¿Para qué sirve el Congreso?

Ha pasado año y medio desde que el PP perdió la mayoría absoluta y la Ley Mordaza y la Reforma Laboral siguen vigentes. Esto no es lo que prometieron los partidos que pedían el voto de izquierdas.

Quizás a Unidos Podemos, con tanto ir y venir, se les ha olvidado lo principal.

Quizás el PSOE ha vuelto a cambiar de opinión.

Lo cierto es que con la Ley Mordaza la libertad de expresión depende del capricho de los jueces (no hay acuerdo entre ellos para este tema) y con la Reforma Laboral muchos españoles han perdido el derecho a la supervivencia, porque su sueldo y su contrato dependen del capricho o la caridad de los empresarios, ya que un trabajo no garantiza el salario mínimo para sobrevivir y la calidad de la sanidad pública cae en picado, como los techos de los hospitales madrileños.

Si valores fundamentales como la supervivencia y la libertad de expresión ya no están defendidos por la Constitución y la cámara de representantes tampoco es capaz de hacerlo, estamos financiando una institución inútil y antidemocrática (una más).

Los diputados de izquierdas que salgan a la calle, que tenemos que hablar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*