Me siento un poco catalán

Yo también quiero independizarme de este gobierno central, porque es el más mentiroso y dañino  que hemos tenido en muchos años y nos está volviendo al franquismo. Ya está Cospedal calentando a las tropas.

Pero no soy nacionalista, ni de España ni de cualquier otro sitio, porque el nacionalismo fue, en el siglo XIX, la respuesta de la burguesía a la lucha de clases: bueno, trabajadores, dejaros explotar un poco que al fin y al cabo todos somos españoles. No me parece una razón.

Estoy en contra del independentismo porque la OTAN está dividiendo países para conseguir estados más pequeños y más dóciles. Dividió Yugoslavia en seis partes (¿hacían falta tantas?) y en una de ellas (Kosovo) puso su base militar más grande del mundo.

La OTAN ha declarado que Cataluña independiente sería muy adecuada, más que una España unida, para negociar una o dos grandes bases navales para controlar el Mediterráneo (Artur Mas y sus amigos se frotarían las manos).

Las élites financieras razonan igual (son los mismos) porque un país pequeño es mucho más fácil de tragar que uno grande. Ya se tragaron Grecia (con la ayuda de la Unión Europea, por supuesto).

Catalanes, ayudadnos a librarnos de este poder centralista, pero no os vayais porque perdemos todos. Si seguimos juntos y nos ponemos de acuerdo quizá hasta podamos salir de la OTAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*