Todas las entradas de: Admin

¿Aumentar la «inversión» en defensa?

Cuando al dinero le interesa una operación se llama inversión (término positivo) y si está en contra lo llamará gasto (término negativo). Por ejemplo, inversión en defensa frente a gasto social, sanitario o educativo. Así funciona el Capital, manipulando, entre otras cosas, el lenguaje.

Lo que llaman inversión en defensa es en realidad mayores beneficios para la industria armamentística y alimento para monstruos como la OTAN que viven de la muerte y el sufrimiento y que, gracias a la presidenta de la Unión Europea y a los ministros/as de defensa han resucitado a este animal, cuando estaba en parada cardiaca, para que siga atacando.

Sabemos que las armas no dan seguridad, como demuestran los frecuentes asesinatos entre la población de EEUU, que es uno de los países con más armas per cápita, deporte que lamentablemente ya se está contagiando a algunos países europeos.

Borrell, pasó de predicar la venta de armas a pedir la Paz en Gaza y ahora vuelve a apoyar a las industrias armamentísticas, él sabe quién manda en la Unión Europea y a quién tiene que obedecer.

Pedro Sánchez, en el mismo camino, reclama aumento del presupuesto de defensa. La manipulación del lenguaje (Biden llama error al Genocidio) ha supuesto cambiar en España los ministerios del ejército franquistas por el Ministerio de Defensa, pero ese ministerio a lo que se dedica es a defender los intereses de las grandes corporaciones en el este de Europa, Asia y África. Y pagamos nosotros, con nuestros impuestos, la Defensa de unas grandes empresas que o no tributan o lo hacen simbólicamente.

No hay que aumentar el presupuesto de “defensa”, hay que trabajar por la Paz, y los servicios sociales, que es lo que necesitamos en España y en la Unión Europea y, si fuera posible, luchar también contra la corrupción, porque es incompatible con la Democracia y ahora también con la Paz (ver los procesos pendientes de Netanyahu).

Pero esta no es la política del PSOE, que como dijo Krahe, Tú mucho partido pero ¿Es socialista, es obrero? ¿O es español solamente? Pues tampoco cien por cien si americano también. Gringo ser muy absorbente. Hombre blanco hablar con lengua de serpiente”.

Y la “izquierda transformadora”, dice que suma pero parece que se desliza hacia el verde aunque, como sabemos y vemos en varios países europeos, en política el rojo integra al verde, pero el verde excluye al rojo. La banca gana, así es esto que llaman democracia.

Nos mean y dicen que llueve.

Iglesia, Estado y sus medios de propaganda

Cuando sólo la mitad de los españoles se declaran católicos y el 20% de estos “católicos practicantes”, TVE nos obsequia con una programación de Semana Santa como las de la Dictadura. Algo parecido hace RNE (que no es “La radio de todos”, por mucho que lo repita) cuya noticia principal de estos días es si saldrán las procesiones.

La interdependencia Iglesia – Estado, junto con el Ejército fueron los apoyos principales de los Austrias y los Borbones, lo mismo pasó con la dictadura franquista. Ahora Margarita Robles ofrece a la OTAN otra base militar más, la tercera tras Cartagena y Rota. España guardián en el Mediterráneo de los intereses norteamericanos. Parece que el PSOE ha pasado de “OTAN de entrada, no” a “OTAN, a tope”, pero seguirá siendo de “izquierdas” (al menos para El País).

Por cierto, El País abre hoy su portada con las declaraciones del primer ministro polaco diciendo que estamos en época de preguerra. No está mal como amenaza.

La Iglesia y el Ejército siempre se han servido del miedo para obtener beneficios.

El complejo industrial-militar gana, la democracia huye despavorida.

Esta Europa, NO

Fernando Luengo, profesor de Economía Aplicada en la UCM, describe y critica, con este mismo título en La Marea, una Unión Europea que no beneficia a los europeos, sino a una minoría bien situada: los de siempre.

Su análisis económico pone en evidencia los intereses que manejan las directrices políticas que impone a los países miembros y su falta de respeto a los derechos humanos, tanto en el conflicto de Ucrania como en el genocidio de Gaza.

Con vista a las próximas elecciones, propone un “giro radical de 180 grados en la dinámica europea” y una serie de medidas para cambiar “sus parámetros fundamentales” tanto en la UE como en el Banco Central Europeo.

Hace años, Varoufakis tras su desgraciada experiencia en los círculos de poder de la UE como ministro griego de Economía, que CostaGavras llevó al cine en 2019 con el título “Comportarse como adultos”, lo dijo bien claro: Transformar o destruir.

¡SOS! La Unión Europea se rearma

¿Desaparecerán los servicios públicos?

Durante mucho tiempo pensábamos que si la UE fuese un país, no podría pertenecer a la UE por falta de democracia. Ya hemos visto que no. Ahí está la Hungría de Viktor Orbán, se está esperando el ingreso de Ucrania y no tardaremos en ver el del Vaticano.

