Archivo de la categoría: Educación

Sr. González

Usted, que durante sus últimos tiempos como presidente aparecía en los muñecos de Canal +, su canal amigo, con una nariz larga de mentiroso, y hasta su amiga Pilar Miró puso en escena una obra de teatro del siglo de oro sobre un mentiroso que se enreda en sus propias mentiras, en la que todos supimos a quien se refería, tiene poca credibilidad de no ser entre sus jefes y cómplices.

Su trayectoria, desde abogado laboralista hasta defensor del capital y diseñador de joyas, está en todas las hemerotecas. Sólo su egocentrismo de jarrón chino le impide reconocer la realidad: usted, que ya durante su mandato, hizo una política económica neoliberal iniciando las privatizaciones, las reformas laborales y de las pensiones, durísimas reconversiones industriales … y luego ha pasado al consejo de administración de una energética, de la que se fue porque se aburría, y a funciones de lobby internacional, no puede ser reconocido como socialista. En todo caso como socialisto.

Sr. González usted, en medios amigos, puede intentar hacerse el graciosos diciendo que no sabe por qué le odian pero nadie se puede creer que, a pesar de su enorme ego y de que la cúpula del PSOE le lame los pies (ellos sabrán qué buscan), no comprenda por qué le odiamos muchos españoles.

Yo sí entiendo, como muchos otros, que usted apoye la Gran Coalición. Me parece natural en un lacayo del Gran Capital.

Dan ganas de volver al dicho de Aznar “Váyase Sr. González”, pero no lo haremos porque sabemos que usted está haciendo un trabajo y vive (muy bien) de eso. Orson Welles, en una larga entrevista a Marcel Martín, decía: puedo comprender al resistente francés que denuncia a sus compañeros para salvar a su familia, pero no al intelectual americano que (en la caza de brujas) hizo lo mismo para salvar sus piscinas.

Insultos

El bipartidismo agonizante necesita para sobrevivir acabar con la memoria de los españoles. El olvido y la mentira son algunas de sus armas más importantes.

¿Recordar el GAL, el comienzo de las privatizaciones, las reconversiones industriales salvajes, las reformas laborales … de González es un insulto? Todo eso existió y está en los papeles y en nuestra memoria. ¿Es un insulto recordar que los sindicatos le hicieron a González cuatro huelgas generales? ¿Es un insulto recordar que Carmen Chacón, ministra de Defensa con Zapatero, respetó el tremendo desafuero de Aznar de invertir 30.000 millones en armamentos innecesarios que no vamos a poder pagar?

Los actuales medios de comunicación de más tirada mienten continuamente defendiendo los intereses de sus dueños (la gran banca y fondos de inversión) y el bipartidismo defiende sus mentiras en el Congreso (como si fuera un instrumento suyo). A los que recordamos, esta mañana en la SER decían que éramos del siglo pasado, como si esto fuera una descalificación. ¿De cuando son ellos?

El PSOE le está aplicando a Pablo Iglesias la misma medicina que Convergencia y Unió (hoy travestido) le aplicó a Maragall y la misma que la Inquisición le aplicó a Galileo. Los dos tenían razón y los dos rectificaron. A Galileo le iba la vida en ello, a Maragall como mucho su vida política. Veremos que hace Pablo Iglesias.

A Manuela Carmena le han estado difundiendo sus declaraciones sobre el apoyo a Pedro Sánchez toda la mañana, veremos si los medios hacen lo mismo con la aclaración/rectificación que ha hecho un poco más tarde.

La calidad de la información es tan necesaria como la alimenticia. Las dos peligran en la sociedad de mercado.

Condenas

El País de hoy editorializa sobre la libertad de Otegi: “El líder de Sortu tiene la oportunidad de reconocer que callar fue un crimen”. Pide que Otegui condene la violencia de ETA.

Me parece bien, pero lo entendería mejor si exigiera al PP condenar los crímenes del franquismo, favorecer el entierro digno de los que aún reposan en las cunetas y entregar a Martín Villa y Billy el Niño a la justicia argentina.

