Archivo de la categoría: Medios de Comunicación

Así intoxica El País

Titular: “Muere Donald Rumsfeld, el arquitecto de la guerra de Irak bajo el Gobierno de Bush”

Calificar de “arquitecto de la guerra de Irak” cuando sería más certero poner “criminal de la guerra de Irak”, es una muestra de como intoxica El País

elDiario.es titula: “Donald Rumsfeld: el «pequeño cabrón despiadado» que nunca se arrepintió”,

¿Se nota la diferencia?

Una derecha y unos medios de propaganda en crisis

España no va bien, pero el relato mediático oculta las causas.

La crisis se basa en el fracaso de un sistema económico-político que había comprado el poder político (por corrupción) y el poder mediático (para usarlo como aparato propaganda -la famosa armada mediática-).

El sistema fracasa porque al desplazar las rentas del trabajo hacia el capital, ha arruinado el consumo. Bajar los salarios, convertir en negocio privado los servicios públicos, cargar los impuestos sobre las familias, … es deteriorar la capacidad adquisitiva de la mayor parte de la población y eso, además de hacer inútil la oferta, genera inestabilidad social. Biden lo ha visto y está dando marcha atrás para fortalecer la maltrecha clase media que, junto con la baja, son las que han sufrido el robo que dificulta su supervivencia..

Los políticos comprados, mayormente de derechas, han deteriorado la clase política porque estar a lo que manden los banqueros es una clara servidumbre y la gente pudiente sabe que el negocio está en las finanzas, si además el principal partido de derechas está acosado por la corrupción, aunque maneje una parte de la Justicia, ¿quién va a querer gobernar ese tinglado? El que no tenga otra opción, un jovencito con dudosos títulos universitarios, por ejemplo.

En ese marasmo, el IBEX trata de montar un partido nuevo, que parezca de centro, y resulta que la mayoría de sus militantes proceden de la derecha -y además fracasa pronto- y otros se salen por la ultraderecha, con lo que ahora hay tres derechas poco útiles para el sistema.

Aunque mucho capital -rentistas, constructores, fortunas procedentes de la dictadura, …- apuesten por la ultraderecha, que es lo que aconsejaba y financiaba el fracasado trumpismo, los empresarios han visto que esa derecha no les sirve, porque no hace más que meter bulla y crear inestabilidad, así que la clase empresarial ha visto que la derecha que les conviene es el PSOE. Así se lo han dicho a Sánchez en Barcelona. Pronto veremos a algunos medios cambiar de orientación, quizá tratando de romper la coalición del gobierno.

El aparato de propaganda, que ha sido precarizado, por el poder económico como es su costumbre, ha reaccionado de la misma manera que los políticos de derechas: si hay que hacer propaganda vamos a hacerlo en los departamentos de “comunicación” de las empresas, que pagan mejor, y así han quedado las redacciones de los grandes medios maltrechas con los que no tienen otro curro. La consecuencia, además de que siguen con deudas, es que lideran Europa en desconfianza por parte de sus propias audiencias.

Unos políticos y unos medios sin ninguna fiabilidad, ¿para qué sirven?

Pues ahí siguen todos desgañitándose para llamar la atención, unos políticos diciendo tonterías y unos medios glosándolas como si fueran verdad, ya que su falta de solvencia no les permite otra cosa y, lamentablemente en gran parte a costa del presupuesto nacional, igual que las grandes empresas, ya que comparten accionistas.

La mayoría de la población, con grandes dificultades para entender lo que pasa, pero pagando a tocateja la algarabía. Menos mal que hay algunos medios digitales y una parte -pequeña- de la Cultura y el Arte que no han entrado en el juego y nos dan pistas sobre todo esto.

Algo falla en la Policía y en todo

Aquí fallan mucho las instituciones. Casi todas, de la inJusticia mejor no hablar; del Ejército, mejor no preguntar para qué sirve; de Hacienda, una estafa que nos toca pagar a los de nómina; de la Sanidad, un negocio organizado para beneficio de las constructoras; de la vivienda, una trampa a favor de los fondos buitres …

Pero que la Policía Municipal de Madrid cuente 126.000 personas en la Plaza de Colón y la Policía Nacional cuente allí mismo 25.000, sería para reirse si no las pagáramos los de siempre.

Puede que el cuentapersonas de la Policía Municipal hay contado como muchos al Nobel peruano, que no podía faltar en una mani facha, y al tal Trapiello que veía allí gente de izquierda -algunos escritores no distinguen realidad de ficción ¿habrán fumao? o quizá metiéndose en la derecha buscan mejorar sus ventas, como el Casariego que preside la Junta Municipal de Vicálvaro-. pero a los policías que no saben contar y a Almeida, por no reeducarles, habría que mandarlos a la escuela, o al rincón de pensar por mentirosos.

