Inditex (Zara) obtiene más de 3.000 millones de beneficios y tributa fuera de España

El País saca hoy un artículo sobre las cuentas de 2016 de este grupo empresarial, con gran variedad de aspectos, como que trabaja en 93 países, los beneficios que ha tenido, el incremento del pago a los accionistas, sus planes de expansión …

El presidente del grupo ha ganado en ese año 10,4 millones de euros.

Lo que no menciona es dónde tributa y es que este gran grupo empresarial, como muchos otros del IBEX, tributa fuera de España.

Aquí sólo colaboramos en los pagos de los servicios públicos las personas físicas. El 85% de la recaudación de impuestos procede de las familias. Las grandes empresas utilizan todos nuestros servicios: carreteras, comunicaciones, ejército, educación, … pero no colaboran en su mantenimiento.

Nos bajan los sueldos y las pensiones y tenemos que pagarles sus gastos. Ahí están los beneficios de la “recuperación” que cuenta Rajoy.

¡Quieren poner una mina al lado de mi casa!

Estos PePeros están locos. ¿Hasta dónde va a llegar la desastrosa gestión de la Comunidad de Madrid?

La Comunidad de Madrid ofrece 11 derechos mineros en mitad de la ciudad” dice hoy El País. Uno de ellos se sitúa en pleno barrio de Valdebernardo, otro en Villa de Vallecas … ¿No saben leer mapas? ¿O simplemente no saben leer? ¿En manos de quién estamos?

No sólo destrozan la sanidad, la educación, los servicios sociales … ahora ¿Quieren destrozar Madrid? ¿Sólo porque aquí no gobiernan? ¿Son malos o son tontos?

La corrupción les ha debido afectar a las meninges. ¡Vaya plaga que nos ha caído!

¡Si nosotros sólo queríamos un bus express!

11 – M

Aquel día me levanté sobre las 8 menos cuarto y puse RNE para desayunar. Oí las noticias de los atentados en los trenes que traían trabajadores a Madrid y comprendí que no podían ser de ETA. Sus atentados no solían ser indiscrinados, eso lo hacían la ultraderecha y los yihadistas, pero enseguida comenzó la campaña de intoxicación del gobierno de Aznar.

Como el informativo de RNE1 no daba mucho de sí, cambié a la SER y Gabilondo, que conducía un programa parecido al que ahora lleva Pepa Bueno, y sus tertulianos también estaban defendiendo la autoría de ETA.

Sobre las 9, Iñaki Gabilondo se justificó diciendo que ante una tragedia así había que estar con el gobierno. Mi asombro seguía creciendo. No había necesidad de estudiar políticas para saber que esos atentados no llevaban la firma de ETA.

No tardó en aparecer la furgoneta de Alcalá con documentos yihadistas y al oráculo de la SER no le quedó más remedio que enmendar su posición, a pesar de los continuos comunicados que seguía sacando Acebes, ministro de Interior de Aznar, justificando la autoría de ETA.

Cuando, sobre las 10, Arnaldo Otegui lanzó un comunicado asegurando que ETA no tenía nada que ver con los atentados, la cosa ya quedó suficientemente clara para la mayoría de los madrileños, aunque Aznar, Acebes, El Mundo, etc. siguiesen con su campaña de mentiras.

Todo esto funcionaba en un contexto en que Aznar nos había metido, unos meses antes, en la guerra ilegal de la invasión norteamericana de Iraq, contra la opinión del 91% de los españoles, lo que produjo, momentos antes del envío de las tropas españolas, la mayor manifestación que he conocido, quizá solo comparable a la de la matanza de los abogados de Atocha. Yo la cogí a la altura del Museo del Prado y no pude ni llegar a Cibeles porque estaba todo colapsado. Algunos de los que tenían que encabezarla tuvieron grandes dificultades para ocupar su lugar.

A la manifestación del 11-M no asistí, porque entendí que una tragedia así merecía una manifestación de consenso, pero Aznar y su gobierno decidieron apropiársela convocándola unilateralmente contra ETA. Mucha gente asistió y se enfrentó con el clan de Aznar por eso.

La manipulación que hizo el gobierno de estos atentados le dio a Zapatero un gobierno que, hasta ese momento era impensable.

La jauría

Los perros de la prensa, azuzados por sus amos, atacan de nuevo. Atacan a Podemos y atacan a la democracia. Porque no puede haber democracia si no hay libertad de información y calidad informativa.

Prisa (El País y la Ser) llevan dos días atacando, con el pretexto de un informe de la Asociación de la Prensa de Madrid. Como siempre, las empresas mediáticas utilizan los informes cuando les conviene, porque el del año pasado, en que se decía que el 75% de los periodistas se autocensuran por estar con empleo precario, ni lo mencionaron.

No hemos visto ninguna protesta de la APM por las manipulaciones y la persecución de los periodistas de Telemadrid en tiempos de Esperanza Aguirre. Tampoco ahora sobre los conflictos entre periodistas y empresa en los desinformativos de TVE.

PRISA se ha crecido con el descabezamiento del PSOE y se cree que puede dominar la política española. El Padre Iñaki, Pepa Bueno y hasta Peridis, llevan dos días haciendo su mal trabajo sobre este tema. Por algo, un estudio de la universidad de Oxford dice que los medios españoles están entre los más desacreditados de Europa.

