Tiempo de locura

Los tiempos de crisis suelen ser tiempos de locura, en los que lo que se resiste a morir trata de disfrazarse para hacer ver que se ha transformado y, lo que es peor, las voces del poder lo imponen con una narración dotada de tanta “normalidad” que llegas a pensar “no puede ser, me quieren hacer ver una realidad que no existe, yo veo al rey desnudo ¿me estaré volviendo loco?”.

El discurso de hacer normal la mentira es ahora, como discurso del poder, labor de los periodistas y son los literatos, los que, con el pretexto de la ficción, pueden contar la verdad. Pasó en los últimos años de Franco cuando la realidad aparecía de forma descarnada en revistas satíricas como “Hermano Lobo”. Pasó en el siglo XIX cuando la explotación salvaje de la clase obrera se narra, como dice Piketty, en “Los Miserables” o en “Oliver Twist” mejor que en los periódicos de la época.

Esta semana aparecen en El País dos columnas que ilustran esta situación. J.J. Millás en Desaplausos retrata la locura de aplaudir apasionadamente el discurso vacío, con el fin de legitimarlo y autolegitimarse. Manuel Rivas en Fruto Ruz reflexiona sobre la aparición de “frutos extraños” (y terroríficos) en los campos de nuestra vida cotidiana. ¿Nos acostumbraremos a ello?.

Se puede vivir en la locura, pero no es sano; quizá tampoco es vida, simplemente supervivencia. ¿Es ese el futuro que queremos para nosotros y nuestros descendientes?

Nos quieren convertir en antenas

En la universidad pública Carlos III de Madrid, tres investigadoras, han desarrollado una patente para fabricar chaquetas con antenas que multiplican por diez la velocidad de subida de información de los teléfonos móviles.

Es curioso que las “investigadoras” que han desarrollado estos dispositivos no sepan que las antenas de telefonía que tenemos en los tejados de algunas casas, como la wifi, están muy cuestionadas porque pueden producir cáncer y otras anomalías en la salud de las personas afectadas por los campos electromagnéticos que generan y que hay movimientos pidiendo la prohibición de la wifi en los centros docentes (Internet puede ir por cable) porque la población infantil, las personas mayores y otras muchas, por diferentes causas, se pueden ver afectadas por estas radiaciones.

Con este nuevo invento, que llaman “revolución tecnológica”, nos quieren convertir en antenas.

¿Sería mucho pedir que las oficinas de patentes exigieran un certificado de que el nuevo invento no atenta contra el derecho a la salud de las personas?

¿Sería mucho pedir que la formación que se da en las universidades sea un poco más global y contemple los derechos de las personas, además del lucro personal o corporativo?

¿Sería mucho pedir que las universidades públicas, y que pagamos todos los españoles, respeten los derechos humanos y el bien común por encima de los intereses financieros y empresariales?

¿Sería mucho pedir que los legisladores defiendan los derechos de sus representados por encima de los intereses de los lobbies?

El FMI ataca al gobierno griego

Esto es como los grupos de matones que hacer círculo para ir golpeando al débil que han rodeado. El golpe de ahora es un informe interno del FMI hecho para ser filtrado en letras grandes por los medios propagandísticos como El País. Es evidente que Grecia no podrá pagar ese préstamos del FMI si esa sucursal del Bundesbank que llaman Banco Central Europeo no le da las ayudas que le está regateando con sadismo tratando de obligarle a seguir ahogando a la población griega.

Las diferentes comisiones de la UE, el BCE, el FMI, Rajoy … se turnan en la paliza contra un estado miembro de la UE. ¡Es alucinante! ¿Qué clase de Unión Europea es esta en que unos países e instituciones machacan a otros países socios (no diremos amigos). Es lo de siempre: la lucha de clases.

La Unión Europea, el Banco Central Europeo, el gobierno alemán, el FMI están tratando de derribar un gobierno democrático y apoyado por el 70% de sus ciudadanos porque propone medidas humanitarias para su propia población, pero sobre todo, porque si sobrevive será el ejemplo a seguir para los nuevos gobiernos que irán apareciendo en España, Italia, Irlanda, etc. que tratarán de cambiar las políticas de explotación de los débiles impuestas por una Unión Europea dominada por la banca alemana y las mafias financieras.

