Archivo de la categoría: Educación

¡Que Justicia más rara!

Según dice Diario.es “El juez suspende la declaración como imputado de Pablo Casado porque el PP “desconoce” dónde está”

Un juez de Barcelona le imputa por bulos sobre la Educación en Cataluña y le cita para el próximo lunes. El funcionario de la Justicia madrileña, con la querella de la Generalitat, se desplaza a Génova 13 y le dicen que allí ya no tiene despacho.

Muchos españoles y españolas sabemos hace tiempo que Casado ya no pinta nada en Génova y algunos pensábamos que cuando un Juez cita a alguien podría ordenarle a algún ayudante que le pregunte a la Policía o a la base de datos del DNI, por ejemplo, dónde vive ese señor. Pero parece que la Justicia no funciona así.

Cada vez es más difícil saber cómo funciona la Justicia en España. Pero desgraciadamente, parece que funciona mal.

El ardor guerrero de Pedro Sánchez

Ante la campaña internacional de envío de armamento a Ucrania, auspiciado por la Unión Europea, quizá convenga reflexionar sobre algunos aspectos de ese conflicto:

– Las guerras no se solucionan aportando más armas, ese es su alimento y lo que permite aumentar la duración del conflicto, el sufrimiento de las personas afectadas y el número de muertos. Los conflictos bélicos se solucionan con negociaciones para conseguir la paz.

-Alimentar los conflictos aumentando el armamento es el negocio del complejo industrial-armamentístico que denunció el Presidente Eisenhower en su discurso de despedida del gobierno de EEUU en 1961.

-La Unión Europea es un organismo escasamente democrático que gobierna las políticas y presupuestos de sus países asociados, supuestamente democráticos, llevándolos a unas formas de comportamiento cada vez más autoritarios. Los fenómenos de corrupción que van apareciendo tanto en el Parlamento Europeo como en otros de sus organismos, explican y aceleran estas mecánicas antidemocráticas.

-El Banco Central Europeo es el modelo de cómo un organismo supranacional, que domina la economía de estos estados, está en manos de las élites económicas.

-Que Alemania tenga dudas de enviar sus tanques es comprensible, pero no hay que olvidar que la Revolución Naranja que produjo el Golpe de Estado que llevó al actual régimen de Ucrania, fue financiado, sobre todo, por EEUU y Alemania.

-Que una parte del Gobierno de España piense que tiene que ir en esta ruta que marca la Unión Europea, quiere decir que acepta el debilitamiento de la Democracia y la corrupción que produce dicho organismo.

-Que el gobierno de España siga enviando armas a ese conflicto, cuando hay enormes deficiencias en servicios sociales básicos como sanidad, educación, vivienda, alimentación, cuidados, etc. es que prefiere ese seguidismo fácil de las órdenes de los poderes económicos, que presionar para que la Unión Europea se convierta en mediadora para la paz entre EEUU, la OTAN y Rusia que son los verdaderos causantes del problema.

NO EN MI NOMBRE

Políticas criminales

Ana Isabel, in memoriam

«El cáncer no es una guerra que requiera de soldados. Ni es una lucha con victorias y derrotas. El cáncer es una enfermedad que requiere de inversión y de investigación. Pública y de calidad. Por los que se fueron y por los que vendrán»   Gabriel Rufián

Poner la salud al servicio de intereses privados, es decir, permitir que la enfermedad sea un negocio, es más propio de una organización criminal, que de un estado democrático.

Las cosas claras, por los que han muerto y por los que (casi todos y todas) estamos en peligro.

Los “olvidos” del CIS

Sabido es que la mayoría de las encuestas de opinión son mayormente propaganda, como es natural en cualquier empresa privada: el que paga manda; pero el CIS, que es un ente público es el más fiable porque tiene las muestras más amplias y, cuando no gobierna el PP, menor manipulación (lo que llaman “cocina”).