Por cierto, Rosa Díez también miente sin ser escritora de ficción, como Cantó, trata de encontrar su personaje. Y de Sabater padre ¿alguien ha leído algún libro suyo en los últimos 20 años?

Casado está jodido, ¡Ayuso presidenta! dice la ultraderecha,

Y la izquierda ¿qué dice? ¿calla? ¿otorga?

RNE 14h info-entrenimiento

Ana Sterling abre hoy con el caso de las niñas ahogadas y los crímenes de género. Después menciona la reunión del G-7 y empieza con el problema catalán. Más tarde vuelve a las niñas ahogadas.

El caso de las niñas ahogadas, como los crímenes de género son hechos injustificables y condenables, pero no son los problemas más graves de este país. Hay que buscar soluciones reales, parece que la policía, los jueces y los servicios asistenciales están fallando bastante y de eso no se suele hablar en los medios, y hay que denunciarlos, pero sin recrearse en ellos, porque ese es el papel tradicional de “la prensa del corazón”, no de los informativos.

Hablar de la reunión del G-7 cuando aún no hay conclusiones, tampoco aporta mucho y el “problema catalán” ya huele.

Lo que no oiremos en este “informativo” es hablar de los temas que sufrimos lxs españolxs por una gestión del Estado que privilegia a los ricos. Raramente oiremos hablar del injusto sistema tributario que carga sobre las familias; de los recortes en sanidad que han debilitado el sistema de Salud y dejado el campo libre para el bicho, tampoco de ese almacén de enfermos pobres que llaman Hospital Zendal; de una educación superrecortada que cuando abra en septiembre volverá a tener más alumnos por aula de los adecuados para una buena calidad educativa; ni de los bancos de alimentos y de la desaparición o degradación de los servicios asistenciales …

Estos temas, si no se habla de ellos en los medios es como si no existieran y se da la paradoja, no solo de que la “radio de todos” da voz mayoritariamente a los empresarios (los del turismo parece que están en nómina), sino que saca temas sangrantes y los trata superficialmente para conseguir una audiencia de bajo nivel cultural, a la que desprecia -ocultándole sus propios problemas- en vez de ayudarla con una información de calidad.

Ya hemos hablado más veces de la técnica: este dice esto y el otro esto otro, que favorece al que más miente. No se han enterado del principio básico del periodismo: si uno dice que es de noche y otro que es de día, asómate a la ventana.

Entretenimiento disfrazado de información, para aumentar la audiencia. Cualquier cosa en lugar de información de calidad. Deleznable.

Banco de España: El zorro que cuida gallinas

El Banco de España saca un informe en el que dice que la subida del salario mínimo en 2019 supuso una caída del empleo. Con ello trata de evitar que se vuelva a subir aunque esté muy por debajo del de otros países europeos, lo que no pasa con las tarifas eléctricas.

Juan Torres López, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, lo desmiente en Público.es con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de ese año y denuncia como los grandes periódicos han glosado el informe sin ponerlo en duda. También explica que el BE no tiene competencias para decidir sobre políticas económicas (función del Gobierno), pero si las tiene para el control y supervisión de las entidades financieras y no fue capaz de evitar la quiebra de muchas de ellas y su costosísimo salvamento con nuestro dinero.

Gerardo Tecé, de ctxt.es, destaca que el gobernador de dicha entidad gana al año 182.000 euros y considera abusivo que lxs trabajadorxs tengan un salario de 950 euros al mes, después de que dicha entidad fuera incapaz de evitar que se regalasen 60.000 millones a la banca a fondo perdido. La conclusión es que estamos llegando a un Estado de Bienestar Privado (sólo para unos pocos), porque el Estado, salvará a las grandes corporaciones en caso de quiebra. También menciona como participan los medios de comunicación en este juego.

Hace unos días, Juan Torres López titulaba en su columna: “Habló el Banco de España, la institución que más dinero nos cuesta a los españoles”

Es indignante que el robo de los ricos lo legitimen instituciones carísimas (sean la Unión Europea o el Banco de España) que pagamos con nuestros impuestos mientras continúan los desahucios.

Es indignante, para los que pagamos impuestos, que a este poker de ladrones se le llame democracia.

La desfachatez y la impotencia de Casado

Circula un vídeo en el que Casado dice que los políticos no deben de intervenir en la vida de las personas y eso es el discurso tramposo de la derecha que sólo quiere que el Estado actúe para facilitar el negocio y los beneficios de las empresas, porque son las que les pagan. Pero es una putada para las personas porque esos beneficios salen de nuestros bolsillos. En palabras técnicas: quitar recursos del trabajo para dárselos al capital. Esto produce desequilibrio y desestabilidad social que van aumentando desde hace tiempo a medida que se va extendiendo la pobreza.

