El PSOE huye hacia la derecha

Al PSOE no le sienta bien el progresismo. Se formó, en la transición, con el modelo de Conservadores y Liberales del sXIX que se turnaban en el poder, y así aguantó casi 40 años simulando que dulcificaba las políticas neoliberales de PP.

La jugada de Sanchez, planificada por Iglesias, del gobierno de coalición, creo que no durará mucho, por supuesto que no llegará a las próximas elecciones generales. Sánchez está girando hacia la derecha, negándose a aceptar las indicaciones de la OCDE, el FMI y otros organismos económicos derechistas, de subir los impuestos a los ricos y preparando más impuestos regresivos (ahora disfrazados de peajes), cuando la Constitución dice que deben se progresivos y cuando las familia están soportando el 75% de la presión fiscal (muchos más datos sobre la injusticia de nuestro Sistema Fiscal, pinchando aquí). Subir los impuestos “a la colombiana”, nos pueden convertir en Colombia, no en Venezuela como dice la derechona.

La cosa es que la reformas laborales de Zapatero y Rajoy siguen ahí, las leyes “mordaza” siguen ahí, los deshaucios seguirán porque Ábalos se niega a controlar los precios de los alquileres que imponen los fondos buitres y las “ayudas” europeas, parece que irán a donde siempre, a los bolsillos de los que más tienen.

En esta situación, el gobierno de coalición puede acabar como el que se formó en Andalucía entre Susana Díaz y IU, porque el PSOE no puede romper con las medidas neoliberales demostrando una vez más que su cúpula es de derechas.

La salida de Iglesias del gobierno se puede entender de esta manera y Sánchez sin Iglesias tiene poco futuro, porque se lo comerán sus ministras más derechistas (Robles, Calviño, Montero, …) y porque ya cometió grandes errores, como cuando vino crecido de Davos y pretendió liderar el apoyo europeo a Guaidó.

El exministro Borrell y hoy “ministro de Exteriores” en la Unión Europea, con su “aportación” de pedir a Biden que haga de mediador en el conflicto de Judios y Palestinos, cuando ya salió en los periódicos su apoyo a los bombardeos de civiles, blanqueando, por tanto, esos crímenes de guerra y protegiendo a un estado militarista, fundamentalista religioso (gobierna la ultraderecha judía), terrorista y racista, es otra muestra del “progresismo” del PSOE.

Alfonso Guerra cargando contra la izquierda es otra muestra de este extraño y un tanto incomprensible partido.

Un reciente artículo en elDiario.es con declaraciones de Yolanda Díaz pone en duda todo esto. Me gustaría equivocarme.

Sn . Isidro labrador, pájaro que nunca anida

no pegues más al chiquillo, que ya apareció el peine

Esta oración me la enseñó el cura etarra con el que compartí pensión, el curso 1969-70, cuando estuve de maestro en un pueblo no lejos de los Picos de Europa y cerca de San Sebastián de Garabandal donde, en los primeros sesenta, se apareció la Virgen repetidas veces a varias niñas.

El trabajo de la Virgen fue una gran promoción para el pueblo, que no tenía ni carretera de acceso, y como consecuencia de aquello, vinieron los americanos, compraron muchas de sus casas abandonadas y las pusieron como nuevas. A las niñas, tampoco les fue mal, se casaron con norteamericanos.

En esa zona, nadie se creyó que los americanos llegaron a la Luna, porque todo el mundo sabía que la Luna, unas veces está y otras no está y se hincha y se deshincha.

Ayuso trata de engañar a los madrileños

La Revolución Francesa (1789) proclamó la República con tres lemas: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Esto lo consiguieron la burguesía y el pueblo luchando contra la aristocracia y la iglesia.

En el siglo XIX, la burguesía asume el poder con el lema de Libertad, los otros dos los asumen lo trabajadores, a los que la burguesía explota, como antes hacía la aristocracia, y trata de implantar la democracia de los ricos -como en la antigua Grecia se implantó la de los ciudadanos, ya que los esclavos, que eran mayoría, no contaban-. En la democracia liberal burguesa, votan los propietarios. En la España del XIX, la Iglesia se resiste porque no quiere ni esa.

Ahí quiere volver Ayuso cuando reclama la libertad, no de disfrutar de los derechos básicos, sino de comprarlos. Las necesidades básicas como negocio. Sus tonterías de tomar cañas no las tendremos en cuenta porque lo hace para distraer.

