Archivo de la categoría: Educación

Imperialismo. La historia se repite

En los años 60, los norteamericanos se exiliaban en Canadá para no ir a la guerra de Vietnam. Para compensar, EEUU prometía la nacionalidad a los extranjeros que se alistaran en su ejército y allá iban latinoamericanos y africanos para matar el hambre. Rusia ha adoptado el mismo método para combatir en Ucrania. Aparente paradoja, pero idéntica ideología.

En las guerras de Oriente Medio (Iraq, Afganistan, Siria), EEUU utilizó “contratistas”, que es como llaman ahora a los mercenarios. Es lógico que, si la guerra es un negocio, se ventile como tal, aunque no siempre termine bien. En el caso de Ucrania ya se está especulando con la reconstrucción, aunque en Iraq no fue posible y muchos iraquíes siguen sin luz ni agua. Lo que no parece lógico es que la inversión inicial, para la destrucción, la haga el Estado que paga soldados y armamento y los beneficios de la reconstrucción sean para las grandes corporaciones, privadas, por supuesto.

Quizá por eso, EEUU (el Estado) ha perdido muchas guerras pero como las industrias armamentísticas y logísticas han hecho su agosto durante los conflictos y después, la agresividad del imperio USA no decae. Neoliberalismo: el Estado paga y destruye y las corporaciones recogen beneficios con la reconstrucción (un buen trabajo en equipo, si los muertos no se cuentan).

Guerra y competencia son las principales armas del capitalismo. La guerra es la competencia con otros medios.

Que en Rusia se den ahora manifestaciones como las de USA con Vietnam resulta esperanzador, porque indica que a los gobernantes cada vez les cuesta más implantar las políticas que solo benefician a sus amiguetes, mientras, como daños colaterales, siembran las colas del hambre y el maltrato a los ancianos para acelerar su muerte y disminuir los gastos en sanidad y pensiones.

Por cierto, tal día como hoy de 1975, con la bestia agonizando, se ejecutaron los últimos fusilamientos del franquismo. En la transición siguió habiendo muertos, pero esa es otra historia (o el epílogo de la anterior).

Petra Martínez y Juan Margallo

Premio Nacional de Teatro 2022. “Premio absolutamente merecido como reconocimiento a más de 50 años de fructífera trayectoria profesional” dice Luis Matilla, autor teatral que los ha acompañado en gran parte del recorrido.

Petra Martínez es una excelente actriz desde hace muchísimos años. Yo aluciné con “La madre pasota”, basada en dos obras cortas de Darío Fo, donde cambiaba de registro continuamente con una naturalidad admirable. Últimamente está recibiendo premios que llevaba muchos años mereciendo.

Juan Margallo ha sido el alma de El Tábano, uno de los grupos del “teatro independiente” que en los 60 y 70 lucharon por un teatro vanguardista y social, contra el tradicionalismo y escapismo del teatro del régimen. Recuerdo las resonancias del escándalo de “Castañuelas 70”, prohibido por la policía en las primeras sesiones “comerciales” en Madrid y llevado por el Tábano por media Europa para disfrute y consuelo de los emigrantes españoles.

Cuando vine a Madrid, contemplar el ya mítico Tábano en directo en “El retablillo de D. Cristobal” en el Colegio Mayor Pio XII, fue una de mis mayores satisfacciones como espectador y colaborar en el montaje del tinglado para el “teatro de recorrido” infantil, que se montaba en el Retiro en tiempos de Tierno Galván, dirigido por Juan con textos de Luis Matilla, fue el asombro  por el acercamiento a los héroes del Tábano.

Al Tábano sucede el Colectivo El Buho y Juan Margallo consigue estrenar en enero de 1977 en Barcelona “La sangre y la ceniza” de Alfonso Sastre, sobre Miguel Servet, prohibida por el franquismo. Una de la obras españolas más importantes y más desconocidas del siglo XX español.

Y del Buho al Gayo Vallecano que, durante varios años, mantuvo en Vallecas el espíritu del teatro independiente ambientado en la nueva ápoca de la Transición.

Después viene el grupo familiar Uroc que sigue manteniendo su línea al margen del teatro comercial, lo que no impide dos premios Max para Juan y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes para el grupo.

Las memorias de Juan “Vivir del aire” son las vicisitudes de una vida dedicada al teatro que creyó que debía hacer y las dificultades que suponen no seguir el camino trillado.

Mañana cumple 82 años, el premio, aunque tardío, ha llegado en buena fecha. FELICIDADES JUAN.

Matar de hambre para beneficiarse de la inflación: un crimen legalizado

No lo digo yo, explica, con datos, claridad y rigor Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada, en Público.es, cómo y por qué la inflación está afectando a los precios de la alimentación alejándolos de la capacidad de consumo de millones de personas.

