El PAÍS, el dinero manda

Que el diario de referencia de un país titule contra la opinión mayoritaria de la población: “La orden de detención contra Netanyahu, una decisión dolorosa en lo práctico y lo simbólico”, defendiendo el genocidio, es una muestra más de que los grandes medios, en este neoliberalismo militarista, están más por la propaganda a favor de los intereses de los más ricos, que de la información como servicio a la ciudadanía.

Este medio que nació en la transición por iniciativa de Fraga y comenzó, disfrazado de progresista, apoyando las políticas neoliberales de Felipe González (privatización de la banca y empresas públicas, reconversiones industriales salvajes, …) ha ido cayendo hacia la derecha, por el abrumador peso del dinero, hasta defender políticas armamentísticas y crímenes genocidas.

Ha perdido muchos lectores, pero su enorme deuda la mantienen los bancos privados porque les compensa como aparato de propaganda.

San Isidro ¿labrador?

Celebramos en Madrid a este santo que nos han puesto como patrono. En un principio nos desconcierta un poco ya que por aquí escasean bastante los agricultores. Claro que conociendo como se las gastaba este santo cuando ponía a los ángeles a trabajar mientras él rezaba, la cosa se aclara bastante porque aquí lo que abundan son los terratenientes, dadas las prebendas impositivas que regala la Comunidad de Madrid a las grandes fortunas. Si lo consideramos santo patrono de los terratenientes o de los explotadores la cosa se entendería mejor.

Si, como dice la Constitución (Art. 16.3) “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, cuesta entender que la mayoría de las fiestas tengan carácter religioso y que pueblos y ciudades tengan que tener un santo patrono, sobre todo porque la Iglesia, en muchas ocasiones, no ha acertado con las canonizaciones, se ve que el pájaro les orienta mal.

Que a San Isidro le hicieran el trabajo los ángeles es difícil de aceptar porque todo sabemos que esos extraños seres son cabecitas con alas o bebés en pelotas alrededor de una virgen y que solo sirven para adorno.

Lo de San Cosme y San Damián, patronos de los cirujanos, ya es peor porque el milagro que les atribuyen es quitarle una pierna a un negro para ponérsela a un blanco, como se puede ver en la foto, lo que huele un poco a racismo.

Otro fallo creo que tuvo en Alejandría, conocida en el siglo IV por tener la mejor biblioteca del mundo. Era tanto su amor a los libros que cada barco que atracaba allí era registrado y si encontraban libros, los requisaban, los copiaban y se los devolvían. No se conocen casos parecidos.

Cirilo, obispo de Alejandría, no debía ser muy aficionado a la lectura y mandó a sus secuaces a darle un “aviso” a Hipatia, directora de la biblioteca, científica, hermosa y demasiado  independiente para aquellos tiempos. Los pandilleros se la encontraron en su carruaje camino del curro, la desnudaron como machos ¡bien machos! y la descuartizaron. La Santa Iglesia nombró al obispo San Cirilo de Alejandría.

Me gustaría que quedara claro que respeto a los creyentes, siempre que no hagan barbaridades, porque tengo claro que la canonización de los santos no se hace por votación popular, ya que la Iglesia puede que sea Santa, pero no democrática.

A celebrar San Isidro el explotador de sus sirvientes, me resisto un poco.

La libertad de expresión está muy malita en Occidente

Siempre se habló de la Libertad como una de las banderas de Occidente, pero últimamente “Occidente se pone el uniforme y empuña la porra” para defender el genocidio sionista.

La policía ataca a los estudiantes universitarios porque protestan por el genocidio israelí en Gaza. Es decir, la policía (el Estado en EEUU y varios países europeos ¡Occidentales!) no les permiten que defiendan las leyes internacionales contra los crímenes de guerra. Los profesores dicen una cosa y la policía otra, ¡vaya lío!

¿No quedamos en que Occidente era el paraíso de las libertades? Nos estamos pareciendo cada vez más a los países malos: las dictaduras. Estoy muy preocupado, ya no sé cuáles son los “valores europeos” que dicen defender la UE o Margarita Robles cuando manda tropas a otros continentes.

Este tsunami ha empezado en EEUU, ahí empezó también el “mayo del 68 francés”. Por ahora parece que se llevará por delante a Biden, con toda la razón, ¿un presidente del país imperial puede depender del genocida israelí? De todas formas, un país que sólo tiene como candidatos a las próximas elecciones a Biden y Trump, por muy imperial que sea no parece creíble. Más bien parece que el delincuente extravagante y el dócil anciano de la cuarta edad interesan a la industria militar y otros grandes superpoderes económicos, para que distraigan al personal mientras ellos hacen sus negocios, no siempre limpios, con lo cual la Libertad, la Democracia y los Derechos Humanos sobran en este baile.

El imperio está cayendo y la bestia herida es muy peligrosa. La ultraderecha está creciendo y hasta gobernando en algunos países y no es casualidad, es la fuerza del dinero, en este mundo todo está controlado. Al que se mueva garrotazo y tentetieso.

Lo vamos a ir viendo, si no hacemos algo para evitarlo.