Siria entre Trump y Putin

El terrorismo islámico tiene ahora escaso papel en la destrucción de Siria. Prueba de ello es que Trump y Putin pueden acordar un alto el fuego en ese país. Ahí se ve quienes están en conflicto.

USA necesita controlar las políticas de los países de Oriente próximo porque las petroleras americanas quieren seguir dominando la explotación de los recursos naturales de esos países e impedir la competencia de Rusia. Para ello, pretende deshacerse de Bashar al-Asad y tratar de controlar a Irán que se resiste en defensa de sus propios intereses.

Rusia necesita mantener a Bashar al-Asad porque le permite mantener sus bases navales en el Mediterráneo, ya que el acceso tradicional a través del Mar Negro ya es poco seguro.

USA ha tratado de armar a la oposición de Asad (el terrorismo como arma política es frecuente en Washington), que es heterogénea e inconsistente y su armamento ha acabado muchas veces en manos del terrorismo islámico.

El Daesh, escisión de al qaeda y también alimentado por USA para atacar los intereses rusos en esa zona, se independiza de sus amos, como hizo bin Laden, y comienza la guerra por su cuenta (con la ayuda de Arabia Saudí y los emiratos del Golfo).

En Alepo se vio con claridad la colaboración de USA y Rusia para atacar al Daesh, cuando entrañaba peligro, aunque las ayudas americanas parecen adolecer de coordinación y, en esa zona del norte de Siria, se vieron enfrentamientos de grupos armados financiados unos por el Departamento de Estado y otros por el Pentágono. Quizá las grandes corporaciones también están haciendo la guerra por su cuenta.

Resumiendo. Estamos hablando de un conflicto armado por el control de los mercados. ¿Se puede hablar de conflictos religiosos en algún sitio? Las guerras de religión europeas tuvieron mucho más de política que de religión: aquí fueron conflictos político-económicos entre cristianos.

Las grandes corporaciones en su guerra por imponer el Libre Mercado (Libre del control de los estados, se entiende) están debilitando a los Estados. Esta es la finalidad de los tratados internacionales (TTIP, CETA, TISA …), pero esta estrategia civil sólo funciona entre países desarrollados aunque corruptos.

En los países subdesarrollados han elegido otra estrategia. Antes se distinguía entre estados democráticos y dictaduras, ahora están apareciendo estados fallidos; la mayoría en Oriente Medio y generalmente donde hay combustibles fósiles: Afganistán, Iraq, Libia y ahora lo están intentando en Siria. En los estados fallidos no puede vivir la gente y tiene que emigrar.

Cuando los políticos corruptos y los medios de propaganda hablan de valores que sepamos que se refieren a los de la Bolsa.

Un pensamiento en “Siria entre Trump y Putin”

  1. Estoy completamente de acuerdo en este análisis; pero lo que más me preocupa es como afecta a la gente indefensa todo ese tejemaneje que hacen los de atrás (escondidos) y los de arriba.
    Cada vez son más necesarias comunidades resistentes y desobedientes (contra todo este sistema inhumano) que puedan aportar esperanza y otra manera de ver y organizar la vida desde las ideas y también desde la realidad del día a día. En eso estamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*