Sigue habiendo muchas varas diferentes para medir en esta “democracia”.

Intoxicación judicial

Nuestra modélica transición no se ha caracterizado por la democratización de la Justicia, ni siquiera por darle los medios necesarios para que ejerza sus funciones. La UCD protegió las bandas fascistas que cometieron crímenes como el de los abogados de Atocha y el bipartidismo PSOE-PP escatimó recursos para modernizar su funcionamiento y para dotarla del personal necesario. Una justicia de calidad no hubiese permitido la generalizada corrupción actual.

Cuarenta años de democracia no han bastado para hacer desaparecer la corrupción policial. La Secretaria de Estado de Interior, la cúpula de la Policía y el sindicato ultraderechista Manos Limpias, con la colaboración de “periodistas” como Eduardo Inda siguen haciendo campañas contra partidos democráticos como Podemos para defender intereses bastardos con el dinero de los que tributamos.

Público.es lo publicaba ayer: La Audiencia de Madrid tumba las bases de la campaña mediática contra Podemos”. Ahí detalla la creación de campañas mediáticas (Inda), basadas en falsos informes policiales (cúpula policial), que acaban en los tribunales (Manos Limpias) y que estos desestiman.

Quizá se trate sólo de dar trabajo a los jueces para que se vayan amontonando los procesos por corrupción sin resolver pero, de paso, desacreditan a un partido legal que pone en peligro sus intereses. Y que conste que nos es el partido al que voto, pero pienso que esto se soluciona con más Democracia.

Un ministro de interior que desafía la legalidad internacional en las vallas de Ceuta y Melilla, que tolera informes parapoliciales y que tiene un ángel que sólo le sirve para aparcar, hace tiempo que debería haber dimitido. Pero hay “gobierno en funciones” para rato, eso también cuenta, mientras PSOE y Ciudadanos hacen campaña preelectoral. La política de los corruptos sigue ganando. No nos extrañe que el gobierno proteja a Martín Villa y Billy el Niño, reclamados por la justicia argentina.

Las instituciones no nos representan y esto sólo se podrá cambiar en la calle.

El PSOE pacta con la derecha para pillar gobierno

Tras el pacto, Ciudadanos reconoce que se ha aceptado un 80% de su programa. El PSOE no habla de porcentajes pero está claro que no incluye sus programáticas derogaciones de la Ley Wert, la ley Moradaza y la Reforma Laboral, aunque Pedro Sánchez de cara al plebiscito que pide a sus afiliados dice que si. Y nada de reforma electoral, que con una ley más democrática el PSOE perdería muchos escaños: Democracia, la justa. Malo es que empiece a mentir antes de empezar a gobernar, a Felipe González tardamos bastante en cogerle las mentiras.

Como PSOE y Ciudadanos no tienen suficientes votos, necesitan los de Podemos y los jefes del PSOE ya están destapando sus cartas, si no les votan les acusarán de apoyar a Rajoy. El contenido del acuerdo no se diferencia mucho del programa de Rajoy aunque ellos lo califiquen de progresista, pero esto es pura propaganda.

Una coalición como esta ya la hizo Felipe González. Cuando perdió la mayoría absoluta, en la disyuntiva de pactar con Izquierda Unida o con la derecha nacionalista (PNV y CiU), pactó con la derecha y es que parece evidente que el ADN del PSOE, aunque se llamen socialistas y ahora se digan de izquierdas, porque durante mucho tiempo solo se dijeron progresistas (aún recordamos los decorados azules de Rubalcaba), es socioliberal no socialdemócrata. De hecho, todos los gabinetes económicos de González y Zapatero han sido neoliberales.

Ahora ¿que viene? Fuertes campañas mediáticas para denunciar que Podemos apoya a Rajoy (otra vez la pinza). Esto no hay quien se lo crea, pero la mayor parte de las cosas que dicen los medios tampoco. Este futuro gobierno está bendecido por el IBEX y sus medios (casi todos los importantes) utilizarán las mentiras que sean necesarias.