Con datos, desmiente que la causa principal sea la guerra de Ucrania o la escasez de oferta y dirige su análisis hacia el comportamiento de los mercados de materias primas y alimentos controlados por bancos y fondos de inversión y de pensiones, con sus operaciones especulativas para beneficiarse con el alza de precios.

Lo del Libre Mercado es un cuento chino porque, como dice el economista: Puesto que estos fondos de inversión dominan el mercado, tienen capacidad para decidir la orientación de los precios”.

Las subidas que provocan en el precio de los alimentos, en particular, producen hambre, matan a millones de personas, tan solo para que se enriquezcan unas cuantas miles”, dice. Todo esto demostrado con datos.

Y termina: La especulación con el precio de alimentos básicos debería ser considerada un crimen económico contra la humanidad y debiera hacerse responsables de esos millones de muertes también al gobierno de Estados Unidos y a las instituciones europeas que, en lugar de frenar las operaciones que las producen, las permiten y les dan alas.”

Como dice su amigo Vicenç Navarro: “Así de claro”.

11 de septiembre de 1973 Golpe de Estado en Chile

Los norteamericanos, por la mano del General Pinochet, derribaron un gobierno constitucional y democrático porque no querían malos ejemplos en Latinoamérica. Y un gobierno socialista era un mal ejemplo para la democracia de USA.

El levantamiento del ejército chileno contra el gobierno democrático facilitó una dictadura militar para implantar un nuevo modelo económico: el neoliberalismo o capitalismo salvaje que privatizó los bienes públicos de ese país, incluidos los más esenciales: sanidad, pensiones, educación… tras una feroz represión con millares de muertos y desaparecidos. Ante el éxito de la operación, al año siguiente se repitió el golpe en Argentina con resultados parecidos.

Así comenzó la difusión por el mundo de este sistema económico, diseñado en Chicago –plaza  de importantes gángsteres unas décadas antes- que, basándose en principios que se han ido demostrado falsos, ha contribuido a enriquecer a los ricos a costa de los demás. Es decir: a robar legalmente.

La armada mediática suele celebrar efemérides según su conveniencia. Hoy conmemorará la de las torres gemelas, aunque en Chile  hubo más dolor y muchos más muertos, y ahora anda muy ocupada en blanquear la figura

El Banco Central Europeo y las hipotecas

Como la propia Unión Europa, el BCE es un instrumento “al margen de la Democracia” para poner las finanzas en manos de los poderes financieros.

La última medida de este banco central, subiendo los tipos de interés a petición de la banca, es criticada en periódicos bastante independientes de los poderes económicos como son: Público, el Salto o elDiario.

En el primero, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, Juan Torres López titula “El gran disparate contra la inflación: el BCE frena la demanda y los gobiernos la impulsan”. Esta contradicción, dentro de la Unión Europea, muestra a las claras cómo el BCE, “independiente” de los ciudadanos, se pone al servicio de la Banca y los gobiernos sujetos a elecciones tratan de disimular la fechoría.

En el segundo, Carlos Sánchez Mato, profesor de Economía Aplicada en la U. Complutense de Madrid, titula lisa y llanamente “Lagarde y De Guindos te suben la hipoteca”, acusando directamente a los responsables de perjudicar a las rentas más bajas y a las pequeñas empresas para beneficiar a la banca.

elDiario.es: “Los bancos centrales solo saben provocar recesiones”

¿Quiénes son los protagonistas?

Christine Lagarde, fue ministra de Economía con Sarkozy y cuando cesó, con algún tema pendiente con la Justicia en razón de su cargo, pasó a dirigir el Fondo Monetario Internacional, organismo que parece que prefiere dirigentes corruptos porque antes que ella habían ocupado ese puesto Rodrigo Rato y Dominique Strauss-Kahn que salió acusado de delitos sexuales y relación con trata de blancas.

De Guindos, era director de la sección de Portugal y España del banco financiero Lehman Brothers y cuando este banco quebró fue repescado por Rajoy como ministro de Economía. Una de sus mejores “actuaciones” fue la creación del Banco Malo (Sareb), para evitar la quiebra de los bancos, asegurando que no nos costaría ni un euro. Nos costó más de 60.000 millones de euros. Tras esa faena, tan parecida a una estafa, fue premiado con la vicepresidencia de BCE.

Antes de esta pareja, el BCE estuvo presidido por Mario Draghi, exdirigente del banco de inversiones Goldman Sachs.

Como se ve, en la Unión Europea y el BCE el objetivo es favorecer a las élites económicas a cargo de los demás, fomentando la pobreza y la exclusión social. Varoufakis, ya hace años, dijo: modificar o destruir. Pero ahí siguen dictando normas al margen de la Democracia.

