Todas las entradas de: Admin

Una derecha tramposa y golpista

En España, la derecha y la Iglesia Católica han sido siempre el brazo político y moral del poder económico. La derecha desde el siglo XIX y la iglesia desde hace 1500 años.

Tienen mucho en común: predicar una cosa y hacer lo contrario. Ni la verdad, ni la Ley, ni la justicia, van con ellos, salvo cuando les beneficia. Pertenecen a otro mundo: la derecha al mundo financiero y la Iglesia al mundo de Dios, por tanto se llevan mal con la democracia, lo suyo es la dictadura porque es la que garantiza la conservación de sus privilegios, económicos por supuesto.

Así están unidas en su afán de controlar la educación pública para adoctrinar a la población y acusar a los demás de sus propios desmanes. Los demás adoctrinan, ellos no; ven golpes de estado donde no los hay y no los ven cuando son evidentes: Franco, Trump-OEA, … Celebran a las víctimas de ETA y ultrajan a las de Franco que son mucho más numerosas. Defienden su “libertad” frente a la de los demás y ante la Ley, son auténticas antisistema, y mienten más que hablan.

El dinero no tiene moral y sus sirvientes tampoco.

Pero tienen un grave problema: su mediocridad. Los dirigentes del trifachito no son lumbreras, sobreactúan para hacerse notar y no defienden con eficacia los intereses de quienes los teledirigen, por eso aparecen grietas en sus bloques. Cayó Rivera y a Casado le quedan dos telediarios.

De los obispos se puede decir lo mismo. Los fundamentalistas fueron nombrados por Wojtyla y le hacen la guerra al Papa actual, se van a jubilar rápido.

Los medios de propaganda fomentan el juego para hacer caja, resulta más rentable el grito que el razonamiento, y como Beltrand du Guesclin: ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor.

La ultraderecha marca la agenda política, con la colaboración necesaria de los medios, y esto no es bueno para nadie.

Terrorismo usa-israelí

Una muchedumbre de irakíes intenta asaltar la embajada de USA en Bagdad, los soldados irakíes les dejan pasar y el enjuiciado y desquiciado presidente norteamericano ordena asesinar al jefe del ejército del país vecino.

Esto suena a película de Charlot, pero parece que ahora se funciona así. Nadie puede estar seguro con este tipo de gobernantes dispuestos a utilizar cuando les venga en gana terrorismo de Estado.

Y la ONU de vacaciones. Mejor que haciendo el ridículo, eso sí.

La debilidad del impeachmenteado presidente posiblemente le mueva a sobreactuar buscando el apoyo israelí y de la banca sionista, pero la UE podría decir algo -quizá Borell también esté de vacaciones-.

Está claro que el único terrorismo punible es el de pequeña escala, como los únicos robos que la justicia tiene en cuenta son los de los chorizos.

No me atrevo a pedirle un mundo mejor a los Reyes, no vaya a ser que nos traigan más monarquía.

Fracasó la cumbre climática

Sabíamos que iba a ocurrir, lo avisamos el día de la inauguración.

Los grandes contaminadores, nacionales y extranjeros, han financiado esta superproducción teatral con grandes masas moviéndose por el escenario y los protagonistas monopolizando luces y cámaras.

Los desinformativos televisivos han hecho caja porque esta información era barata y algunos han aprovechado para culparnos a todos del desastre climático y los grandes contaminadores compraron las portadas de muchos diarios de papel.

Además de las aportaciones de las corporaciones contaminantes, los españoles estaba previsto que aportáramos 47 millones de euros para el evento. Gracias a esto el Sr. Sánchez se ha entrevistado con Al Gore defensor de unas medidas que benefician a las corporaciones y promotor, como vicepresidente con Clinton, de varias guerras que fueron buen negocio para las mismas.

La ONU sigue lavando su sucia cara con trampas como esta, la ministra chilena ha representado que quería arreglar el mundo mientras las hogueras arden en Santiago y los superricos encantados de la vida con el espectáculo.

Ahora sí que podemos decir que nos mean y dicen que llueve, pero deberíamos decir: cambiemos el sistema, no el clima.

