Una Unión Europea independiente

La UE no tiene política de defensa ni política exterior independientes. En ambos casos depende de EEUU.

Las relaciones comerciales entre la UE y Rusia son convenientes para ambos, pero son vistas con recelo por los poderes fácticos de USA (el complejo financiero-armamentístico, las grandes empresas del gas, etc.), porque fortalecerían a ambas potencias y debilitarían el control de los mercados que ya está perdiendo USA.

En ese marco, se pude ver la mano de Washington moviendo las sanciones de la UE a Rusia, que son inconvenientes para las dos potencias (divide y vencerás) pero que la UE asume a regañadientes porque suponen pérdidas (para España, entre otras) y no se ven beneficios.

Sin salir de la OTAN no hay ninguna posibilidad de una política exterior ni comercial independientes para la UE y para España. Porque la pertenencia a ella supone poner la gestión de los recursos militares y las políticas de defensa en manos norteamericanas.

Como dice Joan Garcés, un país no entra en la OTAN, la OTAN entra en el país.

ESTA ENTRADA LA PUBLIQUÉ EN EL BLOG ANTERIOR, EN EL SERVIDOR NORTEAMERICANO 1&1, el 12 septiembre y se perdió el acceso público al blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*