Mientras tanto, los grandes medios dedican su espacio y tiempo a la reina muerta, porque los temas del corazón distraen a mucha gente de otros más importantes.

La banca gana y los grandes medios cumplen su papel de armada mediática.

RNE. La equidistancia no es información

Esta emisora pública (pagada por todos) tiene por costumbre enfrentar las declaraciones del gobierno con las opiniones del mayor partido de la oposición. Para empezar esto es seguir con el bipartidismo, cuando hace años que desapareció en España. Aunque la prensa de derecha trate de resucitarlo (ya vimos las declaraciones de Antonio Caño, como director de El País, sobre sus presiones a Pedro Sánchez para evitar la actual coalición).

Hay un dicho en periodismo: si uno dice que es de noche y otro que es de día, asómate a la ventana. RNE no debe tener ventanas. La información debería basarse en hechos, no en declaraciones u opiniones, pero esta es la línea de los medios privados y de esta radio pública.

Hoy mismo, en el informativo de las 14h, recoge las declaraciones del Presidente del Consejo del Poder Judicial, sobre la tan retrasada renovación, achacando este acto inconstitucional a la falta de diálogo de gobierno y PP, cuando todos sabemos que el PP no quiere la renovación (y dos no dialogan si uno no quiere), salvo que se acepten sus planteamientos (lo cual no es diálogo ni negociación). Parece que Lesmes (que ejerció altos cargos en el gobierno de Aznar) amenaza con dimitir y Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional, dice que el problema se solucionaría si dimitiera porque esto obligaría a la necesaria renovación (esto RNE no lo dice).

Sabemos que las dos veces que el PP ha perdido el gobierno, ha retrasado la renovación todo lo posible, porque necesita manejar los altos órganos de la Justicia para evitar o paliar sus innumerables causas por corrupción. En RNE parece que no lo saben, quizá no lean los periódicos.

En el mismo informativo, se acusa a “los políticos” de incentivar delitos de odio, cuando todos sabemos que son la ultraderecha y parte del PP los que están polarizando la opinión pública tratando de ganar las elecciones para controlar mejor el sistema judicial y seguir robando como hasta ahora.

Berlusconi y Trump, lucharon para mantenerse en el gobierno para evitar la cárcel. En EEUU el Tribunal Supremo está haciendo política de derechas con el tema del aborto. Este es el modelo de Justicia que utiliza el PP y RNE colabora con su línea editorial.

Echarle la culpa de todo a “los políticos” es una estrategia que busca ocultar la responsabilidad de bancos, fondos de inversión, grandes fortunas, etc. los líderes económicos que marcan las grandes decisiones políticas por medio de los dirigentes de la Unión Europea.

La 1ª vuelta al mundo

Tal día como hoy, hace 500 años, llegó a Sanlúcar de Barrameda la nave Victoria (Vitoria se defiende ahora como nombre real) con 18 hombres famélicos.

No fue una operación deportiva, sino un intento de operación comercial. Carlos I, necesitado de money, quiso participar en el floreciente negocio de las especias. A tal fin, contrató al portugués Magallanes para buscar la ruta occidental a las costas asiáticas del Pacífico –sede del suculento mercado-, ya que por el tratado de Tordesillas (Portugal y España, con la ayuda del Papa se repartieron el mundo) España no podía ir por el camino más corto, bordeando África.

Magallanes encontró la ruta y comenzó el mercadeo, pero murió en una refriega. No sabemos si el portugués conocía la ruta de vuelta, pero Elcano, que le sucedió en la jefatura de la expedición, la desconocía.

Habían salido de Sanlúcar de Barrameda, en 1519, cinco naves con 239 hombres y volvía una con unos pocos. Desconociendo el tornaviaje decidieron volver por las rutas de los portugueses, al modo USA, contraviniendo las leyes internacionales. Tras muchas penalidades llegaron a Sanlúcar 18 hombres famélicos con un cargamento de especias escondido en las bodegas que permitió financiar la expedición.

Esta, accidentada e ilegal, primera vuelta al mundo hizo posible, casi cincuenta años después (ya con Felipe II), cuando se encontró la ruta de vuelta, la primera operación comercial que se puede considerar global, que duró 250 años y puso como moneda mundial el real de a 8 castellano: El Galeón de Manila.

Mentiras de OTAN-Ucrania

Durante unos días, los grandes medios nos atosigaron con la amenaza de una gran hambruna, sobre todo en África, si no salía el trigo de Ucrania. Como si Ucrania fuera el granero del mundo entero.

Por fin han salido 14 barcos y ninguno ha ido a Africa.

Sólo uno llevaba trigo, nueve con maíz, tres con girasol y uno con soja. Estos productos son los habituales para el engorde de los animales de la industria cárnica y sus destinos: Turquía, Italia, Irlanda, Inglaterra, China y Corea del Sur.