La marquesa Cayetana tiene razón

Vazquez Montalbán decía que contra Franco vivíamos mejor y en ese sentido dice ella que con ETA vivían mejor.

Durante mucho tiempo, el terrorismo de ETA fue la gran coartada para justificar o al menos semiocultar sus políticas antisociales y corruptas. Desaparecida ETA, el terrorismo islámico no ha dado la talla en Europa y han tenido que recurrir al independentismo que, como espantajo, queda ridículo.

La derecha necesita generar miedo para desgobernar a sus anchas y por eso Cayetana sobreactúa exagerando el papel del independentismo. No es un recurso muy inteligente recurrir a los muertos, pero aún quedan muchas “víctimas del terrorismo” ultraderechistas que le pueden seguir el juego.

El terrorismo siempre ha sido un arma política de la derecha y a eso juega la señora marquesa (argentina-francesa-española y ahora catalana). Puede que no sea capaz de encontrar bazas más creíbles.

Almeida no es estúpido

Ahí Javier Bardem se equivocó. Lleva mucho tiempo viviendo fuera y no es raro que errara en su juicio.

Como miembro importante del único partido político español inculpado de corrupción por la justicia, Almeida es colaborador necesario de tal delito. Las bases del partido pueden no ser culpables pero los notables son corresponsables y no debieran quedar impunes.

Su actividad política de oposición al gobierno de Manuela Carmena, fue irresponsable y partidista y su llegada al gobierno del Ayuntamiento una sucesión de errores, que luego fue tratando de corregir, que retratan a un político ambicioso y mediocre. Que después de llegar al cargo prometiendo derogar Madrid Central y ahora, en plena Cumbre Climática, diga que gracias a él funciona es un claro ejemplo de oportunismo y cinismo político.

En un régimen del 78 que agoniza por unas instituciones sin ninguna credibilidad y un sistema electoral trucado, que el partido más corrupto quiere trucar aún más, este Alcalde de Madrid no merece ningún respeto porque muchos madrileños no le reconocemos como tal, porque está tratando de limitar la participación política de los vecinos y sus decisiones van en contra de la mayoría. No nos representa.

El partido más afectado de corrupción de este país, en una democracia habría sido suspendido en sus funciones, pero este simulacro de democracia que padecemos lo admite todo. La única frase creíble que he leído de la Señora de las Ranas, en un momento de sinceridad, es que la corrupción es intrínseca al sistema y en Chile, donde Pinochet inauguró el sistema político-económico neoliberal, las protestas de los chilenos nos están mostrando que el cambio climático no se puede parar sin cambiar el sistema económico que lo produce. Tampoco la injusticia del aumento de la desigualdad y la pobreza.

Almeida es un gobernante que sirve a los intereses de las grandes corporaciones, pronto veremos como vuelve a crecer la deuda del Ayuntamiento de Madrid. Es un * , pero decir que es un estúpido no es acertado, es quedarse muy corto.

* Que cada lector ponga el insulto que le parezca más adecuado.

Los desinformativos de la Sexta

Son cortos, pero bien aprovechados. La estrategia que siguen estos días es bastante conocida pero no por eso dejan de utilizarla.

Naomi Klein denunciaba en 2007 en su libro “La doctrina del Shock” como el neoliberalismo utiliza el terror para imponer sus políticas económicas a favor de los ricos. Con su marido, documentalista, hicieron un documental con el mismo nombre.

Estas políticas se ensayaron en Chile tras el golpe de Pinochet en 1973 y en Argentina en el golpe militar de Videla. Después, fueron adoptadas por Reagan y Thatcher. Los resultados de Chile nos los están mostrando las semanas de agitación ciudadana que protesta por el expolio y la represión sangrienta de policía y ejército. En Argentina terminaron las revueltas con la caída del presidente anterior.

Siguiendo los parámetros de las guerras de 5ª generación, ahora están usando esta estrategia muchos medios informativos para culpar a la población del cambio climático, ya que las verdaderas culpables, las grandes corporaciones, han decidido echarle la culpa a los demás por medio de estos aparatos de propaganda.