Cuando habla de libertad, como Ayuso, lo que defiende es la de los ricos para comportarse como les de la gana, porque, en los últimos 40 años, cuando en el Congreso de han debatido leyes sobre libertades fundamentales como el aborto, el divorcio, la autanasia, etc. ellos siempre han votado en contra, aunque luego las han aprovechado, algunos con fruición.

Este muchacho tiene muchos problemas, porque está dirigiendo un partido acosado por la Justicia debido a su tremenda corrupción y por la ultraderecha que se lo quiere comer y muy debilitado económicamente al fallar la Caja B y perder recursos electorales.

En su partido, hay tantos barones que cuestionen sus estrategias como en el PSOE con Sánchez, o más. Incluso Ayuso parece querer ir a por él que, con una estrategia infantiloide, intenta llamar la atención gritando contra todo -lo que da pié a su armada mediática para poner en primer plano cualquier tema que no sea la corrupción-. Rosa Mª Artal describe ayer las maniobras periodísticas para tener a los españoles desinformados.

El inconstitucional control del caducado Poder Judicial, es otra de sus jugadas ilegales, porque su escasa capacidad intelectual y política (ya vimos su sistema para obtener títulos académicos) no le permiten ni negociar, ni buscar soluciones. ¿Todas las ranas de Aguirre tienen mermadas sus facultades intelectuales? Al menos, actúan como perros falderos al servicio del capital.

Ahora dice que lo de Colón es la España real y vuelve a mentir, es la España Monárquica. Como dicen Faemino y Cansado: parecido no es lo mismo.

Las dos almas del PSOE

Hace muchos años que los partidos socialistas europeos empezaron a caer por su tendencia a proclamarse de izquierda y actuar como derecha moderada, aunque cada vez menos.

Hace muchos años que cayó el italiano y su máximo dirigente se exilió en Tunez para evitar la justicia italiana. En Alemania, Gran Bretaña y Francia los partidos que se decía socialdemócratas o laboristas, hace tiempo que no levantan cabeza y en Alemania parece que ya han sido sobrepasados por los Verdes.

En España, Felipe González, que empezó autotitulándose socialista, pronto inauguró las privatizaciones, las reformas laborales (CCOO y UGT, le hicieron cuatro huelgas generales), creó o/y fomentó el terrorismo de Estado, consolidó la entrada en la OTAN y fue muy bien retratado por Javier Krahe en “Cuervo ingenuo” que le valió el veto en la TVE socialista. Su reinado se coronó con la firma del Tratado de Maastricht, prólogo para el desarrollo de una Unión Europea Neoliberal, que la izquierda no aceptó, y perdió el gobierno con fama de mentiroso y con bastante nivel de corrupción aunque en esto pronto sería superado con creces por Aznar.

Desde ese momento, el PSOE apostó por el bipartidismo con turno en el gobierno, al modo del sXIX, y por las jubilaciones en los consejos de las empresas del IBEX. De paso cambió su autotitulación y pasó a ser “Progresista”, salvo en periodos electorales en los que se proclama de izquierdas.

Si un partido gobierna siempre con un equipo económico neoliberal, es muy fácil deducir que se comporta como un partido de derechas y así lo han estado viendo los votantes en los citados países europeos, lo que ha causado su caída.

En España, tras 40 años de dictadura sangrienta en su ensañamiento con la izquierda, cuando llega la transición ya está muy instalado el neoliberalismo y el PSOE se ve apoyado por un nuevo diario, con mucho respaldo económico, que se propone como el diario de la democracia aunque nace por iniciativa de Fraga y su primer director es el Jefe de Informativos de TVE en el último gobierno de Franco (ver “El cura y los mandarines” de Gregorio Morán. Akal, 2014).

Así tenemos un partido cuya cúpula dirigente sigue siendo neoliberal y disfrutando de cargos europeos y puestos en los consejos de las grandes empresas y unas bases que, más bien se proclaman de izquierdas, pero sin mucha convicción.

En los últimos tiempos, algunos dirigentes han visto que lo de decirse de izquierdas ya no cuela y han tratado de dar un giro a su imagen mediante un gobierno de coalición con la izquierda, pero continuando con las políticas neoliberales (ahí siguen las reformas laborales, las leyes mordaza, la resistencia a regular los precios de los alquileres, la “tendencia” a seguir reformando las pensiones y con un sistema tributario cada vez más injusto -contra el mandato constitucional- para que paguen más las familias que las grandes empresas y grandes fortunas, tal como manda la banca …).

El supuesto indulto a los presos políticos catalanes, pone en evidencia que en este partido va ganando fuerza la facción más próxima al PP.

Tienen la suerte de que la izquierda parece que no encuentra su camino y de que parte de los medios de difusión, vía subvenciones, trabaja a su favor.