No es el primer intento de golpe de estado financiero. Cambiaron, sin elecciones, al primer ministro italiano Berlusconi, que era un sinvergüenza pero había ganado en las urnas, e impusieron a Mario Monti procedente de Goldman Sachs; quitaron a Papandreu porque quiso hacer un referendum sobre los recortes que iban a imponer a Grecia y pusieron a Lucas Papademos que fué el político y economista que trucó las cuentas de Grecia, con la ayuda de Goldman Sachs, para que pudiera entrar en la U.E., y pusieron a Mario Draghi en el BCE, otro hombre de Goldman Sachs. ¿Quien manda en la UE además de Goldman Sachs?

La democracia internacional murió hace mucho tiempo y ahora se trata de terminar con los restos de democracia que quedan en algunos países. Es una guerra de ricos contra pobres y, por ahora, van ganando los primeros ¿por qué si nosotros somos más? Porque tienen la fuerza: es el nazismo financiero. Pero la Segunda Guerra Mundial la ganó la Resistencia.

La complicidad de los medios

El profesor Vicenç Navarro publica hoy una columna en Público.es que titula:El ataque al Gobierno de Syriza con la complicidad de los medios”. Siento un gran respeto por este “viejo profesor” (que salió de España cuando lo tuvo que hacer el otro “viejo profesor”), porque considero que sus análisis políticos y económicos son de los más acertados y fundamentados que se hacen en la prensa española, además de comprensibles para todo el mundo, como son las cosas que se explican con claridad y con verdad.

En esta ocasión, siento discrepar con su calificación de los medios aunque pienso que lo habrá hecho por prudencia. Los medios de información hace ya años que son de propaganda (él dice a veces persuasión, que viene a ser lo mismo). Lo son desde el momento en que abrasados por las deudas han caído en manos de los fondos de inversión o mafias financieras, como se les suele decir.

Por tanto, no son cómplices, son servidores. Son portavoces de las mafias financieras. Por eso, los de pago están perdiendo lectores a borbotones, porque contratan marionetas como José Carlos Díez y José Ignacio Torreblanca, jóvenes profesores universitarios que, con su discurso neoliberal tratan de ganar posiciones en la larga carrera hacia la cátedra.

Esos son los “expertos” que necesitan los panfletos neoliberales. Por eso Vicenç Navarro y Juan Torres López escriben en un diario digital en lugar de en las páginas de El País. Por eso, hace muchos años que Noam Chomsky escribe en Rebelion.org en vez de hacerlo en el antiguo diario de Polanco y ahora de dos fondos USA, aunque siga capitaneado por J. L. Cebrián, que fue director de informativos de TVE en tiempos de Arias Navarro. Haría bien el viejo Joaquín Estefanía en vigilar a estos cachorros que están mordiendo las patas de su silla, aunque es posible que ya no la necesite.

Morir matando

El PP va ya camino de la travesía del desierto, ruta a la que se resiste cuando debería de estar orgulloso de seguir una tradición bíblica tan querida por ellos. Contradicciones de la derecha: “haced lo que yo digo, pero no hagais lo que yo hago”.

Pero mientras alcanzan el borde mismo del desierto, que será a finales de año, tienen muchos meses para seguir haciendo fechorías, destrozando el país y los pocos restos de democracia que nos quedan. Han ocupado el Estado para tratar de destruirlo, porque no creen en él. Han ocupado el gobierno para entregarlo a los intereses privados: el capitalismo de amiguetes.

La ley Mordaza nos lleva al franquismo y eso sí que es coherente por su parte. Está en su ADN, por eso, los que exigen a ETA que condenen sus acciones y pidan perdón a sus víctimas, cosa que me parece muy bien, nunca han condenado el franquismo ni pedido perdón por sus víctimas, siguen manteniendo su recuerdo y sus símbolos en calles y plazas de nuestras ciudades y niegan el enjuiciamiento de los criminales en los tribunales internacionales.