La sexta ha elegido un logotipo tremendista que aparece en sus informativos y en otros programas como el Intermedio. En el informativo de mediodía de ayer echaban la culpa a las vacas y hoy nos acusan a todos de ducharnos demasiado y de usar ropa que consume demasiada agua. Si la ropa necesita mucho agua será culpa de los fabricantes, no de los ususarios, porque el mercado está dirigido por la oferta, no por la demanda, pero accionistas y anunciantes deben quedar a salvo, así que la opción es acojonar a la audiencia para que asuma culpas que en muy pequeña proporción le pertenecen.

TVE1 ha sido más inteligente y profesional. Aunque tampoco denuncie a los culpables, ha mostrado la experiencia en positivo del alumnado de un instituto público de la sierra madrileña.

En general, las televisiones cuentan lo que pasa a su manera pero sin culpar a nadie, salvo en el caso de crímenes individuales, siempre que se puedan achacar a “delincuentes comunes”.

Cumbre del teatro mundial en Madrid

Ha comenzado la gran superproducción teatral mundial patrocinada por la ONU y otras entidades internacionales, que financiaremos nosotros, como buenos anfitriones, con 72 millones de euros y algunos recortes que vendrán después.

El senado virtual neoliberal lo había programado en Chile, ya que el régimen pospinochetista es el producto más importante del éxito del experimento del tratamiento de shock que aplicó la Junta Militar y la consiguiente privatización de bienes y servicios del país que apadrinaron los Chicago Boys. Lamentablemente, la población chilena está ya empachada con tanto neoliberalismo, lleva varias semanas rebelándose contra la infamia, y las hogueras hubiesen deslucido este espectáculo mundial.

El presidente Sánchez, que vino del festival de Davos dispuesto a encabezar el apoyo europeo al golpe de estado que pretendía EEUU en Venezuela, ahora pretende encabezar una operación mundial contra el cambio climático que tiene visos de no servir para nada porque los países más contaminantes: EEUU, China, India y Rusia no participan.

De los cinco países permanentes y con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU (China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos), tres, que forman parte del club de los más contaminantes, no participan y Reino Unido tiene un Boris Johnson, pero el muñeco Guterres, tratará de representar su papel de la mejor manera posible y mañana llega la mascota (por primera vez en un gran festival una mascota de carne y hueso) y también hará lo posible por animar el cotarro.

En vista de que los países más contaminantes prefieren seguir protegiendo a las grandes corporaciones que envenenan el planeta, el senado virtual neoliberal ha decidido que lo mejor será echarnos la culpa a todos y ha puesto a los medios de comunicación a soltar propaganda a destajo y no lo están haciendo bien -hoy una tv decía en el informativo que las culpables son las vacas-, porque además del empleo precario con que se sustentan, los informativos cada vez tienen menos credibilidad, claro que ahí están los votantes de VOX para creerse lo que les echen.

España no es un país muy adecuado para defender la lucha contra el cambio climático, porque Zapatero favoreció el carbón y Rajoy legisló a favor de las energías fósiles y contra las renovables, pero, al fin, todo esto es puro esperpento.

Lo peor es que es muy aburrido y nos sale carísimo.

La violencia de género es indiscutible

Pero hay otras violencias y todas se combate mal porque son intrínsecas al sistema. Gobernantes y medios de comunicación apuntan hacia las personas para distraer sobre el papel de las instituciones.

Iglesia (como conformadora de mentalidades) y Estado (como responsable de impedir y reparar las injusticias) lo están haciendo mal.

Hay pocas instituciones tan patriarcales como las religiones dominantes en España: judaismo, islamismo y catolicismo, en las que la mujer tiene siempre una función subalterna, y en el Estado, jueces, policías, gobernantes y muchos médicos tampoco están a la altura de las necesidades democráticas.