Los grandes medios lanzan mentiras burdas para defender los intereses del mundo financiero que representa la OTAN.

Mentiras de una guerra mucho más económica que política o ideológica.

La verdad no está en la prensa diaria

Mucho menos en la televisión, en la radio o en las redes sociales. Sólo en algunos digitales.

Las verdades más importantes y más duras, porque desvelan las entrañas del poder, aparecen en las cintas del Gran Delincuente.

Sus “amigos”, se estarán dando cuenta de que era mucho más peligroso de lo que parecía. “Jueces”, “periodistas”, “inversores”, “empresarios”, “políticos/as” (en España parece que todo hay que ponerlo entre comillas, nadie es lo que parece), están perdiendo sus caretas y el que se dice hijo de Florentino y hermano de Inda, parece ser un verdadero hijo de.

Las cloacas del poder, la guerra sucia ahora llamada guerra híbrida la bendice la OTAN, lo que es muy grave. Volvemos a la Edad Media: el poder de la fuerza. Es lo que quieren las grandes corporaciones: ejércitos privados, Estado débil, desregulación (¡leyes fuera!) y además, que lo sigamos llamando Democracia para que algunos se lo sigan creyendo (función perversa de los Medios).

Radios y televisiones funcionan con licencia del Estado por ocupar parte del espectro electromagnético. El Estado se la podría quitar a las que intoxican como se prohíben los alimentos tóxicos. En otros países lo hacen.

La corrupción, en este sistema político, es un virus muy contagioso, pero se puede luchar contra él. Las cloacas mediáticas (las policiales también, por supuesto) pueden desaparecer si el Congreso hace leyes adecuadas para defender el derecho constitucional a una información de calidad  (las hay en otros países) y las hace cumplir (esto aquí ya parece más difícil). Lo de siempre, falta voluntad política y siempre perdemos los mismos.

Mientras tanto: Lo dijo el 15M, nos mean (cada vez más) y dicen que llueve.

La doble vara de medir del gobierno

Este Gobierno ha decidido hacer un “pacto de rentas” para combatir la inflación. Esto consiste en que empresarios y trabajadores se ponen de acuerdo y unos moderan sus beneficios y los otros sus salarios.

Curiosamente, en esta ocasión, quién dirige la negociación entre sindicatos y empresarios, por parte del gobierno, no es la Vicepresidenta Yolanda Díaz, que consiguió resultados satisfactorios con el tema del Salario Mínimo, ahora son las otras dos vicepresidentas: Calviño y Ribera que son más condescendientes con la Patronal. Ribera hace unos meses les pedía empatía y ahora Calviño les pide que moderen sus beneficios.

Todo el mundo sabe que las empresas, ni pueden tener empatía, porque no son personas, ni pueden moderar sus beneficios porque dependen de los grandes accionistas que les exigen ganancias rápidas. Es posible que estas ministras, como el propio Pedro Sánchez hayan estudiado en las universidades privadas y quizá este tema no lo dieron.

Hace unos días, Carlos S. Mato, profesor de Economía Aplicada en la Complutense de Madrid, publicaba en CTXT un artículo bien documentado con un título muy claro “Así influyen en la inflación los beneficios del Ibex”.

Ya hemos visto en la crisis anterior, cómo la bajada de los salarios hizo caer el consumo causando graves pérdidas para muchas empresas. Pero el gobierno quiere bajar la inflación con un pacto de rentas, que a las grandes empresas no les interesa y los trabajadores no pueden soportar, porque sus salarios siguen estando muy por debajo de la media europea y la subida de precios supone bajada real de los salarios.

Juan Torres López, Catedrático de Economía Aplicada, explicaba, hace dos meses enOtra propuesta insensata de la patronal española lo que quiere la patronal y por esas fechas, en “Subidas de tipos de interés, bienvenidos a la próxima recesión”, porque eso es lo que ha hecho el BCE, explicaba lo que hay que hacer: “Lo que hay que hacer es llevar a cabo inversiones urgentes para ampliar la oferta, intervenir sobre los mercados energéticos y de materias primas en donde la concentración de capitales está aumentando los márgenes y haciendo que suban los precios innecesariamente, acabar con las burbujas especulativas que están provocando subidas de precios que se trasladan al resto de la economía.”

Subir impuestos a los extraordinarios beneficios de esas empresas podría ayudar a solucionar estos problemas, pero la ministra de los impuestos no está en la negociación.

Este gobierno, siguiendo las leyes económicas que predican las universidades privadas, piensa que los intereses de las grandes empresas son intocables y por eso tiene dos varas de medir: para la gente de la calle: la Ley y para las corporaciones: rogativas.