Por eso, Madrid, que es la comunidad española más rica, es la que menos (% del PIB) invierte en Sanidad y Educación públicas. Porque los ricos se la pueden pagar y los demás que no aprendan mucho y que mueran cuanto antes para poder mantener el privilegio de las élites.

El hospital Zendal vuelve al modelo hospitalario del XIX, con grandes salas y camas a los dos lados. Hacía muchos años que no veíamos este modelo. El Sistema Sanitario público de la democracia construyó hospitales con habitaciones que primero eran para tres pacientes, luego fue para dos y cuando el sistema privado implantó la habitación individual, mejorando la habitabilidad, aunque no el sistema sanitario, la pública llegó a hacer lo mismo.

Ayuso, con el Zendal, vuelve al sistema antiguo, ya no hay habitaciones. Claro que esto es para pobres (los hospitales de la Caridad), porque los ricos irán a la privada. La única ventaja es que este tipo de construcción es mucho más barato y a los recursos humanos si se averían les colocarán allí, en el almacén. Las herramientas que se almacenan no tienen derechos, son recursos aunque sean humanos, no son ciudadanos ni tienen libertad. Almacenados en el Zendal, que queda lejos, por lo menos darán poca guerra.

Mientras tanto, en plena campaña electoral sólo habla, cuando no le pueden hacer preguntas, de la libertad de tomar cañas y otras tonterías, porque de políticas que beneficien a la mayoría no sabe nada.

Por fin, ya ha dicho que para ella la Libertad es hacer lo que le dé la gana, pero con la libertad de ella, nosotros vamos jodidos.

La ultraderecha usa los mismos métodos que ETA

La ultraderecha española tiene una tradición de terrorismo de muchos años. La ejerció en la República, hasta participar en el golpe de estado, la ejerció en la dictadura y causó muchos muertos en la transición, tratando de impedir la consolidación de la democracia.

Es bien conocido el asesinato de los abogados de Atocha, que Juan Antonio Bardem retrató en “7 días de enero” y otros muchos asesinatos como el de la estudiante Yolanda González, el 1 de febrero de 1980, por un comando dirigido por Emilio Hellín. Los que vivimos esa dura etapa comprendimos la complicidad de la policía y parte de la judicatura y la pasividad de los gobiernos, como prueba que el torturador Billy el Niño haya muerto con todas sus medallas pensionadas.

Hellín huyó al extranjero aprovechando un permiso penitenciario, como Lerdo de Tejada -de la banda de Atocha-, y, años más tarde, hemos podido comprobar la larga y estrecha colaboración del primero con la policía tras cumplir una corta condena.

Las recientes imágenes de Pablo Iglesias con una diana en la cara, son idénticas a imágenes antiguas en el País Vasco, y las recientes cartas con balas son amenazas de muerte propias de organizaciones terrorista y/o mafiosas

Es curioso que el PP y Cs sigan condenando a la organización terrorista desaparecida y gobiernen con la actual. Parece cinismo.

Sobre todo cuando VOX reivindica el terrorismo de la ultraderecha realizando un mítin en el Parque Yolanda González de Aluche, así llamado en homenaje a esta luchadora por la democracia. Allí han ido, suponemos que a celebrar el asesinato, y vamos a tener problemas si este gobierno no toma medidas contra los ultraderechistas que pueblan los ejércitos y las fuerzas que están empezando a ser de Inseguridad, como parece indicar la carta con balas al Ministro de Interior y a la Directora de la Guardia Civil.

El profesorado ¿Tendrá que financiar los exámenes de los alumnos?

En El País de hoy se cuenta como la dirección de un instituto de Móstoles ha comunicado al profesorado que pondrá un sobre en secretaría para que depositen el dinero que consideren para ayudar a los alumnos a pagar el examen de acceso a la universidad Rey Juan Carlos.

No cabe duda de que en la Comunidad de Madrid se están aplicando políticas «imaginativas», incluso insólitas. No se conocen aún empresas que pidan a sus trabajadores que paguen parte de las materias primas o la maquinaria. Pero todo se andará.

Esto después de solicitar a la universidad que ayudara a los menores más desfavorecidos que no podrán pagar las tasas del examen y a la Consejería de Educación por el tema de la tasa del título de Bachiller, en ambos casos con resultado negativo. La universidad contestó que esa tasa la establece la Comunidad de Madrid.

Esta es la LIBERTAD de elegir de Ayuso, sólo para los que la puedan pagar.