Pero hay instituciones menos visibles y más violentas, como son las económicas que impiden adoptar medidas preventivas y de auxilio a las personas, tanto víctimas como verdugos. Son las responsables de que el sistema educativo público se haya ido deteriorando, de que España sea uno de los países europeos con peores servicios asistenciales (el profesor Vicenç Navarro lo repite con frecuencia), de que se especule con la vivienda, de que el paro y la precariedad laboral, con sus secuelas relacionadas con el alcohol, las drogas y otras dependencias, deterioren la vida social.

Gobernantes y medios de comunicación prefieren hablar de números de víctimas pero eso no aporta soluciones. ¿Alguien está reclamando estudios socioeconómicos de las familias con víctimas o verdugos de violencia de género?. No hay cifras claras de suicidio en España y por lo tanto es difícil conocer sus causas, pero se sospecha que las políticas de recortes sociales tienen mucha relación con ello.

Mientras sólo se hable de número de víctimas, la culpabilidad se reparte entre los ciudadanos y las instituciones quedan al margen, pero en España no hay centros de crisis 24h, como reclama el Consejo de Europa desde hace años.

La estrategia desinformativa del capitalismo salvaje es hablar de lo que pasa sin mencionar causas ni consecuencias. Miradas superficiales para no tener que afrontar los problemas reales. Esa es la trampa del sistema. Como siempre: nos mean y dicen que llueve.

Vuelven los dinosaurios

Aparecen de nuevo Aznar y González, otra vez de acuerdo, para clamar contra el gobierno aún no nacido. Parece que sólo su posibilidad les pone de los nervios.

Y esto, que es comprensible en Aznar por el fracaso de sus cachorros, lo es menos en González que se opone a un gobierno dominado por su propio partido del que dice sentirse huérfano. Rosa Díaz ya encontró una nueva familia.

La explicación es clara. Los dos trabajan para el capital. Antes fueron políticos y ahora, tras varias puertas giratorias, se dedican a sus negocios y parte de su valor en bolsa se debe a su capacidad de seguir interpretando su personaje anterior. Su presencia mediática responde a eso mismo. En las próximas semanas veremos otros fantasmas mediáticos protestar por la posibilidad de un gobierno, ni siquiera de izquierdas, simplemente progresista, lo que indica la debilidad de este sistema “democrático”.

El capital no se manifiesta. Sigue dedicado a sus negocios y extorsiones. Son sus sirvientes los que tratan de aprovechar las migajas de la mesa del señor.

En las próximas semanas veremos aparecer nuevos muñecos para representar la misma farsa antidemocrática de tratar de formar gobierno al margen de las urnas, porque la sola posibilidad de perder privilegios hace bajar las cotizaciones. Volvemos al siglo XIX: la «democracia de los propietarios».

Hasta es posible que Sánchez se vuelva a desdecir alegando incomprensión, desconfianza, insomnio o cualquier otra tontería. El capital tiene muchas “razones” difíciles de rechazar. La guerra contra el futuro gobierno ha comenzado.

S. Ignacio Ellacuría, martir de la cia

La Iglesia Católica necesita hacer muchas tareas para lograr ponerse al día. Una de ellas es revisar el santoral.

Que el milagro de San Cosme y San Damián consista en que le quitaron media pierna a un negro para trasplantársela a un rico o que San Cirilo de Alejandría sea un obispo que ordenó asesinar a Hipatia (415), directora de la importante biblioteca de esa ciudad, y después incendiar la biblioteca, dificultan mucho justificar su ejemplaridad.

Parece que el Papa actual quiere beatificar a Ignacio Ellacuría, jesuita español, rector de la Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador, asesinado en su casa por tropas de ese país teledirigidas por la CIA, junto a otros cuatro jesuitas españoles y uno salvadoreño y dos criadas.

Como los asesinos de Monseñor Romero y Rutilio Grande, todos siguen impunes. Uno de los militares salvadoreños, Inocente Orlando Montan, está en España en prisión provisional, la fiscalía pide para él 150 años de prisión, la Audiencia Nacional decidirá, en breve, si lo mantiene en prisión para enjuiciarlo o lo deja en libertad.

Desde mi calidad de ateo y apóstata, reclamo justicia para estos luchadores por los derechos de los pobres y un castigo ejemplar para los terroristas institucionales y sus inductores.