Carta a los Reyes

Podemos ha escrito a los Reyes pidiéndoles que suspendan la visita oficial a Arabia Saudí prevista para febrero. Consideran que un país que acaba de ejecutar a 47 opositores, en el que las mujeres sufren una discriminación sistemática y donde los defensores de los derechos humanos sufren una represión continua, no es razonable que sea visitado por una monarquía supuestamente neutral.

Arabia Saudí es un buen cliente para España. Invierte muchos millones (293 en 2014) en armas españolas y empresas de origen español (y beneficios en el paraíso, fiscal por supuesto) construyen el AVE de Medina a la Meca (6.736 millones de euros).

¿España defiende los Derechos Humanos? ¿Qué precio tienen los Derechos Humanos? ¿Lo saben los Reyes?

Los medios de comunicación lo tienen claro, por eso no hablan de ello. Felipe González tampoco. Todos están enzarzados en la guerra venezolana que aunque allí no ejecutan opositores, atentan contra los intereses económicos de los poderes financieros que ellos defienden.

Están locos estos cristianos

Los del nacional-catolicismo tienen un problema: no admiten la realidad. Han creado un mundo imaginario a la medida de sus necesidades y no se atreven a salir de él.

Lo de la cabalgata ha sido esperpéntico. No es fácil racionalizar los mitos, pero hacer como si fueran la realidad no es sano mentalmente. Hasta ha habido un grupo que está recogiendo firmas para que sea la Conferencia Episcopal la que organice las cabalgatas, cosa que a la Conferencia, a través de su portavoz, le parece improcedente.

El mito de los Reyes Magos tiene el problema de que empezaron siendo Magos (en los evangelios) y terminaron siendo Reyes (cuando a la Iglesia le vino bien) y todo eso está escrito; y cuando el Ayuntamiento de Madrid (Manuela Carmena no tiene la culpa de todo) los viste de magos, una niña pija y maleducada, porque su mamá no le ha enseñado que esto es una representación, (como dice el portavoz de la Conferencia Episcopal), se supone que dice que un traje no es de verdad y su mamá aprovecha para montar la bronca.

Otra fregada de tinta de calamar. Un PP incapaz de formar gobierno, porque nadie se atreve a pactar con ellos, que aún no ha reconocido que murió Franco y fue un dictador cuyo régimen merece condena, se obstina en una lucha contra la realidad y, sobre todo, por no perder la impunidad, aunque saben que la realidad es tozuda y acabará imponiéndose.

Su única salida es agarrarse a los mitos y las tradiciones y resistir como puedan, porque saben que tienen los días contados.

Cabalgatas

El PP instalado en la mentira y la corrupción, ya alucina (no sólo Esperanza Aguirre) y confunde mito con realidad. Todo le vale con tal de distraer sobre las docenas de procesos judiciales que les acosan y las dificultades para mantener la impunidad si salen del poder.

Que una niña pija de 6 años diga que el traje del un rey mago no es de verdad y su famosa madre (por decirlo finamente) se lo tome en serio y monte un ataque polítiquero contra la alcaldesa de Madrid, ¡como si el rey fuese de verdad! ¿hay reyes de verdad?, nos muestra que estamos volviendo al esperpento de principios del siglo pasado, cuando se observaba la realidad con espejos deformados, ahora en función de sus corrupciones e intereses económicos.

Reyes magos, por favor, pastillas para todos los peperos, que están de los nervios y nos llevan a la ruina.

Torrelavega, refugio de poetas

Resulta chocante venir de Madrid y encontrarte con que lo que allí y en otras ciudades españolas y europeas, es normal y llaman “huertos urbanos”, aquí está penado por la alcaldía.

La burbuja inmobiliaria ha dejado abandonados y en deterioro espacios que grupos de ciudadanos altruistas limpian y acondicionan como lugares comunes y gratuitos para el ocio y la cultura. Esto no parece agradar al sistema económico, posiblemente porque es altruista y gratuito, pero resulta chocante que en una ciudad de 60.000 habitantes que no tiene Casa de Cultura activa y participativa, no se favorezcan estas iniciativas ciudadanas.

El sábado se celebró en el Espacio Argumosa un recital de poesía muy bien organizado, con un equipo de sonido eficaz, como protesta por la actitud de la actual alcaldía. Poetas jóvenes y no tan jóvenes se dieron cita justo en frente de donde antaño estuvo el Teatro Principal que acabó convertido por arte de birlibirloque (¿qué norma urbanística permitió tal modificación de uso?), en un bloque de pisos.

Una alcaldía que adopta estas actitudes no es digna de esta ciudad. O a lo peor si.

La rebelión de los ricos

Una señora de clase media-alta ha entrado en la cárcel en Lima (Perú) por dar una bofetada y agredir verbalmente a un policía que pretendió multarla por una infracción cometida al volante de su 4×4. Afortunadamente alguien lo grabó en video.

