batir es Podemos, es decir, Pablo Iglesias.

Tampoco podía faltar en este desinformativo el sesgo machista. La ministra de Igualdad llega con vestido morado, el color de su partido. ¿Cuántos políticos llevaban traje azul, color del PP?.

Radio Nacional de España no es la radio de todos. Algo huele a franquismo en los medios públicos. Y no hablemos de los privados.

La Fiesta Nacional

Hoy, día de la Virgen del Pilar, se celebra la aparición de la Virgen (?) a Santiago el Mayor en Zaragoza. No hay ninguna prueba histórica de que el tal Santiago viniera a España -parece que murió muy pronto, después de Jesucristo, en el caso de que ambos existieran-, porque tampoco hay ninguna prueba de ello, salvo el mito de los evangelios y otras escrituras “sagradas”, y en el supuesto sepulcro de Compostela es posible que esté enterrado un hereje.

Siempre había oído que la fiesta Nacional, eran los toros, pero parece que también es la virgen y el ejército, protagonista hoy, con el rey, en el palacio Real (real de realeza, no de realidad).

Una fiesta que le da protagonismo a un mito, al ejército y al rey, es más propia de la monarquía borbónica del XIX que de una democracia. Podríamos celebrar el día de la Constitución, o, mejor, el día que reformen la Constitución y un sistema judicial como es debido la haga cumplir.

En cualquier caso, dudo que pueda haber una fiesta “de todos”, porque cada vez hay más diferencias entre los ricos y sus lacayos, y los demás.

Yo hoy he querido homenajear a Brassens, a Chicho Sánchez Ferlosio y a Javier Krahe y me he quedado en la cama (media hora más, sólo era un homenaje).

RNE. La equidistancia no es información, es propaganda

Tampoco es objetividad. “Informar es explicar lo que pasó y la importancia que eso tiene para el país, la región o el mundo.” (Ryszard Kapuscinski).

El periodismo tiene que estar comprometido con la verdad, no con la equidistancia.

Mostrar lo que dicen unos y lo que dicen otros, tampoco es información, es cotilleo: convertir un medio informativo en un “corre ve y dile”.

Según Kapuscinsky, informar es explicar. Contar lo que pasó, según lo entiende el medio, es otra cosa.

En las campañas electorales, los medios públicos conceden a los partidos tiempos o espacios relacionados con su representación parlamentaria e incluso les permiten que los rellenen ellos mismos. Bien, todos sabemos que eso es propaganda. Eso es lo que hemos sufrido hoy en el informativo de RNE de Ana Sterling.

Ya sabemos que la Sra. Ayuso prioriza el negocio sobre la salud y que, con respecto a la pandemia tiene una política errática. Eso, sumado a la tradicional política del PP madrileño de destrozar los servicios públicos para convertirlos en negocios privados, hace que Madrid esté en peor situación que cualquier otra comunidad española. La Justicia no entiende que la salud sea un derecho fundamental y Ayuso se niega a confinar Madrid con 541 casos por cada 100.000 habitantes, París lo hizo con 270. Así nos va.

La situación de Madrid, la sufrirían la semana próxima el resto de las comunidades, porque hay puente y los madrileños estamos en la peor situación y muchos optarán por huir.

El Gobierno toma cartas en el asunto para evitar la difusión de la pandemia y RNE se limita a recoger las opiniones de siempre del PP y VOX, sobre esta medida y luego a retransmitir la rueda de prensa del Consejo de Ministros.

Darle cancha al PP y a VOX, que hace tiempo que perdieron su credidibilidad, no es información, es propaganda. Utilizar las opiniones de los políticos en vez de las de los expertos en salud, es un buen método para estar a bien con todos -los políticos-, pero la audiencia necesita información de calidad y esta es una de las causas del deterioro de la información y de la democracia.

RNE información incompleta o/y sesgada

El informativo de hoy de las 14h hace un amplio reportaje sobre la alerta máxima de París por el coronavirus, preguntando incluso a parisinos qué piensan de la medida, con la que muestran su desacuerdo ¿qué representatividad tienen dos o tres paseantes elegidos al azar? ¿Eso es opinión pública?.