La ley Wert de Educación, con su nuevo currículo de Religión es otro viaje al franquismo, vía nacional-catolicismo, que de seguir así nos podría llevar a la ridícula situación de algunos estados norteamericanos que condenan la teoría de la evolución. Es un ataque al pluralismo defender en la Escuela las teorías míticas del cristianismo, cuando ya hay una parte significativa de los españoles que no las compartimos. Los ateos respetamos a las personas de otras creencias a condición de ellos nos respeten a nosotros. El respeto o es mutuo o no tiene sentido. (Ver el magnífico artículo de Sánchez Ron en el País de hace unos días).

Muchos estábamos contentos de haber vivido en esta época que nos ha permitido cubrir la costosa evolución de religioso a ateo en poco tiempo, cuando a Darwin le costó muchos años de enorme sufrimiento, pero estos carcamales corruptos nos quieren volver a la barbarie, mientras aprovechan para vaciarnos los bolsillos.

El negocio de las víctimas

En este sistema de capitalismo salvaje a todo se le puede sacar rentabilidad.

Un accidente de avión es una ocasión estupenda si se le sabe sacar provecho. Hoy hemos visto a Merkel, Holand y Rajoy cerca del lugar del accidente. Tras el atentado de París vieron que mostrar gestos de dolor cuando hay víctimas produce réditos políticos porque es una prueba visible de su humanidad. Pero la función de estos gobernantes no es viajar a las montañas a crear problemas (habría que ver cuantos secretarios y guardaespaldas les acompañaban y si no han causado más problemas que soluciones). Su función es evitar estas catástrofes obligando a inspecciones y normas de seguridad estrictas y promoviendo investigaciones que lleven a detectar a los culpables y obligarles a compensar a los familiares de las víctimas. Este sería un buen homenaje a las víctimas.

Promover minutos de silencio en ayuntamientos y otros organismos oficiales tiene más de propaganda política que de ayuda a víctimas y familiares. Los causantes de tanto dolor y muerte por austericidio, sólo se conmueven cuando les interesa.

Claro que no todas las víctimas son iguales. Las de accidentes o atentados son claramente homenajeables, las víctimas de la crisis son de naturaleza ocultable. Ya ha dicho el presidente de la Comunidad de Madrid que aquí no hay niños con hambre, la población infantil tiene problemas de obesidad. Veremos si abren los comedores de los colegios estas vacaciones. Las víctimas de la crisis son invisibles.

Están muriendo más de tres mil personas cada año en España por suicidio, que es la mayor causa de muerte violenta, y gran parte de ellas están relacionadas con la crisis. Para ellas no habrá minuto de silencio ni siquiera mención. Son daños colaterales.

Los medios de propaganda también tratan de hacer su agosto. Informativos dedicados exclusivamente al accidente, cuando todo el mundo sabe que al principio hay muy poca información disponible. No importa, no se trata de informar, se convierten en programas de entretenimiento y se sigue haciendo caja. Además, así no se habla de los problemas del conjunto de los españoles, hablemos de los accidentados y sus familias, si es posible con música de fondo, porque este no es el momento de buscar culpables.

Auditoría de la deuda griega

La presidente del parlamento griego, Zoé Konstantopoulou, anunció el pasado martes 17 de marzo de 2015 la constitución de una comisión de auditoría de la deuda pública griega. «El objetivo es determinar el eventual carácter odioso, ilegal o ilegítimo de las deudas públicas contraídas por el gobierno griego», dijo la presidente. Esta comisión estará coordinada en sus aspectos científicos por Éric Toussaint, portavoz del Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo y ex miembro de la comisión de auditoría de la deuda ecuatoriana en 2007-2008.

Sofía Sakofara, diputada griega elegida con el mayor número de votos para el Parlamento Europeo y que participó en el lanzamiento del comité por la auditoría ciudadana de la deuda griega en 2011, hará el papel de enlace con el Parlamento Europeo.

Iniciativas parecidas están proponiendo PODEMOS, Izquierda Unida y GANEMOS MADRID para las elecciones municipal y autonómica de Madrid, que tras décadas de gobiernos del PP convendría que se airearan sus cuentas.

Estas medidas no gustan ni a las derechas gobernantes, ni a las mafias financieras, ni a sus medios de propaganda y El País digital no las ha mencionado en todos estos días, a pesar de los númerosos artículos que está dedicando a atacar las políticas humanitarias que pretende desarrollar el gobierno griego.