Si no consiguen gobernar ahora, piensan que esto les puede servir como campaña electoral para junio y que los españoles son tontos. Tontos los hay, veremos cuantos.

¿Y el plebiscito? Siempre se dijo, con toda la razón, “eres más tonto que un obrero de derechas”. Con este plebiscito podremos saber cuantos tontos hay en el PSOE.

Señores del PP tómense la medicación, por favor

Comprendemos que su situación es muy comprometida porque además tienen el enemigo en casa. Los “arrepentidos” se dan como hongos y para salvar el pellejo cantan hasta la Traviata.

Empezó a olvidarse la medicación la Señora de los Batracios y ¡vaya año que nos está dando! Y a ustedes también, no lo nieguen, que esta señora dispara en todas direcciones.

Y hoy la han montado en el Ayuntamiento. El señor Percival Manglano ha tenido que ser expulsado de la comisión. Ayer mismo el diputado madrileño del PP Jesús Fermosel, le espetó a su contricante desde el escaño “Dínoslo en la calle si tienes cojones”. El señor cuñado de la señora Barberá está en el ojo de la Fiscalía por amenazar a su esposa de correrla a bofetadas. Hombre, no son maneras. Pensábamos que eran una derecha civilizada, pero sólo cuando tenían mayoría absoluta. Ahora están perdiendo hasta las formas.

En el ayuntamiento de Cartaya (Cádiz), en el que participa el PP, acaban de prohibir la función teatral “La mirada del otro” porque trata de ETA. Esto ya es obsesión. En vez de mirar para dentro, que es donde están los verdaderos enemigos, buscan fantasmas fuera. Esta función se ha puesto en dos teatros de Madrid (La cuarta pared y Teatro del barrio) con mucho éxito y ningún incidente. Se basa en la documentación de las conversaciones de etarras con sus víctimas o familiares de ellas y está muy bien.

Señores del PP, su partido tendría que estar disuelto porque ha concurrido a todas las elecciones haciendo trampas con la financiación, pero ya que no se lo tenemos en cuenta, al menos por ahora, tómense las pastillas y déjennos en paz. ¡Por favor!.

Antes nos robaban y ahora además nos marean. ¡No hay derecho!

Cuando los perros muerden a sus amos

Ayer pudimos ver una imagen insólita en Madrid. Los antidisturbios municipales, de paisano eso sí, atacando violentamente a sus jefes en plena calle.

Los antidisturbios se quejan de la falta de diálogo con el concejal responsable, porque éste, en razón de su cargo, les ha propuesto unas reformas en la policía municipal que ellos no aceptan. Por supuesto que ellos responden de la manera que saben: con violencia, son así.

Con esta conducta los policías muestran con claridad que ese cuerpo no es propio de un gobierno democrático y que ellos no son dignos de pertenecer a un cuerpo de policía democrático. Los madrileños no nos merecemos policías con conductas mafiosas y esperamos que, cuanto antes, los expulsen del cuerpo porque si atacan así a los coches oficiales ¿qué harán con los ciudadanos?

La opinión del ministro en funciones de Interior, condecorador de vírgenes y maltratador de los emigrantes, nos da una pista de por dónde van los tiros. Tras preguntarse si esto no es una muestra de “libertad de expresión” ha dicho que “El tiempo pone a cada uno en su sitio”.

El tiempo, por ahora, le ha puesto a él en un gobierno corroído por la corrupción y si es cierto lo que dice deseamos que lo ponga donde se merece.

Marcelino Pan y Vino

Esta noche, en horario de máxima audiencia, TVE2 pone esta película española de mediados de los 50, basada en un cuento infantil de Sánchez Silva.

Un bebé es abandonado por su madre a la puerta de un convento y los frailes lo cuidan con amor y dedicación. Cuando el niño se pregunta por qué no tiene madre, los frailes le contestan que porque su madre está en el cielo. Desde entonces, el niño desea morirse para reunirse con su madre, cosa que consigue y que los frailes celebran.

¿De a que parece apología del suicidio infantil?.

