Hoy empieza todo

Comienza la paradoja madrileña. La caída de la desgraciada Esperanza, nos trae la verdadera Esperanza, que ahora se llama Manuela.

Manuela Carmena ha sido como un milagro. Hace un mes quizá no la conocían el 70% de los madrileños y hoy ya no tiene apellido, como Carmela, Manuela somos todos los que estamos con ella.

Pero los milagros no existen, lo que parece un milagro es que se haya conseguido al margen de los bancos y del aparato financiero-mediático-publicitario. Esto lo hemos hecho entre todos los que la hemos votado y esperemos que el PSOE ahora se comporte con dignidad.

El triunfo que ha obtenido Manuela, no ha sido obtener casi tantos votos como un PP con todos los medios a su disposición y con juego sucio por parte de la Junta Electoral (la eliminación de la imagen de Manuela de la acreditación de los apoderados electorales es significativa). El triunfo de Manuela es inmenso porque en un mes ha perdido el apellido. Su triunfo ha sido obtener no sólo el voto de muchos madrileños, también el cariño. Claro que esto no lo ha conseguido en un mes, esto, quizá sin pretenderlo, lo ha currado en 71 años de vida y esa trayectoria de honradez, valentía y dignidad, es la que culmina hoy.

Manuela se merece un triunfo así. Ahora vamos a ver si lo merecemos los madrileños y los españoles. Porque con Manuela en Madrid y Ada Colau en Barcelona, como dijo Tavernier: Hoy empieza todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*