La señora, que por la foto parece joven, ya entró en la cárcel a pesar de que en Facebook se desató una campaña en su favor alegando “Minoría blanca altamente discriminada” (el policía era indígena) y de que su abogado declaró en la televisión que había sido un simple empujoncito. El juez la ha condenado a seis años de cárcel efectiva por atentado a la autoridad.

Hace un tiempo ocurrió algo similar en la Gran Vía madrileña, con una señora de clase alta cuyo atentado no ha tenido consecuencias, se ve que aquí la autoridad aún se lleva en la sangre. Esto no es muy moderno pero si muy rentable para la clase alta.

Parece que los ricos no se acaban de creer lo de que la Justicia es igual para todos y deben de tener razón porque, en España, hay mucho corrupto suelto pero muchos más corruptores sin dar cuenta de sus delitos. Claro que las oligarquías gobernantes ya se ocupan de impedir que el sistema judicial disponga de los medios necesarios para cumplir sus funciones.

La regla es fácil: a mayor corrupción, menores recursos para la Justicia y para la inspección fiscal. Esta es la rebelión de los ricos. Y todo esto mientras nos entretienen votando con leyes trucadas.

La grandeza de España

Hoy la grandeza de España es un palacio de cartón-piedra construido por los americanos para una película de la Bronston.

El inquilino de la Zarzuela nos contó anoche un cuento navideño que tiene con el país en que vivimos la misma relación que los musicales de la Gran Vía o los Telediarios de la 1.

No hay más que cotejar las preocupaciones que mostraba el discurso con las encuestas del CIS para ver que el rey concuerda con las empresas del IBEX 35 y observa los problemas de los españoles desde el Salón del Trono del Palacio Real.

Decir que el Palacio Real es de todos los españoles es ignorar la España de los desahucios, del aumento de la pobreza y del enriquecimiento de unos pocos. El complejo Palacio Real – Catedral es el símbolo de una España gobernada por la aristocracia del dinero y la Iglesia, una España en la que sólo se pueden encontrar cómodos los que forman la oligarquía beneficiada.

Que el discurso le haya gustado an Jiménez Losantos no es una buena señal para los españoles.

La corrupción no existe y parece que la justicia es ciega. Veremos qué nos trae el 2016.

Agresiones

Los que tienen misiles, no dan bofetadas. Los que tienen el BOE, tampoco. Ni los que tienen un banco. O los que presiden una gran corporación. Ni los que tienen SICAV. Todos tienen quien las dé por ellos.

Este gobierno ha utilizado el BOE para quitar dinero a los pobres y dárselo a los ricos. Ha utilizado el BOE para que tener un trabajo no impida seguir siendo pobre. Ha recortado en salud y servicios sociales y ha aumentado el número de suicidios y desequilibrios mentales y disminuido la esperanza de vida de mucha gente.

Esto son verdaderas agresiones a la población, porque nos han quitado, por Ley, derechos y medios de vida. Esto no son bofetadas son atentados contra nuestra supervivencia. La crisis económica que se está dando en España es del calibre de una situación de guerra. Una bofetada es un gesto simbólico, el que quiere agredir no da en la cara, hay otros puntos más sensibles. La estafa que supone la mala gestión de la crisis económica es una agresión a la mayoría de la población.

Que sus artífices se paseen por la calle con total impunidad es una vergüenza para la población. Pinochet cuando salió del gobierno tuvo algunos problemas en la calle. Billy el Niño y Martín Villa parece que no los tienen. Hace unos años Fidalgo, Secretario General de CCOO, recibió un palo en la cabeza en una manifestación, se supone que con el palo de una pancarta. El obrero que le dió posiblemente tenía razón, hoy Fidalgo está en la órbita de FAES.

El BOE, en manos del bipartidismo, ha resultado un arma de destrucción masiva y para evitar respuestas tienen, además del BOE (Ley Mordaza) la policía y al ejército.

Los medios de comunicación y los políticos en campaña han respondido rápido y todos de la misma manera ante una sola bofetada y han estado bastante sumisos mientras se tomaban las medidas que han agrandado la crisis y la brecha social. Esa es su misión. Los que viven de la corrupción tiemblan ante la posibilidad de cambio.

Una bofetada simbólica tiene más respuesta mediática que miles de desahucios y tendremos que votar con una ley electoral que favorece a los ricos.

El gobierno y los bancos nos roban

Si vas a pedir un crédito, el banco te pedirá un 8% de intereses. Si vas a hacer un depósito, el banco no te podrá ofrecer más que un 1%, porque el Banco de España no le permite dar más. ¿Para eso sirve el Banco de España, para estafar a los españoles?