Mientras tanto, la desigualdad sigue creciendo y aumenta el porcentaje de población en régimen de exclusión social.

Otra jugada del Supremo

El Tribunal Supremo rechaza el indulto a los independentistas porque no están arrepentidos, cuando aceptó el del Golpista Tejero, que no estaba arrepentido y además era reincidente.

¿Por qué son tan difíciles de entender tantas sentencias judiciales?

Esta última quizá pueda entenderse si recordamos que el actual Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial tuvo un alto cargo en el gobierno de M. Rajoy.

Nos mean y dicen que llueve.

La derecha y los “asuntos de Estado”

La derecha es neoliberal y no acepta el Estado, sólo acepta el Mercado como regulador de todas las funciones económicas y políticas; por eso, el profesor Juan Torres López los llama anarcoliberales.

Si no aceptan el Estado, no se les puede pedir “sentido de Estado”, en todo caso se les podría pedir que no hagan política o impedirles que hagan política porque sus coordenadas están al margen de la Constitución. Esto sólo podría impedirlo la Justicia, pero no ésta de ahora que controlan boicoteando la renovación del Poder Judicial.

La putada es que quieren apoderarse del Estado para anularlo o, al menos, debilitarlo lo más posible. Por eso cuando están en el Gobierno no gobiernan, subcontratan.

Aprovechan el conflicto con Marruecos para atacar al gobierno, lo que antiguamente se llamaba traición a la Patria, pero los patriotas de ahora ya no tienen esas reglas, realmente no aceptan reglas como buenos anarcoliberales.

La derecha miente continuamente y lo puede hacer porque tiene los grandes medios de difusión a su disposición, porque comparten el mismo amo: el Capital.

Lo que resulta incomprensible es que a un sistema en que la Justicia, el Ejército, los medios de difusión, los recursos financieros, etc. todo está en manos de la derecha, a esto se denomine “democracia plena”. ¡Que venga dios y lo vea! (ya sé que no vendrá porque no existe)

Pero como dijo Brecht: “¡Y no digamos que es una pena, digamos que es una vergüenza!” y yo digo ¿Por qué no hacemos algo?

El PSOE huye hacia la derecha

Al PSOE no le sienta bien el progresismo. Se formó, en la transición, con el modelo de Conservadores y Liberales del sXIX que se turnaban en el poder, y así aguantó casi 40 años simulando que dulcificaba las políticas neoliberales de PP.

La jugada de Sanchez, planificada por Iglesias, del gobierno de coalición, creo que no durará mucho, por supuesto que no llegará a las próximas elecciones generales. Sánchez está girando hacia la derecha, negándose a aceptar las indicaciones de la OCDE, el FMI y otros organismos económicos derechistas, de subir los impuestos a los ricos y preparando más impuestos regresivos (ahora disfrazados de peajes), cuando la Constitución dice que deben se progresivos y cuando las familia están soportando el 75% de la presión fiscal (muchos más datos sobre la injusticia de nuestro Sistema Fiscal, pinchando aquí). Subir los impuestos “a la colombiana”, nos pueden convertir en Colombia, no en Venezuela como dice la derechona.

La cosa es que la reformas laborales de Zapatero y Rajoy siguen ahí, las leyes “mordaza” siguen ahí, los deshaucios seguirán porque Ábalos se niega a controlar los precios de los alquileres que imponen los fondos buitres y las “ayudas” europeas, parece que irán a donde siempre, a los bolsillos de los que más tienen.

En esta situación, el gobierno de coalición puede acabar como el que se formó en Andalucía entre Susana Díaz y IU, porque el PSOE no puede romper con las medidas neoliberales demostrando una vez más que su cúpula es de derechas.

La salida de Iglesias del gobierno se puede entender de esta manera y Sánchez sin Iglesias tiene poco futuro, porque se lo comerán sus ministras más derechistas (Robles, Calviño, Montero, …) y porque ya cometió grandes errores, como cuando vino crecido de Davos y pretendió liderar el apoyo europeo a Guaidó.

El exministro Borrell y hoy “ministro de Exteriores” en la Unión Europea, con su “aportación” de pedir a Biden que haga de mediador en el conflicto de Judios y Palestinos, cuando ya salió en los periódicos su apoyo a los bombardeos de civiles, blanqueando, por tanto, esos crímenes de guerra y protegiendo a un estado militarista, fundamentalista religioso (gobierna la ultraderecha judía), terrorista y racista, es otra muestra del “progresismo” del PSOE.

Alfonso Guerra cargando contra la izquierda es otra muestra de este extraño y un tanto incomprensible partido.

Un reciente artículo en elDiario.es con declaraciones de Yolanda Díaz pone en duda todo esto. Me gustaría equivocarme.