Claro que hay muchas formas de influir en los resultados y una, muy importante, es no preguntar sobre temas sobre los que se prefiere no tener opinión, de la misma forma que manipulan los medios con la idea de que “lo que no aparece, no existe”.

Algunos periódicos hablan hoy de que en la encuesta reciente sobre Tendencias Sociales del CIS, se pregunta sobre los partidos, el Parlamento, los sindicatos, el Gobierno, la Justicia, los medios de comunicación social y la Constitución, pero no se pregunta sobre la monarquía. Parece natural que se eche en falta esa cuestión, pero me llama más la atención que en un sistema político-económico como el que soportamos, en el que mandan más los poderes económicos que los políticos, no se pregunte por la Banca, el IBEX, la empresa, la Unión Europea, la OTAN… porque estas instituciones son las que condicionan la mayoría de las acciones del Gobierno, a pesar de no tener derecho a voto.

Resulta alarmante que, en esta situación en que el poder económico maneja al político, en los nuevos currículos de la reciente Ley de Educación, la Economía figure en Bachillerato como optativa y en Secundaria en una materia llamada Economía y Emprendimiento, con más contenidos de lo segundo que de lo primero. Leyendo los currículos de esta Ley llegamos a la conclusión de que estamos en una Democracia perfecta. Si hasta miente el Sistema Educativo, mal vamos.

Aquí gobierna el poder económico, como en todo el mundo, por eso siguen ahí las leyes mordaza, la imposibilidad de controlar el precio de la vivienda, los desmanes económicos de los grandes monopolios como la Energía, los destrozos de la Sanidad, la Educación, los cuidados, etc. y el sistema lo trata de disimular para culparnos a nosotros  con el pretexto de que eso es lo que votamos.

Los medios de comunicación tratan de ocultar estas responsabilidades, pero también el Gobierno con una ley de Educación que dedica más currículo al Emprendimiento y a la Empresa que a la alfabetización económica. Así, siguen aumentando las rentas del capital y disminuyendo las del trabajo, y no pasa nada.

Fomentan la ignorancia y la represión para robarnos mejor.

El poder judicial

Al Sistema Económico Neoliberal no le viene bien la Justicia, en todos los tratados internacionales de “libre comercio” se ha tratado de sustituir la Justicia de los estados por “sistemas de conciliación” privados. La Justicia es, como en el siglo XIX, para los que roban gallinas, no para la banca y las corporaciones que se apoderan de los bienes públicos, imponen los precios que les vienen en gana y montan las guerras que les convienen.

La banca y las corporaciones prefieren la desregulación o, como dicen ellos, la autorregulación. Para defender ese sistema tan injusto necesitan la corrupción y un buen sistema de propaganda o, dicho de otra manera, modelar la opinión pública. Por eso compraron los grandes medios endeudados.

El PP, uno de los partidos europeos más corruptos, no puede sobrevivir si la Justicia funciona, por eso necesita dominar el Poder Judicial, para colocar en los tribunales a los jueces que les libren de la cárcel y la desaparición del partido. Ahí tenemos a la Reina de las Ranas, con las ranas presas o encausadas y la Reina intocable. Y su digna sucesora maniobrando para que su partido no pierda el control del Poder Judicial

Feijoo acertó con la novela aunque falló con la fecha. Orwell decía “La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza”. La armada mediática se ocupa de esto, de cambiar el significado de las palabras. Como dice Gerardo Tecé: “Unos y otros no se ponen de acuerdo”, siguen rezando sin sonrojarse ante cada nueva excusa del PP esos titulares que hablarían de golpismo si los protagonistas tuvieran las sillas cambiadas.”

Todos sabemos que la supervivencia del PP necesita tener la Justicia en su mano y también sabemos que el que es engañado dos veces, a la tercera ya no es engañado, se convierte en cómplice.

La UE sigue en su papel de debilitar la democracia y el BCE favoreciendo a los bancos. No son instituciones democráticas y su función es, siguiendo la doctrina neoliberal, fortalecer a la banca y las corporaciones y debilitar a los estados; por eso pregona que los jueces deben elegir a los jueces, aunque la Constitución Española en su artículo 1.2 diga que “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”.