Después de esto, los madrileños podemos pensar, bueno ya estamos como los de París. Pero, mal de muchos …

Hay un dato importante que no se menciona en RNE: París toma sus medidas, según elDiario.es de hoy, con una incidencia del virus de 270 casos por cada 100.000 habitantes. Ayuso lo hace en Madrid, contra su voluntad y pidiendo a la Justicia la suspensión de la medida, que la Audiencia Nacional ha rechazado, con 776 por cada 100.000 habitantes. Tarde y mal, como es su costumbre. Trump dice que aprendió la lección, Ayuso no fue capaz. Las comparaciones no siempre son odiosas.

¿Entenderá ahora la OMS por qué España está tan mal de salud?

Tampoco parece que ande muy bien la salud informativa de algunos medios públicos.

El Consejo (per)Judicial

Hasta hace poco, resultaba difícil entender como estando el PP tan metido en la corrupción, muchos implicados se iban salvando y, lo más asombroso, por qué no se pedía la disolución de ese partido.

Gracias a la INFORMACIÓN que está dando estos días elDiario.es se van entendiendo estas cosas, de forma alarmante, eso si.

El Poder Judicial, supuestamente independiente, se gobierna desde el Consejo General del Poder Judicial, cuyos componentes son elegidos por los partidos, y es muy importante porque nombra a los jueces del Tribunal Supremo, entre ellos, los de la Sala de lo Penal que lleva los casos de corrupción de los políticos aforados (todos los importantes) y, siendo este Consejo tan importante, la elección era por consenso de 3/5 del Congreso hasta la reforma que impusieron Gallardón-Rajoy, el consenso de 3/5 se convirtió en mayoría simple que, de esta manera, era más fácil de manejar por el partido más corrupto.

Ahora el Presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, que tuvo cargos importantes en el gobierno de Aznar, planta cara al gobierno, implicando a la Corona en el acto de entrega de despachos judiciales de Barcelona y tratando de hacer pronto nuevos nombramientos en la Sala de lo Penal, a pesar de que este órgano lleva dos años caducado porque el PP se niega a su renovación. Esta maniobra es similar a la de Trump: poner el Tribunal Supremo en manos de la derecha para protegerse en los juicios por corrupción.

El Catedrático de Derecho Constitucional Javier P. Royo, se pregunta si se incorpora el Rey a la operación de acoso y derribo del Gobierno

De todo esto informa el director de elDiario.es y Esther Palomera, del mismo diario, da pistas sobre los motivos del gobierno para no autorizar la presencia del Rey en el acto de Barcelona. Resulta sorprendente encontrar a estas alturas muestras de verdadero periodismo y es de agradecer que este joven medio digital lo consiga cuando cumple 8 años. ¡Felicidades!

Pero es muy alarmante la participación del CGPJ en una operación de acoso y derribo del gobierno legítimo, porque de esto se trata, y la ambigua participación del Rey en ella. Será conveniente que esto se aclare cuanto antes.

RNE información incompleta y/o sesgada

El informativo de hoy de las 14h, dirigido por Ana Sterling, denuncia el malestar del Consejo General del Poder Judicial por la maniobra del gobierno de no permitir al Rey presidir el acto de Barcelona de entrega de despachos a los nuevos jueces.

Este órgano es el que nombra a los jueces que presidirán los juicios pendientes, entre ellos los de corrupción del PP, en el Tribunal Supremo y está caducado desde hace dos años porque el PP se niega a su renovación. El Catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo lo denunciaba hace unos días.

La composición de este Consejo, según la Constitución, se basa en que la legitimidad de la Justicia procede del Pueblo y debe representar proporcionalmente a las fuerzas parlamentarias y renovarse cada cinco años. El actual se formó en la mayoría absoluta del PP y hace dos años se debería haber renovado para que representara a la actual cámara, a lo que el PP se niega porque en el caducado es mayoritario -algo parecido a lo que pasa en EEUU con la sustitución de la magistrada fallecida- y ya le ha salvado en varios procesos eligiendo a los jueces apropiados.