Los titiriteros quedan libres pero los muñecos siguen presos

Y todos nosotros en peligro de entrar en prisión, por una “justicia” que se dirige hacia la arbitrariedad.

Cuando yo estaba en la mili, en la dictadura, hubo un accidente en una escalera y la autoridad militar la sometió a un arresto.

Que haya jueces y fiscales que no distingan entre realidad y ficción, o que no tengan suficiente cultura como para entender una obra de títeres, es alarmante porque dice muy poco del sistema de selección que se sigue en los cuerpos jurídicos y que a los titiriteros les hayan requisado los muñecos, para que no puedan repetir el espectáculo, más que surrealismo es estupidez.

Que haya ministros de Interior que sigan usando fantasmas (ETA hace años que se disolvió) para justificar o distraer de sus arbitrariedades (medallas de la Policía a las Vírgenes, ilegales devoluciones en caliente en las fronteras con Marruecos …), es insultante porque parece significar que nos consideran tontos.

Que haya ministros de Justicia que justifiquen que el uso de la prisión incondicional sea más necesaria para unos titiriteros en uso de su libertad de expresión (derecho constitucional) que para un montón de políticos y expolíticos que se han llevado a espuertas nuestro dinero y siguen en la calle, es vergonzoso porque indica claramente cuales son las prioridades de este gobierno.

El nivel de corrupción en el partido del gobierno y el miedo a perder la impunidad que les da el poder está generando situaciones surrealistas, pero sobre todo está creando una espiral de terrorismo institucional, apoyada por los medios de comunicación del régimen, que va desde la Ley Mordaza hasta la actual criminalización de titiriteros y sindicalistas, que pretende distraer la atención de los procesos judiciales de corrupción y aterrorizar a la población para que no manifieste su descontento.

Bancos y corporaciones prefieren un gobierno fuerte (dictatorial y corrupto, esa es la base del negocio) y de ahí proceden las dificultades para un gobierno de centro-izquierda (PSOE, Podemos, IU, por ejemplo) que permita mayor seguridad jurídica, un respiro económico a la mayoría de la población y una pausa en el crecimiento de la brecha social.

Algo habrá que hacer para conseguirlo.

Hoy a las 19h concentración en Cibeles

Este es el cuento por el que dos titiriteros llevan 5 días en la cárcel:

Érase una vez una bruja, (ya se sabe, de mala fama pública), que se ve en la situación de enfrentarse a los cuatro poderes que rige la sociedad: la Propiedad, la Religión, la Fuerza del Estado y la Ley.

La bruja está en su casa, y de pronto, su vida es interrumpida por la aparición del “Propietario”, legítimo poseedor legal de la casa donde vive que decide aprovecharse de la situación para violar a la bruja. En el forjeceo, la bruja mata al propietario. Pero queda embarazada, y nace un niño.

Es entonces cuando aparece una monja, que encarna el Poder que hace uso de la Religión. La monja quiere llevarse al niño, pero la bruja lucha con todas sus fuerzas para retener a su hijo, y en el enfrentamiento, la monja muere.

Aquí aparece el Policía, que representa la Fuerza del Estado, y golpea a la bruja hasta dejarla inconsciente, y después, construye un montaje policial para acusarla como terrorista peligrosa ante la Ley, colocando una pancarta de “Gora Alka-ETA” sobre su cuerpo, y sacándole una foto, como prueba.

Así aparece el Juez, que acusa y condena a muerte a la protagonista, sacando una horca. La bruja se las arregla para engañar al juez, que mete la cabeza en su propia soga, y ella aprovecha para ahorcarle, para salvar su propia vida.”

El Ppartido de la corrupción, con la ayuda de su SUPUESTO sector afín en la Justicia, quiere morir matando … la Democracia.

La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos. Darío Fo, actor y escritor de teatro

No nos dejemos acojonar. No han condenado el franquismo, se lo están llevando todo y, en su desesperación por perder poder e impunidad, son capaces de todo.

¡Defendamos la Democracia que es la garantía de nuestros derechos!.