El problema empezó cuando Esperanza Aguirre recortó el presupuesto de las universidades públicas, obligándolas a subir sus tasas que, en este momento, son las más caras de España, junto con las de Cataluña. Por supuesto que las privadas son aún mucho más caras.

Como vemos, la gratuidad de la enseñanza pública no llega ni al Bachiller y los de la Libertad no están muy interesados en que vayan a la universidad otros que sus hijos.

Que el equipo directivo del instituto tome esa medida, en vez de otras muchas posibles, puede indicar que quiere ocultar el escándalo a costa del profesorado.

En el mismo artículo, se explica como, según el informe de Cáritas, en la Comunidad de Madrid la desigualdad entre el 20% más rico y el 20% más pobre era en 2019 la más alta de España y sigue creciendo.

Estos son los resultados de las políticas de Esperanza Aguirre y sus ranas, que se envuelven en la bandera y cantos a la libertad para ocultar la corrupción y las medidas más injustas. Alguien dijo que la bandera es el último refugio de los sinvergüenzas.

Los grandes medios se retratan

Tras el desastre del debate electoral de la SER, en el que la veterana Ángels Barceló decidió suspenderlo antes que expulsar a la provocadora de VOX, los demás grandes medios han decidido cancelar los suyos.

Si los grandes medios saben que aquí no se puede expulsar a la ultraderecha, como hacen importantes países europeos, como Francia o Alemania, nos están diciendo quién manda en la economía.

No pueden decir que lo hacen para mantener las reglas democráticas, porque los grandes medios, incluidos los públicos, no lo son, porque no respetan los intereses de sus audiencias, sino los de empresarios y anunciantes, y prefieren la “equidistancia” de “este dice esto y aquel dice lo otro”, que no es noticia, sino “cotilleo”, antes que analizar y exponer la verdad. Están propagando las continuas mentiras de la derecha porque es lo que permite mantener los privilegios de los poderosos.

Los grandes medios españoles no son medios informativos sino difusores de propaganda y, por eso, son campeones en descrédito en los países europeos (investigación de universidad de Oxford). Por eso, están todos en pérdidas, que pagan empresarios y banqueros porque saben que la publicidad, aunque se disfrace de información, se paga.

Resumiendo, en esta campaña no habrá más debates porque la única defensa de este sistema injusto es la desinformación y la propaganda. El PP no puede debatir porque sus políticas son injustas y su gestión desastrosa, VOX sólo está interesado en provocar para conseguir protagonismo y Ciudadanos pide lo imposible: buenos servicios y bajos impuestos.

Esto, mas que una “democracia plena”, parece el cortijo de la derechona.

La ser es lo que es

Un medio más, en el conjunto de los grandes medios españoles, que carecen de credibilidad para sus audiencias (investigación de la Universidad de Oxford), porque se pliegan a los intereses de los grandes accionistas y anunciantes, en contra de las necesidades de las personas a las que dicen dirigirse.

Si en un debate, una persona insulta, habrá que sacarla del debate antes de que se tenga que ir el insultado. Como la presentadora no lo hizo y las redes sociales empezaron a hervir, los representantes del PSOE y Más Madrid, una hora más tarde, también se tuvieron que ir porque se dieron cuenta que estaban haciendo el ridículo. Lo debieron hacer antes, pero parece que son un poco lentos.

La experimentada presentadora, comprendió entonces que quedarse con Ciudadanos y la insultona no le venía bien y prefirió suspender el programa.

Al presidente Trump, tres cadenas televisivas le cortaron la señal en pleno discurso por temas como este, ella no fue capaz de cerrarle el micrófono a la candidata de ultraderecha.

Tampoco la ministra de Defensa les para en los ejércitos y prefiere mirar hacia otro lado. Quizá por eso no le han mandado las balas de rigor.

Se está cerrando el círculo. Salimos del franquismo y, tras dar un rodeo, vamos al fascismo.

Si no lo remediamos nosotros, porque los grandes medios apoyan esa ruta y veremos como se porta el ministro que, siendo el responsable de la policía, ha recibido el mensaje de plomo.

Votar consecuentemente en las elecciones es imprescindible, aunque quizá insuficiente.

Los muñecos no razonan y no deberían gobernar

En un país lejano -así solía empezar Tábano sus historias-, mandaba una muñeca del desfasado modelo Trump, fabricado por Neoliberal Group, manejada por un viejo ventrílocuo fracasado y patrocinada por un grupo de “consejeros” y “empresarios” que conseguían grandes beneficios con ese juguete.