La UE depende de la OTAN para su defensa porque EEUU, que fue su impulsor, la prefiere como colonia. Por eso, como lleva años diciendo la OTAN, hay que aumentar el presupuesto en defensa, porque lo manda el poderoso “complejo industrial-militar” y lo chamullan los principales candidatos a la Presidencia de EEUU.

Borrell, que es muy listo, ya lo había pillado hace tiempo y (aprovechando el conflicto de Ucrania), antes de clamar por la paz en Gaza, ya estaba pregonando la necesidad de aumentar los presupuestos de defensa. La paz armada no es fácil de entender pero, con la ONU de vacaciones o quizá secuestrada, así lo predica el temible “complejo”.

La UE, pasada la pandemia, ya está de nuevo reduciendo los porcentajes de déficit que impone para sus países socios, pero “quién hizo la Ley…” y el gasto armamentístico no se incluye en esos porcentajes.

Aquí, ya sabemos que uno de los objetivos principales de estos límites porcentuales es debilitar los servicios sociales y aumentar el gasto armamentístico no nos cae bien. Pero para eso están los Medios de des-Información, RNE y muchos otros medios ya están avisando del peligro de una Tercera Guerra Mundial.

Sabemos que desde la existencia de las armas nucleares, las guerras mundiales no tienen sentido, porque en una confrontación nuclear nadie está a salvo y tener armas o no, como España no es una potencia nuclear, no nos resulta fundamental. De hecho, las que tenemos las utilizan mayormente en el exterior, en “compromisos internacionales” que no sabemos bien para qué sirven, porque en las cosas de la guerra (como en las finanzas de las grandes corporaciones) el secreto es fundamental.

Un sistema político-económico como el que sufrimos, sólo se soporta por el miedo y como eso del purgatorio que predicaba la Iglesia, ya nadie se lo cree, los medios de des-Información, con discursos más modernos, predican la amenaza nuclear.

Esto es lo que hay (mientras no nos pongamos de acuerdo en algunas cosas).

El Gabinete de Ayuso amenaza a elDiario.es

Os vamos a triturar. Vais a tener que cerrar. Que os den. Idiotas” (MAR)

Miguel Ángel Rodríguez (MAR), jefe del gabinete de Ayuso y antes jefe de comunicación en el gobierno de Aznar, también conocido por comportamientos poco ejemplares (dios los cría y ellos se juntan, decía mi abuela), insultó a una periodista de elDiario.es y les amenazó gravemente por la información que se está publicando en este periódico sobre el caso de la pareja de Ayuso.

El director, Ignacio Escolar, lo cuenta en el boletín para suscriptores. Ahí se ve el concepto de libertad de MAR y de su jefa. Veremos si alguien dimite.

11M, XX Aniversario

Ese día me levanté, como siempre, poco antes de las 8 y, mientras desayunaba, puse el informativo de RNE, como de costumbre. Ahí empecé a percibir el desastre.

Lo primero que sentí fue incredulidad ante la atribución de los atentados a ETA. Soy de Cantabria, junto al País Vasco, hice la mili en Vitoria y San Sebastián en los tiempos difíciles. En diciembre de 1970 fue el Proceso de Burgos, con sus múltiples condenas a muerte, y en Enero de 1971 me vistieron de militar en Vitoria. Durante casi dos años que me tuvieron de uniforme hubo muchas manifestaciones (eran tiempos de reclamaciones laborales y políticas) y, aunque la policía disparaba al aire, muchas veces caía alguien muerto.

Unos años antes, en 1968, ETA había comenzado a matar. El primer asesinado: Melitón Manzanas, policía de la brigada político/social, que antes había estado en mi pueblo, parece que castigado por el cuerpo, y allí creó escuela de aficionados a la tortura. En la parroquia se celebró un funeral-homenaje.

En el curso 1969-70, trabajé en la escuela de un pueblo bastante aislado, en los montes de Cantabria y compartí pensión con el cura, un etarra destinado allí para “refrescar”. En la mili hice muchos amigos vascos y siempre he seguido la información sobre el terrorismo etarra, como de otros fenómenos sociales y políticos importantes.

El 11M, cuando vi que RNE no me valía, pasé a la SER para escuchar a Gabilondo, que estaba culpando a ETA porque en momentos así había que estar con el Gobierno. Me quedé de una pieza. Yo tenía claro que esos atentados no llevaban la marca de ETA y él, mejor informado que yo, no lo aceptaba.

Cuando Otegui compareció diciendo que ETA no había sido, hasta Gabilondo hubo de aceptarlo. Ahora me entero de que, horas antes, Otegui le había telefoneado, pero el periodista no cogió el teléfono. Por mi profesión de enseñante sé que la mente no acepta información cuyas consecuencias la persona no pueda asumir.

Gabilondo estaba con el Presidente del Gobierno, que ya había mentido en Las Azores y el 11M estaba intentándolo de nuevo.