Hoy mismo, se suma el ministro Guindos a esa campaña haciendo méritos para que la Jefa alemana le prepare algún carguillo en la Unión Europea cuando el PP pierda las elecciones generales.

El ingenuo y atribulado lector de El País

Ayer aparecía un artículo de Claudi Pérez en la sección de Internacional de El País digital titulado: “Grecia desafía a la UE con una ley para paliar la crisis humanitaria”.

El ingenuo y sufrido lector de este diario se queda estupefacto: ¿Cómo es posible que la UE se sienta desafiada porque el gobierno griego quiera paliar una crisis humanitaria? ¿Estará la UE en contra de los Derechos Humanos? ¡No puede ser! ¿O si?

El ingenuo y atribulado lector lee con gran interés las 714 palabras de este artículo tratando de ver en qué consisten esas políticas que quiere aplicar el gobierno griego, pero ¡qué curioso! no se habla de esto. El artículo trata de las reacciones que han producido en Bruselas esas supuestas políticas para paliar la crisis humanitaria y además, en el último párrafo se entera de que un tal Dijsselbloem, que por lo visto ahora es presidente del Eurogrupo ¿qué será esto? ¿quién le habrá elegido? ¡Es terrible no entender nada! Pues bien, el tal Dijsselbloem “provocó, además, el enésimo batacazo de los bancos griegos en Bolsa tras unas declaraciones sobre la posibilidad de poner en marcha controles de capital”. Osea, el tipo este hace unas declaraciones para desestabilizar a los bancos griegos. ¡Asombroso! Decían que Grecia estaba en la UE ¿cómo puede ser que la EU se dedique a atacar a sus amigos? ¡Parece Esperanza Aguirre!.

También dice que “el FMI filtró ayer que Grecia es “su peor cliente” —peor aún que Argentina— en 70 años”. Bueno esto es más comprensible ¿qué se puede esperar de un club cuyos tres últimos presidentes han sido Rodrigo Rato, que anda un poco perseguido por la justicia por delitos varios, Strauss Khan que ha sido juzgado por proxenetismo y la actual Cristine Lagarde que tiene algunos problemas con unos millones que adjudicó, siendo ministra de Sarcozy, a un millonario industrial y presidente de un famoso club de futbol?. Decir que el FMI tiene clientes es casi un eufemismo, más bien tiene víctimas.

En vista de que la UE parece un club de sádicos dedicados a sembrar el terror, el ingenuo y un poco aterrorizado lector de El País se pregunta ahora ¿quien habrá hecho este retrato tan perjudicial para la Unión Europea? Por la foto parece un joven progre, con melenita y gafas modernas: parece normal. ¿Y dónde vive? En Bruselas. Claro,  ¡las malas compañías!. En Bruselas debe de estar lo mejor de cada casa a juzgar por lo que ocurre en la UE. ¿Y El País no tendrá un corresponsal en Atenas para hablar de Grecia? Pues parece que no, que Grecia no interesa.

Ahora el ingenuo lector de El País se empieza a sentir mal consigo mismo. ¿Qué hago yo leyendo un periódico que sólo está interesado en los problemas de los ricos? Porque los españoles llevamos el camino de ser griegos (?).

Solidaridad con los ricos

Este es el planteamiento del gobierno de Rajoy o de la Unión Europea que maneja con mano de hierro Merkel como gobernanta de la banca alemana.

La hacienda pública de Rajoy compara a Cáritas con el PP en una de sus piruetas más vistosas como contorsionista. Decir que es igual lo que es contrario es uno de los ejercicios para los que está mejor entrenado. Cáritas ayuda a los pobres como el PP ayuda a los ricos. Así lo ha demostrado el informe de OXFAM “Gobernar para las élites” y esto lo hace con miles de formulas: con un sistema fiscal en el que los ricos pagan poco y los pobres mucho, con un sistema de ayudas a los grandes defraudadores de impuestos, con grandes facilidades para el blanqueo de dinero (vease Banco Madrid, sito muy propiamente en la Plaza Margaret Thatcher), etc. en resumen, con una Hacienda pública dirigida a este fin.

En la misma línea, su comadre Merkel está pisando la cabeza de Grecia para que el gobierno de Syriza no consiga paliar las penalidades que sufre la población griega. No es que Alemania lo necesite, es guerra preventiva, no vaya a cundir el ejemplo en España, Portugal, Italia, Irlanda. Es pura maldad.