Pero, a estas alturas, hablar de soberanía, cuando nuestros presupuestos los aprueba Bruselas o de democracia, cuando mandan las instituciones no democráticas y pueden gobernar partidos con este nivel de corrupción, es participar de este teatrillo que han montado los poderosos para mantenernos entretenidos.

Rosa Mª Artal habla de “un holding de poder en la sombra” y se pregunta: “¿Nos están dando un golpe de mano?”.

Como dijo Brecht: “No digamos que es una pena, digamos que es una vergüenza”. Y hagamos algo.

Los aplausos y abucheos del 12 de octubre

Se supone que los actos principales de la Fiesta Nacional serán competencia del Gobierno. Si esto es así, el Presidente del Gobierno tendrá cierta responsabilidad en ellos.

Resulta un poco raro que el acto estrella (el que retransmiten los medios, por ejemplo) sea un  desfile militar, tal como se hacía en la dictadura. Si se considera tradicional, resulta conveniente revisar, de vez en cuando las tradiciones, porque sólo suele convertirse en costumbre lo que bendicen la autoridad o las élites de cada momento. Para algo han servido la Inquisición y las Leyes Mordaza.

Parece que va siendo tradición que los fans del desfile militar aplaudan al Rey y abucheen al Presidente si es socialista. Si esto es así, no se entiende bien que, al menos en los gobiernos socialistas, se programen otros actos, por ejemplo un desfile de profesionales de la Sanidad y la Educación pública para que la ciudadanía les manifieste su agradecimiento, en vez de estos militares que parecen ser preferidos mayormente por los fachas.

Si el Gobierno no lo hace y siguen desfilando las FFAA, la cosa resulta un poco alarmante, porque se puede pensar que son ellas mismas las que imponen su presencia al Gobierno, lo que tiene pinta de ser anticonstitucional. Si a esto se suma que este año tendremos el Presupuesto General del Estado con más gasto militar, hay quien dice que de la historia, a algunxs se nos empiezan a poner los pelos de punta.

La realidad es que a muchoxs españolxs nos disgusta ver las FFAA en la calle, nos traen malos recuerdos del 23F y de la dictadura, y algunos pensamos que si el Presidente socialista no hace nada por darle otro cariz a esta fiesta, se merece los abucheos, aunque sean de fachas.

Los desvaríos de Borrell

Titular de El País: Borrell, en una autocrítica a la UE: “Nuestra prosperidad estaba basada en la energía barata de Rusia y las oportunidades de negocio con China”.

Llevan décadas diciéndonos que estamos en una economía de Libre Comercio. Cierto que esa afirmación no cuadra mucho con el crecimiento en número y en tamaño de los monopolios, cárteles y otros monstruos. Y ahora el ministro de asuntos exteriores de la Unión Europea, en defensa de  los intereses de EEUU pone en cuestión que le compremos energía barata a Rusia y hagamos negocios con China. Eso nos sume en la confusión. Porque muchas empresas chinas tienen capital americano y europeo: “el dinero no tiene patria”, dicen.

¿Cómo un alto cargo de la Unión Europea se pone de parte de EEUU y en contra de los intereses de los europeos y las europeas?

Sabemos que la energía que le compremos a EEUU será mucho más cara que la que viene de Argelia y Rusia ¿Por qué tenemos que pagar el sobreprecio norteamericano? Esto se parece al “impuesto revolucionario”.

Si estamos en un régimen de libertades y Libre Comercio ¿Por qué no se puede hacer negocios con Rusia y China?

Borrell ¿para quién trabaja? ¿Para la UE o para EEUU? Es seguro que nosotros le pagamos ¿cobrará, o esperará cobrar de alguna manera, también de EEUU?

En este confuso mundo cualquier cosa es creíble, hasta que esto sea una democracia. Ya solo falta que venga dios y lo vea.