Claro que ahora, te permiten hacer un depósito de 5.000 euros, a 5 años, al 1%, sin que tribute. Esto es como el sueldo básico de Ciudadanos: la empresa te pagará poco, pero el Estado (todos los españoles) te lo completa. En este caso el banco sólo te paga un 1% durante 5 años, pero el Estado deja de cobrarte impuestos, es decir, entre todos pagaremos lo que tu ahorras.

Como los planes de pensiones: dan escasos beneficios, pero dejas de tributar bastante. Los fondos de pensiones privados hacen su negocio porque consiguen fondos para especular y el ciudadano que los contrata recibe un beneficio a costa de casi todos los españoles (los ricos no pagan impuestos).

¡La banca gana! Y nosotros, con la complicidad del gobierno, perdemos.

¿A quién vas a votar?

¿Quienes son los extremistas?

Vicenç Navarro, Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas se plantea hoy en su blog, publicado en Público.es ¿Quiénes son hoy los extremistas? ¿Los llamados radicales o los moderados? Y acusa a los establishments financieros-económicos-mediáticos-políticos de configurar “a través de los medios de información y persuasión que influencian (y que en muchas ocasiones controlan), la sabiduría convencional del país, que define cuáles son los términos y conceptos en el discurso político-mediático que deben considerarse aceptables, y cuáles no”. Para ello, toma como ejemplo la imagen que estos poderes están dando del nuevo líder del Partido Laborista, el Sr. Jeremy Corbyn.

Analizando las propuestas del Sr Corbyn de no renovar y modernizar los submarinos nucleares, de no bombardear al ISIS, de deshacer la reforma laboral, de defender a los sindicatos frente a los ataques del gobierno Cameron, de reintroducir políticas fiscales progresivas que disminuyan las desigualdades de renta y de renacionalizar el Servicio Nacional de Salud, las compañías energéticas, de transporte ferroviario y la compañía de correos; propuestas que los poderes fácticos consideran extremistas, el profesor Navarro observa que la mayoría de la población británica está de acuerdo con ellas.

Con esta conclusión, le sorprende que “la dirección del PSOE, bajo el liderazgo del Sr. Pedro Sánchez, haya caído también en la reproducción de la sabiduría convencional sobre el Sr. Corbyn, indicando que no es el tipo de socialdemocracia que favorecen, identificándose más con Hollande, el Presidente socialista francés”.

Mirando los programas electorales de los partidos españoles, podremos ver que estas propuestas que apoya la mayoría de la población británica, en España, sólo las hace Unidad Popular-Izquierda Unida.

Esto no deja de ser un motivo para reflexionar qué papeleta meteremos en la urna el domingo próximo.

 

El recambio

Dicen que en La Moncloa piensan que después de las elecciones todo seguirá igual y, en parte, tienen razón. Todo seguirá igual aunque probablemente sin ellos.

Ha surgido el recambio. Ahora se dice la versión 2.0. Así Ciudadanos es la versión 2.0 del PP y Podemos la versión 2.0 del PSOE. Sus programas son similares aunque con un lavado de cara, pero sobre todo respetando el sistema (o el tinglado, según se mire).

Como los cambios no pueden ser radicales (hay muchos españoles desinformados, que ese es el trabajo de los medios de comunicación), las versiones nuevas y las viejas tendrán que pactar y ahí, el PP tiene las de perder porque con tanta corrupción y tanto recorte tendrá dificultades para hacer amiguitos.

El PSOE lo tiene más fácil porque está en la oposición y algunos medios de propaganda se ocupan de disimular sus compromisos. Aunque su discurso es lamentable: sigue con el rollo del voto útil, aunque no tanto como su comportamiento de “haz lo que yo digo pero no digas lo que yo hago”. En el parlamento de la Unión Europea apoya una una cosa y en España dice que apoya la contraria. Su disfraz de derecha maquillada de izquierda ya no funciona. Sólo El País los sigue calificando de izquierda.

Todo este panorama de campo de juego en el terreno de la derecha no hubiera sido posible sin la ocultación mediática de que hay una opción real de izquierda: Unidad Popular-Izquierda Unida que, a pesar de estar liderada por uno de los parlamentarios mejor valorados del Congreso, ha sido expulsada del terreno de juego porque no acepta las reglas del capitalismo salvaje.

Ciudadanos ya se ha retratado con el “contrato único” y Podemos con la aceptación de la OTAN y con su demostración de la rapidez con que un movimiento alternativo puede convertirse en “casta”.

No hay soluciones a corto plazo. El transatlántico tardará en girar 180º, pero una izquierda transformadora fuerte en el Congreso y un movimiento vecinal y social crítico pueden acelerar el giro y salvarnos del desastre porque, por poner un ejemplo, el cambio climático no se conseguirá sin cambiar el sistema económico. El Verde se tiene que basar en el Rojo, es el nuevo paradigma: la paradoja cromática.