Todo era un desastre porque la muñeca gobernaba de manera imprevisible y errática y descolocaba incluso a otros muñecos de su mismo modelo.

Además, su gobierno salía carísimo porque, como no podía gobernar, subcontrataba todo, generalmente a grandes constructoras, para que ejecutasen sus demandas fueran de sanidad, educación, transportes o cualquier otro tema y, como consecuencia, estaba todo fatal.

Cuando llegaron las elecciones, la muñeca no podía participar en los debates, porque solo estaba programada para decir simplezas y mentiras y trató de impedirlos …

Cómo no lo consiguió, tuvo que participar en el primero y principal (en varias cadenas de TV) y entonces descubrimos que aparecía otra muñeca mucho más agresiva, que incluso defendía las acciones violentas, porque sus ventrílocuos estaban armados y atacaban todo terrorismo que no hiciesen ellos mismos.

El siguiente debate, en un medio de postín, tuvo que interrumpirse porque la muñeca de los armados se negó a condenar las amenazas a varios ministros y exministros, basadas en el envío postal de balas típico de las repúblicas bananeras -curiosamente, la ministra de Defensa, no recibió tal regalito- y la mayoría de los participantes se negó a seguir debatiendo con ella porque sólo estaba programada para insultar.

¿Cómo se puede permitir un partido que defiende el terrorismo? Porque amenazas con balas procedentes de armas militares, sólo pueden buscar aterrorizar.

Curiosamente, el principal partido de la oposición, que siempre acusa a los otros de apoyar a un grupo terrorista desaparecido hace años, gobierna en varias comunidades con este partido que defiende el terrorismo actual.

También resulta curioso que, en ese extraño país, en el que a muchos de los que mandan les manejan intereses ocultos (más o menos), aún hay políticos que consideran que es una democracia plena y no hacen nada para erradicar ni la violencia ni el engaño.

La estrategia desinformativa de RNE

Ayer vimos como en el informativo de las 8 hablaban de la II República sin mencionar el golpe de estado, pero mencionando el libro de Ángel Viñas titulado “El gran error de la República”. El truco de mencionar sólo el título, sin más explicaciones, en el contexto aún bastante extendido de la narrativa franquista, permitía pensar que el error había sido la propia República.

La misma operación se repitió en el informativo de las 14h, lo que indica que era una estrategia desinformativa.

Afortunadamente, elDiario.es publicó una extensa entrevista con el historiador y economista, en el que desmonta la propaganda franquista y explicita que el error de la República consistió en no desarmar el golpe de estado cuando aún estaba en preparación.

Otros periódicos, nada sospechosos de izquierdismo como El País, publican artículos de otros historiadores solventes, como Julián Casanova, que titula “La Segunda República, un sueño democrático que se proclamó hace 90 años sin violencia” donde describe la enorme aceptación popular de la proclamación y todos coinciden en que fue un intento de modernizar España al nivel de otros países europeos, que la oligarquía caciquil, religiosa y militarista no pudo soportar.

Que el relato franquista con el que nos han deseducado, siga apareciendo en muchos medios españoles incluídos los públicos, retrata la ínfima calidad de esto que llaman democracia.

Los “informadores” de RNE no se quieren enterar

Una máxima del periodismo era: “si unos dicen que es de noche y otros que es de día, abre la ventana”. Ahora, como ya no se hace información, sino propaganda, se utiliza la equidistancia que favorece a los que mienten.

http://www.carmenvan.es/

En el informativo de las 8 se ha hablado de la República, ya que era su aniversario, y se han mencionado algunos estudios sobre ella, entre ellos “El gran error de la República” de Ángel Viñas, sin explicar la teoría de Viñas, con lo que, en el contexto del discurso franquista, se entiende que la República fué un error. Eso no es lo que dice Viñas, el error, según él, fue no desarticular el golpe de Estado que se preparaba. Pero en este informativo, el golpe de Estado ni se mencionó, como es propio del discurso franquista.

Menos mal que a las 8:30, tocaba entrevista con el ministro de Consumo y, al final, hubo que preguntarle por la efemérides y Alberto Garzón hizo un breve pero brillante análisis de la historia de los últimos 200 años en España, de la posición permanente de la derecha y de su golpe de Estado para acabar con la República. Tuvo que ser el invitado el que informara con claridad y pusiera las cosas en su sitio.

El “periodista” no tuvo fuerzas para abrir la ventana y comprobar la información.