Pepa Bueno a por la medalla Policial

Tras las numerosas medallas policiales que el ministro de Interior anterior concedió a diversas vírgenes pidiéndoles apoyo, Pepa Bueno, desde la SER, reclama lo suyo.

Desde las ocho de la mañana ha estado clamando en defensa de la Guardia Civil atacada en Alsasua, en un bar de copas a altas horas de la madrugada.

Este incidente ha sido calificado de terrorismo por la Audiencia nacional, lo que el magistrado emérito del Supremo Martín Pallín ha calificado de “sobreactuación judicial”, porque “El Derecho no está para crear conflictos, sino para solucionarlos”, al tiempo que defiende que la Audiencia Nacional nunca debió asumir la investigación abierta por una juez de Pamplona, por los delitos de lesiones y atentado a la autoridad. También el gobierno de Navarra ha criticado esta calificación.

Según parece, en este momento, gran parte de la población de Alsasua repudia a la Guardia Civil. Esta situación no debiera de chocarnos porque sabemos los excesos de las fuerzas represivas en el País Vasco y Navarra durante el franquismo y más tarde con Inchaurrondo y el Gal.

En democracia, lo que llaman Fuerzas de Seguridad deben estar al servicio de los ciudadanos, pero la historia de este cuerpo, cada vez más militarizado, no destaca por esa dedicación, más bien por la defensa de los caciques de turno (cine y literatura dan buenas muestras de esto).

Si una población no quiere un cuartel de la Guardia Civil deberían llevárselo a otro lado. Pero desde la Ley Mordaza está claro que este gobierno lo que necesita es tener amedrentado al personal para poder seguir ejecutando políticas económicas que trasladen las rentas del trabajo a los bolsillos del capital.

Todo esto, el mismo día en que El País titula: “El fiscal denuncia a 137 guardias civiles por cobrar facturas falsas”.

Sobre el respeto a los muertos

Un columnista de Público.es titula hoy: “La muerte no blanquea el pasado sino sólo los sepulcros” y termina con una frase de Voltaire: “A los vivos se les debe respeto pero a los muertos sólo la verdad”

Justo lo contrario de lo que está haciendo el partido de la corrupción. Había que ver a Rafael Hernando el campeón de los linchadores acusando a sus contrarios de su propio vicio sólo porque se negaron a rendirle un homenaje a una persona que, además de corrupta, ni siquiera pertenecía a esa cámara.

Había que ver a a la cúpula del PP llorando lágrimas de cocodrilo por una persona a la que ellos mismos han tenido que echar del partido y por la que sienten la alegría de la desaparición de alguien que sabía muchas cosas y ya no podrá contarlas.

A Susana Díaz ¿cómo no? Pidiendo respeto para la finada (una cosa es el respeto y otra el homenaje), ella sabe lo que tiene en casa y siente empatía corporativa.

El PP respeta mucho a las personas cuando no lo son: antes de nacer y después de morir (si son de las suyas, no las de las cunetas). Mientras viven simplemente se limita a explotarlas. Esa es la dialéctica de clase: la de explotadores y explotados.

La cámara de representantes no ha hecho ningún homenaje a las víctimas de las políticas causadas por sus leyes. Las víctimas de la crisis: desahuciados, muertos por la pobreza energética, muertos por los recortes sanitarios, por el hambre …

Así está el Poder Legislativo. Del Judicial, mejor no hablar.

Qué pinta el ejército en la apertura de la Legislatura

La Constitución dice que el Rey es el Jefe de las Fuerzas Armadas, pero hoy el Rey ha presidido de paisano el acto inaugural de la Legislatura. ¿Lo podemos imaginar en el mismo acto vestido de militar?

¿Qué hacían las tropas en la calle?. Siempre que hay un acto importante en el Congreso o se rodea de vallas para que no se acerquen los ciudadanos o se lleva el ejército. ¿Para qué? ¿Para que se note quien tiene el poder?

Nos han engañado. La transición no ha sido en democracia, esto es postfranquismo. La presencia del ejército en la inauguración de la legislatura sólo se puede entender como un vestigio del franquismo y entonces representaba el poder de los golpistas.

Habría que revisar el papel en la España actual del ejército. Ahora lo llaman Defensa y Seguridad, ¿podemos preguntarnos para quién?. A los españoles todo eso nos cuesta mucho dinero (ni sabemos cuánto porque sus partidas se esconden por varios apartados de los Presupuestos Generales) y no parece que nos reporta ninguna seguridad ¿de quién nos defiende ahora?.

El Ejército está actuando en el extranjero para defender los intereses de las grandes empresas españolas, precisamente las que menos impuestos pagan. Y nosotros a pagar y a callar.

Quizá sea este el mensaje de la presencia de las Fuerzas Armadas frente al poder Legislativo.

La información de García Ferreras

Antonio García Ferreras. Licenciado en Periodismo y Ciencias Políticas. Profesor de Periodismo en la Universidad Juan Carlos I. Director de La Sexta y Jefe de Informativos de la misma. Presentador de la tertulia “Al rojo vivo”.

