Te recuerdo Amanda

Te recuerdo Amanda / La calle mojada / Corriendo a la fábrica / Donde trabajaba Manuel.

Hoy hace 45 años que murió Víctor Jara en el estadio de futbol de Santiago de Chile. Le torturaron durante varios días, le cortaron las manos para que no volviese a coger la guitarra, se encontraron 45 balas en su cuerpo.

La sonrisa ancha / La lluvia en el pelo / No importaba nada / Ibas a encontrarte con él / Con él, con él, con él, con él, con él.

El viernes, Ferreras en la 6ª nos regaló un estupendo programa “Inmatriculaciones”, recordándonos como la Iglesia Católica nos miente y nos roba incumpliendo sus propios mandamientos. Magnífico ejemplo de televisión de servicio público en una empresa privada. Fue un regalo porque no es eso lo que nos suele dar ese grupo económico y resulta sorprendente.

Ayer, TVE2 nos regaló una bonita película francesa, “Las chicas de la 6ª planta”, en la que nos cuentan con humor y cariño la vida de las emigrantes españolas de los 50-60 en París trabajando de sirvientas de la burguesía francesa. Sus amores y sus dolores. ¿Otro guiño del ente público?

Son cinco minutos / La vida es eterna en cinco minutos / Suena la sirena / De vuelta al trabajo / Y tu caminando / Lo iluminas todo / Los cinco minutos / Te hacen florecer.

La voz y la música de Victor Jara, nos recuerdan como una hermosa canción de amor puede teñirse de tragedia por obra y gracia de la bestia militar.

La disyuntiva “pan o bombas” es una falacia. Toda industria tiene la posibilidad de reconvertirse; la industria de la guerra irá siempre contra el pueblo y dará menos pan que sufrimiento y muerte. El Alcalde de Cádiz, que hasta pone medallas a la Virgen, es un farsante, con esta frase defiende su propio puesto no el bienestar de la gente. La izquierda es otra cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*