No ayuda a superar la confusión que la Fiesta Nacional se celebre con un desfile militar, igual que en la dictadura.

La Unión Europea, dictadura neoliberal

Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, publica un artículo en Publico.es en el que explica como el auge de la ultraderecha en Europa es consecuencia de las políticas diseñadas para implantar el euro, por una Unión Europea antidemocrática que está deteriorando las democracias de sus países participantes.

Lo estamos viendo claramente en España.

¿Para qué sirve que la Constitución Española de 1978 diga en su artículo 1.2 “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”, si el presupuesto nacional debe diseñarse conforme a las prescripciones de Bruselas que lo aprueba o rechaza al margen de lo que se discuta en las Cortes Generales que, según art. 66.1 del documento citado “representan al pueblo español y están formadas por el Congreso de los Diputados y el Senado”. Si Bruselas decide como tenemos que organizar nuestra economía ¿Dónde está la soberanía nacional?

Juan Torres López explica que el ciudadano tiene poco que decir sobre las decisiones de la U.E. porque las más importantes se han tomado sin posibilidad de debate.

El comisario de Justicia del ente europeo viene a España para apoyar la propuesta del PP de que el órgano político que rige la justicia española, el Consejo General del Poder Judicial, sea nombrado por los propios jueces, al margen de la soberanía nacional representada en las Cortes Generales, como dice el artículo 66.1. y de las fundamentadas opiniones de expertos como Javier Pérez Royo, Catedrático de Derecho Constitucional y José Antonio Martín Pallín, Magistrado del Supremo, y de  que todo el mundo sabe que la judicatura es mayoritariamente de derechas por el sistema de acceso al cuerpo y que la supervivencia del PP resulta difícil si no maneja el nombramiento de jueces en sus numerosos procesos por corrupción.

Resulta duro convivir con la propaganda mediática y política que sigue llamando a esto democracia.

Imperialismo. La historia se repite

En los años 60, los norteamericanos se exiliaban en Canadá para no ir a la guerra de Vietnam. Para compensar, EEUU prometía la nacionalidad a los extranjeros que se alistaran en su ejército y allá iban latinoamericanos y africanos para matar el hambre. Rusia ha adoptado el mismo método para combatir en Ucrania. Aparente paradoja, pero idéntica ideología.

En las guerras de Oriente Medio (Iraq, Afganistan, Siria), EEUU utilizó “contratistas”, que es como llaman ahora a los mercenarios. Es lógico que, si la guerra es un negocio, se ventile como tal, aunque no siempre termine bien. En el caso de Ucrania ya se está especulando con la reconstrucción, aunque en Iraq no fue posible y muchos iraquíes siguen sin luz ni agua. Lo que no parece lógico es que la inversión inicial, para la destrucción, la haga el Estado que paga soldados y armamento y los beneficios de la reconstrucción sean para las grandes corporaciones, privadas, por supuesto.

Quizá por eso, EEUU (el Estado) ha perdido muchas guerras pero como las industrias armamentísticas y logísticas han hecho su agosto durante los conflictos y después, la agresividad del imperio USA no decae. Neoliberalismo: el Estado paga y destruye y las corporaciones recogen beneficios con la reconstrucción (un buen trabajo en equipo, si los muertos no se cuentan).

Guerra y competencia son las principales armas del capitalismo. La guerra es la competencia con otros medios.

Que en Rusia se den ahora manifestaciones como las de USA con Vietnam resulta esperanzador, porque indica que a los gobernantes cada vez les cuesta más implantar las políticas que solo benefician a sus amiguetes, mientras, como daños colaterales, siembran las colas del hambre y el maltrato a los ancianos para acelerar su muerte y disminuir los gastos en sanidad y pensiones.

Por cierto, tal día como hoy de 1975, con la bestia agonizando, se ejecutaron los últimos fusilamientos del franquismo. En la transición siguió habiendo muertos, pero esa es otra historia (o el epílogo de la anterior).