Veinte años después, los líderes de opinión de entonces resultan patéticos explicando, cómo pueden, aquella alineación con la mentira pero, a estas alturas, la mentira mediática abunda más que la verdad, porque las estrellas mediáticas brillan con el sol del capital ya que este sistema político-económico se basa en la propaganda. Por eso Información y Propaganda se enseñan en las mismas facultades universitarias.

El gobierno de Aznar mintió mucho porque muchos medios compraron sus mentiras. El PP, el partido más corrupto de Europa y más mentiroso, sigue mintiendo y acusando a los demás de mentir porque sus importantes medios le compran y se aprovechan de sus mentiras.

A esto, lo llaman Democracia plena. Nos mean y dicen que llueve.

Bajo el cielo de Gaza

Uno de los mayores valores del Arte es su capacidad para explicar la realidad. Hay muchos dramas humanos difíciles de entender y alivia conseguir entenderlos aunque sean inaceptables. Entender los problemas es el primer paso para resolverlos.

El genocidio de Gaza es uno de ellos y aún hay gente que no lo entiende. Un gravísimo problema, que tiene ya 75 años y que va a peor porque se siguen asesinando palestinos. Ya pasan de 30 mil los de la presente refriega.

“Bajo el cielo de Gaza”, es una obra de teatro escrita por Luis Matilla hace 10 años y, como muchas de sus más de 50 obras, se basa en hechos reales que aparecieron en los periódicos.

Un judío en Gaza trata de hacer teatro con adolescentes palestinos para procurar paliar los problemas mentales que les causa la tragedia. Una joven norteamericana se une al grupo para ayudarle en esta humanitaria labor.

Mientras preparan una representación de “Rebelión en la granja”, la realidad no deja de irrumpir en el teatro, y así vamos conociendo la problemática de estos chicos.

En la obra, el poder israelí acusa a algunos chicos de provocar disturbios. Lo que contaron los periódicos es que los extremistas árabes no toleraron que ese pequeño grupo fuera mixto, que estuviera formado por chicos y chicas. El profesor judío fue asesinado.

Por aquellos tiempos, cuando la construcción del muro, (por cierto, el de Berlín fue muy criticado, pero del sionista nadie se queja) también contó la prensa el asesinato de una chica norteamericana por una pala excavadora cuando trataba de impedir el derribo de unas viviendas palestinas.

Como es buen teatro, no se cargan las tintas en el drama. Luis Matilla, vivió en la dictadura con el Tábano, Juan Margallo, Moncho Alpuente, y muchos otros, que para hablar de temas importantes no hace falta dramatizar. El público lo entiende perfectamente. Aquí tampoco faltan las canciones y todo esto te ayuda a comprender el problema.

«Bajo el cielo de Gaza» es teatro necesario, pero como manda el Mercado, esta obra no la veremos en los escenarios. Afortunadamente, en 2014 ganó el premio ASSITEJ España y es fácil encontrarla en librerías.

Julian Assange mártir por la libertad de información

Publicó los documentos secretos que hablaban de los crímenes de los norteamericanos en las invasiones de Iraq y Afganistán, entre otros episodios que los grandes poderes quieren ocultar.

Por ello estuvo asilado unos años en la embajada de Ecuador en Londres, mientras era acusado de delitos falsos. El cambio de gobierno en Ecuador lo entregó a la “justicia” británica y esta puede entregarlo ahora a la injusticia norteamericana.

USA, el paraíso de las libertades (económicas, es decir, las de los ricos), no puede soportar que la verdad desnude su propaganda. Por algo no reconoce las leyes internacionales ni la Corte Penal Internacional y no podrá ser juzgado por su complicidad en el genocidio de Gaza, mientras se dedica a penalizar a todos los países que no le gustan, muchas veces con la complicidad de su colonia la Unión Europea.

Sus bloqueos económicos a Cuba, para evitar experiencias que no le convienen, y a Venezuela, cuando dejó de entregarles su petróleo, además de los numerosos golpes de estado militares en Latinoamérica (Chile, Bolivia, etc.) muestran su ejemplaridad democrática.

Los grandes medios no hablan de este ataque a la libertad de información, porque saben a quién tienen que obedecer. El mayor accionista de El País es un fondo norteamericano, del Washington Post el dueño de Amazón, del New York Times Carlos Slim millonario mexicano (amigo de Felipe González), que también tiene acciones en El País … Su misión es convencernos de que vivimos en un país libre, cuando los que son libres son los Grandes Capitales y sus dueños.

Otros, nos cuentan el gran deterioro del periodista por tanto aislamiento y la posibilidad de que no sobreviva o cómo se castiga con grandes penas por “delitos políticos” al periodismo que da información veraz y de gran interés para el público.

Y en España seguimos a la sombra de las leyes MORDAZA, mientras, esos grandes poderes, nos catalogan de democracia plena.