Los enemigos de los periodistas no están en Podemos, están en la dirección de sus empresas, porque la mayoría tienen empleo precario para exigirles que sean la voz de su amo.

Los medios están en manos de los bancos y estos se sienten menos impunes estando Unidos Podemos en el Congreso. Este es el problema. Un problema grave de falta de democracia y exceso de manipulación informativa.

¿Delitos de opinión?

Frente a la impunidad de los delitos económicos, la Justicia del PP encausa los delitos de opinión, castigando la libertad de expresión cuando va contra sus intereses.

En la Audiencia Nacional comienzan estos días siete juicios por comentarios en las redes sociales, que van desde chistes sobre Carrero Blanco hasta “delitos de enaltecimiento del terrorismo”. Habría que dejar claro que no es lo mismo actos de terrorismo que opiniones sobre el terrorismo, como tampoco es lo mismo terrorismo real que terrorismo en la ficción (caso titiriteros), pero tanto unos como otros son utilizados por un sistema judicial muy poco independiente para defender los intereses de los poderosos.

Es posible que estas acciones judiciales, en un sistema colapsado por la falta de personal y medios materiales, quieran distraer del ocultamiento o abandono en que se tienen los delitos económicos y de corrupción. En todo caso, esto es más propio de un país del tercer mundo que de un país europeo, lo que indica la ruta por la que nos conduce el gobierno de Rajoy y sus mariachis.

La Ley Mordaza y estas iniciativas judiciales nos acercan mucho a las dictaduras y estaría bien que González y Aznar, luchadores por la libertad en Venezuela, se ocuparan un poco de su situación en España, porque la libertad de expresión está aquí pasando por un mal momento. Aunque es posible que sus muchos negocios no se lo permitan.

El ministro de Injusticia

La principal preocupación del gobierno de España no es mejorar las formas de vida de los españoles, es librarse de las penas por corrupción y esa es la misión del ministro de Injusticia.

Los veredictos del caso Noos, las declaraciones continuas del ministro sobre este y otros casos, la información privilegiada del presidente de Murcia sobre las decisiones de los fiscales sobre su propio enjuiciamiento … así lo demuestran.

La corrupción infecta todos campos de la administración, tras años de abandono de la Justicia por parte de TODOS los gobiernos del régimen del 78. Faltan jueces y funcionarios, falta modernización y medios para la administración de Justicia, falta independencia judicial, ya que el Poder Judicial y los tribunales superiores están en manos de las partidos más corruptos y falta, sobre todo, voluntad política para solucionarlo.

Los más del 100 millones de euros dilapidados en el proyecto fallido de la Ciudad de la Justicia de Esperanza Aguirre es el paradigma de cómo han tratado los gobernantes el tema de la Justicia.

En este contexto, resulta insólito que aún haya jueces dispuestos a ejercer bien su función, pero ya han comenzado los ataques al juez de Palma que instruyó la causa del caso Noos y es que los corruptos no perdonan, como la mafia, necesitan la oscuridad del terror para seguir delinquiendo.

En el capitalismo salvaje, la democracia representativa es un buen sistema para fomentar la corrupción, por eso se trata de impedir la democracia participativa. De ahí sale el miedo y la necesidad de difamar y destruir a Unidos Podemos y las mareas.

El PSOE vota a favor del CETA

El CETA (Tratado de libre comercio e inversión entre la UE y Canadá) ha sido aprobado esta mañana en el parlamento europeo.

Este tratado, como el TTIP que se sigue negociando, refuerza el poder de las grandes corporaciones contra los estados, debilitando aún más la democracia ya que facilita que los poderes financieros pueden pedir compensaciones a los estados, fuera de la justicia ordinaria mediante “tribunales” privados, si entienden que alguna ley estatal atenta contra sus estimaciones de beneficios.

La izquierda europea y los verdes habían recogido 3,5 millones de firmas de ciudadanos europeos contra estos acuerdos, que se han fraguado con total falta de transparencia y gran influencia de las grandes corporaciones.

PSOE, PP y Ciudadanos deberían explicarnos cómo han votado a favor de un tratado que va contra la democracia y de los intereses de los españoles.

Por lo visto, el PSOE dice una cosa en España y vota otra en el parlamento europeo. ¿Así pretenden recobrar su credibilidad?

Obispos

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, defiende la apropiación de la Mezquita de Córdoba, por la Iglesia Católica, argumentando que es de estilo cristiano bizantino. Los expertos no salen de su asombro porque todos coinciden en que es uno de los principales ejemplos mundiales de arte islámico.

El obispo reconoce que los árabes pagaron su construcción. En sus palabras de “resonancias bíblicas”: “Los moros sólo pusieron el dinero”. En todo caso, parece que ha olvidado alguno de los mandamientos de su Iglesia y se ha “apropiado” de algo que es patrimonio común de los españoles, con la ayuda de una ley franquista que actualizó el gobierno de Aznar. La consecuencia es que la sociedad privada Iglesia Católica, recauda así varios millones de euros al año generados por las visitas al monumento.

Este obispo ya es conocido por frases, como “La Unesco tiene programado hacer homosexual a media población” o “la fecundación in vitro es un aquelarre químico”, que harían dudar de su salud mental, si no fuera porque las autoridades eclesiásticas suelen utilizar argumentos religiosos o simples mentiras para justificar su afán de poder.