Migrantes: una solución radical

Una solución radical es la que ataca las raíces del problema.

Las migraciones del mediterráneo tienen como causa el neocolonialismo del siglo XXI que se caracteriza por que los explotadores ya no son los países, sino las grandes corporaciones. Este es el origen de la mayor parte de los conflictos actuales.

Estas entidades, de enorme capacidad financiera, rechazan cualquier regulación porque su ley es la del más fuerte, la de la selva, y abominan de los estados porque les resulta mas rentable hacerlos desaparecer que comprarlos.

EEUU, superpotencia hegemónica (encabeza el gasto mundial en “defensa” con 605.000 millones de $ en 2017, 10 veces mas que Arabia Saudí, que es 2º), dominando la OTAN y con un presidente, empresario especulador, que comprendió que convertirse en político es mas rentable que comprarlos, que favorece esos intereses apoyando las políticas de presidentes anteriores de crear estados fallidos (Etiopia, Afganistán, Iraq, Libia …. ) o estados casi inexistentes como los de los países africanos, por cierto Francia es el estado europeo que tiene mas tropas en África.

Cuando un estado se convierte en fallido, las corporaciones van con sus ejércitos privados y esquilman las riquezas. Esta violencia lo transforma en inseguro y difícil de habitar para sus poblaciones que se ven obligadas a emigrar. En esta fase del capitalismo salvaje también la Democracia emigró a otro planeta.

La solución consiste en que todos los países sean habitables, pudiendo desarrollarse explotando sus propios recursos en beneficio de toda la población. Para ello la ONU deberá ser un organismo respetable, democrático y respetado que imponga unas normas que impidan estos saqueos y sanciones reales a las corporaciones que las incumplan.

La ONU actual es un kiosko de la superpotencia y las ONGs hacen un trabajo necesario pero radicalmente injusto porque se financia con dinero de la buena gente (lo que resulta un impuesto más) para resolver los problemas que crean las corporaciones, que se llevan los beneficios sin pagar impuestos.

Las mayor parte de las tropas españolas en el extranjero están colaborando (directa o indirectamente) en este crimen contra la humanidad. Esto se paga con nuestros impuestos y los beneficios se los llevan algunas empresas del IBEX que apenas tributan.

Un pensamiento en “Migrantes: una solución radical”

  1. Completamente de acuerdo. Pero ¿cuándo una verdad tan sencilla y evidente (para los que no tienen intereses) será asumida por los ciudadanos y criterio de actuación para los políticos (decentes, si es que aún quedan)?
    ¿Para cuándo una educación que enseñe a interpretar la realidad desde lo sencillamente humano?
    Creo que habría que limpiar antes de prejuicios e intereses (acaso inconscientes) la cabeza de los educadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*