En la tertulia de hoy, en hora de máxima audiencia, sobre las 14 horas, se estaba hablando de Trump ¿cómo no? Y el presentador le calificaba repetidamente como “el hombre más poderoso del planeta”(esperemos que no lo sea también de Planeta, accionista mayoritario de Atresmedia y, por tanto, de la Sexta).

¿Es verdad que los presidentes de EEUU son los hombres más poderosos del planeta? Cualquier bobo podría pensar que es así. Pero un licenciado en Periodismo y Políticas no se puede creer eso. Esperemos que no sea este discurso el que suelta en la universidad.

No hace falta estudiar mucho para saber que hay varias decenas de personas del mundo de la banca y las finanzas con capacidad para decirle al presidente de EEUU lo que tiene que hacer. Lo vamos a ver muy pronto. Coca Cola y otras grandes empresas le han mandado hoy mismo una carta a Trump diciéndole que no se le no se le ocurra suspender los tratados tipo TTIP como había prometido.

¿Por qué Ferreras le ensalza de esta manera? Simplemente para hacer más comercial su propia información, está vendiendo información y la calidad de la mercancía no tiene especial relevancia en esta sociedad de consumo.

Hacer creer que un político tiene más poder que un banquero es necesario para poder decir que hay democracia, pero es mentira.

Los informativos de García Ferreras son los de más audiencia en este momento. Así está el país.

La dictadura de la oligarquía financiera

Poner a tontos o abúlicos como presidentes de gobierno parece ser la estrategia actual de los que mandan.

Las elecciones y los presidentes contribuyen al mantenimiento del teatrillo de la “democracia”, mientras los poderosos toman las decisiones político-económicas que garantizan el flujo de los dólares del mundo del trabajo a las esferas del capital.

Los presidentes son meros testaferros. Simplemente los encargados de mantener el orden, como en las fábricas. ¿Cuantas promesas electorales ha cumplido Obama? Guantánamo sigue allí y los Derechos Humanos desaparecidos. Obama ¿ha sido un buen presidente? Ha ido ampliando el desastre que dejó Bush cuando destrozó Iraq y Aganistán. Ha continuado el destrozo en Siria y participado en golpes de estado como los de Honduras o Egipto.

¿Qué nos importa quien sea el presidente de EEUU? Si los que mandan son los presidentes de las grandes corporaciones.

Es bochornoso que en España siga gobernando el partido mas corrupto, pero es la lógica del capitalismo salvaje. Ahora vemos que en el Imperio están peor (?) que nosotros, han “elegido” un presidente con el perfil del calamitoso Bush hijo.

Y esto no es nuevo. Empezó en los años 70 con el “Memorando confidencial” de Lewis F. Powell, la Trilateral, el neoliberalismo … y ha continuado con la OTAN, la Unión Europea, los tratados de Libre Comercio, etc. La finalidad de estos organismos es debilitar la Democracia y lo están consiguiendo.

El que siga creyendo en las instituciones “democráticas” o es un interesado en sacar provecho económico de ellas (léase corrupto) o es tonto del culo.

El PSOE y los intereses del mundo financiero

Hace unos días, José Antonio Pérez Tapias, miembro del Comité Federal del PSOE y decano de Filosofía en la Universidad de Granada, publicó un artículo en Público.es cuyo título describía la trayectoria de su partido durante la transición: “El errar del PSOE desde la simulación al disimulo“.

El domingo, Pedro Sánchez se desahogó con Évole y denunció las maniobras de empresarios y medios de comunicación (y propaganda) para impedir un gobierno de izquierdas, poniendo en evidencia la complicidad de los barones en la maniobra.

Ayer el barón aragonés Lavier Lambam le dedicó unas palabras irritadas y bastante insultantes, argumentando que lo que tenía que hacer para salvaguardar su dignidad era callarse e irse a su casa; lo que muestra el concepto de dignidad del político aragonés.

Esta mañana, tertulianos de la SER (del grupo PRISA, otro de los implicados), seguían atacando a Pedro Sánchez, quizá con el fin de seguir manteniendo su puesto de trabajo.

Ayer, Alberto Garzón, en su blog, resumía así la situación del PSOE y de los españoles en general:

Unos meses después de las elecciones de diciembre, Pedro Sánchez denunció que estaba recibiendo presiones del mundo empresarial –de las grandes empresas, para ser más exactos. El objetivo de esta presión era evitar que Unidos Podemos (entonces por separado) pudiéramos tener influencia en el futuro Gobierno. Las presiones tuvieron éxito y Sánchez pactó sólo con CS. Eso le permitió prolongar su mandato al frente del PSOE. Tras las elecciones de junio finalmente las grandes empresas le cortaron la cabeza a Sánchez, que parecía querer explorar ahora lo que entonces no le dejaron. Ayer Sánchez reconoció –otra vez- esas presiones y señaló a Felipe González y Susana Díaz como las correas de transmisión. Tiene su importancia, siendo él quien lo dice y escuchándole medio país. Pero la conclusión es rotunda: el PSOE como estructura es, y a pesar de estos conatos de rebeldía, un instrumento más de la oligarquía de este país. Por eso es presidente Rajoy.