Una Unión Europea independiente

La UE no tiene política de defensa ni política exterior independientes. En ambos casos depende de EEUU.

Las relaciones comerciales entre la UE y Rusia son convenientes para ambos, pero son vistas con recelo por los poderes fácticos de USA (el complejo financiero-armamentístico, las grandes empresas del gas, etc.), porque fortalecerían a ambas potencias y debilitarían el control de los mercados que ya está perdiendo USA.

En ese marco, se pude ver la mano de Washington moviendo las sanciones de la UE a Rusia, que son inconvenientes para las dos potencias (divide y vencerás) pero que la UE asume a regañadientes porque suponen pérdidas (para España, entre otras) y no se ven beneficios.

Sin salir de la OTAN no hay ninguna posibilidad de una política exterior ni comercial independientes para la UE y para España. Porque la pertenencia a ella supone poner la gestión de los recursos militares y las políticas de defensa en manos norteamericanas.

Como dice Joan Garcés, un país no entra en la OTAN, la OTAN entra en el país.

ESTA ENTRADA LA PUBLIQUÉ EN EL BLOG ANTERIOR, EN EL SERVIDOR NORTEAMERICANO 1&1, el 12 septiembre y se perdió el acceso público al blog.

La UE, títere de EEUU

El País titula hoy: “Bruselas plantea el aislamiento institucional y económico de Rusia”

Es increible que la UE plantee la guerra institucional y económica a Rusia cuando es un vecino próximo, muy poderoso, con el que tiene multitud de intereses comunes y con lo que no va a sacar más que perjuicios. Los agricultores españoles ya están pagando los platos rotos de las sanciones recientes, porque cuando la UE toma medidas de este tipo, Rusia contesta de la misma manera y lo pagamos nosotros.

La UE no tiene ni política exterior ni política de defensa propias, para esta depende de la OTAN que es un organismo dominado por EEUU. Su política exterior también depende de los mismos.

Las oligarquías financieras estadounidenses están imponiendo una guerra económica y militar, continuación de la “Guerra Fría”, cuando la situación ha cambiado notablemente. Ahora EEUU es mucho más débil, China mucho más fuerte y los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) una alianza poderosa.

Las buenas relaciones de la UE con todas esas potencias nos interesan más que la exclusividad y el dominio que pretende EEUU. Su política neocolonialista es anticuada y poco eficiente, como explica Ignacio Sotelo también en el País de hoy.

Los políticos de Bruselas, como muchos de nuestros gobernantes, son corruptos pagados por las mafias financieras para sacar beneficios a costa nuestra.

ESTA ENTRADA LA PUBLIQUÉ EL 3 de septiembre en este blog cuando estaba situado en un  servidor norteamericano (1&1)