Vuelve la superstición

Hace unos días el patriarca católico de Lisboa le ofreció la península a la Virgen y Torra no protestó.

Ahora dicen que el Papa de Roma expondrá la hostia en la plaza de San Pedro, en plan rogativas.

Vuelven las soluciones medievales, que parecieron finalizar con la Ilustración a la vista de sus fracasos.

Cela lo cuenta, a su manera, en Viaje a la Alcarria “No he visto gente más bruta, que la gente de Alcocer, que echaron el Cristo al agua porque no quiso llover”, pues con toda la razón.

La curia está desatada, pronto la veremos combatiendo el coronavirus con jaculatorias.

El agónico sistema capitalista, vuelve a resucitar métodos fracasados para distraer de sus propias estafas y parece que las redes sociales son el canal más adecuado para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*