Esto no lo menciona el informativo de hoy, sólo habla “del malestar de CGPJ” y tampoco dice que en último acto público de su presidente actual, que fue Director General en el Gobierno de Aznar, reclamó la renovación a lo que el PP se sigue negando, hasta que no salga Unidas Podemos del Gobierno.

La ausencia de la renovación es un importante problema constitucional, se habla de una maniobra del PP para derrocar al gobierno desde la Justicia ya que no lo puede hacer por las urnas. A su lado, el acto de toma de posesión de los nuevos jueces no deja de ser un acto rutinario.

Así es como entiende la constitucionalidad el partido que se autodenomina constitucional y así es como entiende Ana Sterling la calidad de la información.

Más profesores y sanitarios y menos militares y policías

Siempre se dijo que a más profesores menos policías, pero los gobiernos del bipartidismo hicieron lo contrario. Así estamos.

Ahora sobran militares y afortunadamente están disponibles para lo que haga falta, espero que sin armas (qué es la mayor parte del presupuesto), pero lo que necesitamos es profesores y sanitarios pero no quieren trabajar en Madrid porque es el sitio en que peor pagan y peor les tratan.

Es muy difícil de entender que ante una crisis sanitaria, en el comité anticrisis que aparecía todos los días en la tele, había más uniformados que sanitarios. Resultaba escandaloso, realmente, porque este régimen del 78 no parece una dictadura militar, pero lo peor es que se trataba de controlar en vez de sanar.

Las políticas del PP y el PSOE han favorecido la privatización de los servicios públicos fundamentales y ahora somos líderes en Europa de víctimas del bicho porque no tenemos una sanidad pública que nos proteja y lo peor es que no se ven medidas reales y creíbles que traten de solucionarlo.

La increíble presidenta de la Comunidad dice que no tiene medios, pero sigue empeñada en bajar los impuestos a los ricos. ¡Alucinante!, pero ahí sigue.

Lo de la Comunidad de Madrid es de Juzgado de Guardia, pero también este servicio anda jodido porque el Consejo del Poder Judicial (que nombra los Jueces) lo tiene controlado y acaparado el PP para tratar de salir bien librado de los innumerables juicios de corrupción que tienen pendientes.

Salimos de la dictadura, pero el régimen del 78 ha sido un fraude. ¿Podremos salir de esta?

Al menos, habría que intentarlo.

RNE. Preguntar al que no es

Hay un truco desinformativo, muy manido, que consiste en pedir información a un “experto” con intereses en el tema, para que diga lo que le interesa a la cadena informativa. Por ejemplo, entrevistar sobre la necesidad de la fusión bankaria a los directivos de las empresas que se fusionan. Otro truco es preguntar al responsable de un suceso por aspectos del mismo que no son de su competencia, para permitirle defenderse desviando la atención hacia otros temas.

El gobierno de la Comunidad de Madrid ha declarado el confinamiento de varias áreas sanitarias de diversos distritos del sur de Madrid y de otras poblaciones de la Comunidad.

El hecho es que la situación en esta Comunidad es desastrosa, porque apenas ha tomado medidas efectivas contra la propagación del virus, como contratar personal sanitario para la atención Primaria que está por los suelos, rastreadores, etc. Eso sí, está construyendo un nuevo hospital a pesar de que el Consejero de Sanidad dice que no hay médicos. Un hospital sin médicos ¿para qué? ¿sólo les interesa beneficiar a las constructoras?.

En este contexto, en el informativo de las 14 de hoy, entrevistan al Consejero de Sanidad y le preguntan por las medidas de orden público que se van a tomar para garantizar el confinamiento que, como es obvio, no son de su competencia. Le podrían haber preguntado por las medidas que no ha tomado, debiendo haberlo hecho, o podrían haber preguntado al Colegio de Médicos si es verdad, como dice el consejero, que no hay médicos para contratar.

De lo que se trata, es de desplazar el relato hacia la posible irresponsabilidad de los ciudadanos, en lugar de hablar del problema real que es que la Comunidad de Madrid no está tomando medidas sanitarias imprescindibles, que sí son de su competencia, como han hecho otras comunidades.