Y encima niegan que haya lucha de clases. A lo mejor tienen razón, quizá no hay lucha, simplemente explotación. Habrá que reconocer que alguna culpa tendremos todos.

El Debate sobre el estado de la Nación lo ganó Alberto Garzón

Mucha gente se pregunta para qué sirve el Senado y pocos se plantean para qué sirve este Congreso, aunque muchos, quizá una mayoría, pensamos que no nos representa.

Si analizamos el último debate sobre el estado de la Nación, a través de las encuestas del CIS, que es quizá la aproximación más veraz que tenemos sobre la opinión de los ciudadanos, podemos encontrarnos varias sorpresas.

La manipulación de los medios.

Para ellos, el debate era entre Rajoy y Pedro Sánchez, porque su perspectiva es bipartidista y por ello ocultan que hubo muchos más políticos y partidos que participaron, pero como han dicho Ramonet y otros, la manipulación de los medios está más en lo que callan que en lo que dicen.

Lo que piensan los ciudadanos.

Hay dos preguntas de la encuesta del CIS que no han tenido repercusión en los medios pero que a mi me parecen fundamentales:

Pregunta 13. En términos generales, ¿cómo le parecieron: muy bien, bastante bien, bastante mal o muy mal, las intervenciones a lo largo del debate de…?

Garzón

Sánchez

Rajoy

Díez

Muy bien

8,6

5

5,6

6

Bastante bien

21

24,3

17,2

19,9

Aceptación

29,6

29,3

12,8

25,9

Bastante Mal

10,7

27,2

27,3

15,4

Muy mal

7,3

13,2

32,1

9,7

Rechazo

18

40,4

59,4

25,1

Las respuestas a esta pregunta, en relación con los líderes que más aparecen en la encuesta, permiten comprobar que las intervenciones mejor acogidas (29,6%) fueron las de Alberto Garzón y también las que produjeron menor rechazo (18%); en segundo lugar en aceptación encontramos a Pedro Sánchez (29,3%), aunque en rechazo es Rosa Díez (25,1%), en tercer lugar Rosa Díez y Pedro Sánchez intercambian sus papeles y en cuarto claramente M. Rajoy con menor aceptación y mayor rechazo.

Más importante aún es la pregunta 13a. porque se refiere al acuerdo o desacuerdo de los ciudadanos con los planteamientos del político.

Pregunta 13a. Y, en relación con lo que dijo cada líder político/a, ¿podría decirme si está Ud. de acuerdo…?

Garzón

Sánchez

Rajoy

Díez

Con la mayoria

10,5

4,5

6

5,3

Con bastantes

28,8

25

16,1

24,6

Aceptación

39,3

29,5

22,1

29,9

Con pocas

19,4

41,8

28,4

26

Con casi nada

17,1

20,7

44,5

20

Rechazo

36,5

62,5

72,9

46

Aquí encontramos que Alberto Garzón vuelve a obtener los mejores resultados, 39,3% de aceptación y 36,5% de rechazo, seguido de Rosa Díez (29,9% aceptación y 46% de rechazo), Pedro Sánchez (29,5% de aceptación y 62,5% de rechazo) y Mariano Rajoy (22,1% de aceptación y 72,9% de rechazo).

Los parlamentarios y los medios

Curiosamente, estos datos no tienen mucha relación con lo que pensaban los parlamentarios ya que a Alberto Garzón y Rosa Díez les escucharon muy pocos diputados.

Lo que piensa el PP sobre este debate se vió claramente cuando Rajoy le dijo a Pedro Sánchez que no volviera por allí y cuando Celia Villalobos jugaba con su ipad y presidía el debate, mientras hablaba el presidente del Gobierno.

La misma actitud tuvieron los medios de comunicación centrándose en los representantes de PP y PSOE y despreciando al resto de los intervinientes.

El bipartidismo y los medios de comunicación y propaganda tienen en común los patrocinadores: las grandes empresas y fortunas y el mismo enemigo: los ciudadanos/lectores/espectadores, porque como ha denunciado Oxfam-Intermon, gobiernan para las élites.