Todas las entradas de: Admin

La fiesta NACIONAL

Que en un país aconfesional (Constitución Española 1978 art. 16.3) la fiesta nacional se celebre el día de una Virgen, queda como raro, suena a nacionalcatolicismo. Pero ¿qué Virgen?

La Virgen del Pilar se le apareció a Santiago el Mayor, que había venido a España a predicar y no se comía un rosco. Estaba muy desanimado y se le apareció la Virgen sobre una columna (?) para darle ánimos (?). En aquella época por estas tierras no se fumaba, pero hongos sí que había. La amanita muscaria, por ejemplo, esa de la que salen los enanitos.

El problema es que Santiago el Mayor no pudo venir a la entonces Hispania porque los romanos se lo cargaron muy pronto y, además, el negocio estaba en Egipto, en el sur de la actual Turquía y sobre todo en Roma, la capital del imperio.

Entonces ¿a quién se le apareció la tal Virgen con columna incluida? No parece una historia muy creíble. Además esto no tiene nada que ver con la Historia, sino con la “tradición cristiana”.

Si dejamos a un lado el tema de la virgen, veremos que los dos actos más importantes de este día son un desfile militar y una recepción en el Palacio Real. Esto si que es franquismo puro, solo faltaba la momia.

En una democracia, queda un poco feo que la fiesta de todos se celebre con un desfile militar que es siempre una exhibición de fuerza. Cuando lo vemos en Moscú o en Corea del Norte, nos parece ridículo y pensar que estamos a su altura es un poco desmoralizador.

Lo del besamanos Real por parte de las élites políticas, económicas y militares (posiblemente también las religiosas), es la prueba evidente de que esto no es una fiesta Nacional. Es un festejo de las élites, que celebran también los fachas con abucheos a los socialistas, porque la izquierda no participa, y que pagamos entre todos (más de medio millón de euros).

Ridículo y lamentable.

Cuando la fiesta nacional
Yo me quedo en la cama igual,
Que la música militar
Nunca me supo levantar.
En el mundo pues no hay mayor pecado
Que el de no seguir al abanderado;”

Georges Brassens (traducción: Paco Ibañez)

El acuerdo Gobierno-Unidos Podemos

Este acuerdo debe ser bueno porque toda la derecha: Cs, PP, FMI, UE, COE … han manifestado sus críticas. Unas insostenibles por desaforadas y falsas como las de PP y Cs y otras muy discutibles porque responden a protestas por la eliminación de privilegios a los más ricos.

El problema está en que este acuerdo no garantiza la posibilidad de nuevos presupuestos porque, para ello, falta el apoyo de PNV, PdeCAT y ERC. Esto pone en gran peligro su viabilidad, porque PNV y PdeCAT son partidos, independentistas o no, claramente de derechas y el sentido de clase tira mucho y ERC es un centro-derecha que puede ir para cualquier parte.

La UE está en un momento débil con el brexit, la rebelión fascista italiana, húngara, etc. y no podrá hacer mucha fuerza. El FMI está muy desacreditado por sus propios errores reconocidos y el desprestigio de sus últimos directores (Rodrigo Rato, Strauss-Kahn y Lagarde), pero no por eso dejan de gritar porque para eso les pagan, y la patronal empresarial no gritará mucho porque no se ha tocado la Reforma Laboral. La banca y las eléctricas están en silencio porque sus privilegios se han respetado.

El PSOE ha hecho una jugada inteligente, porque Pedro Sánchez tiene a sus espaldas la amenaza de los dinosaurios y si consigue nuevos presupuestos habrá obtenido un buen éxito de cara a las próximas elecciones y si no lo consigue los dinosaurios se amansarán porque sus intereses siguen a salvo.

Podemos habrá salvado la cara porque su amplio electorado derechista le agradecerá su apoyo al PSOE y los Anticapitalistas ya están casi fuera de la coalición.

Izquierda Unida lo tiene peor porque, si fracasa la operación, a muchos de sus militantes les parecerá que la negociación ha sido inútil y, a estas alturas, tendrían que reconocer que la solución a la crisis del régimen del 78 está en la calle.

Estalla el bloque independentista

Mi idea del asunto:

Para empezar, diré que, en mi opinión, el nacionalismo es la respuesta, en el XIX, de la burguesía a la lucha de clases: “Bueno, nosotros os explotamos, pero todos somos españoles; mejor que os explotemos nosotros que otros extranjeros”.

Convergencia agobiada por la corrupción se transforma en PDeCAT y salta al vacío pidiendo la independencia.

La burguesía catalana, aún los Güell que financiaron la Renaixença, nunca fueron independentistas porque sabían que necesitaban el mercado español.

Convergencia, la derecha pujolista, nunca lo había contemplado y su socio Unió Democrática de Cataluña se salió de la asociación. Pero la necesidad de salir del fango de la corrupción les hizo dar ese salto al vacío, que el PP, partido nacionalista español, que estaba en el gobierno con más corrupción aún que ellos, aprovechó para utilizar el espantajo de la ruptura de España, para distraer a los españoles, con la ayuda de la armada mediática, de la ola de procesos que se les venía encima y aún sigue.

Lo curioso es que Esquerra Republicana de Cataluña que, como su nombre indica, se proclama de izquierda, se sumó a la batalla nacionalista, lo que, en mi opinión, les descalifica como izquierda, porque abandonar la agenda social para apoyar el nacionalismo es típico de la derecha y el que se comporta como la derecha …

Lo de la CUP no lo entiendo, porque un grupo de extrema izquierda que se junta con la derecha para una lucha nacionalista no cuadra con la izquierda.

Demasiadas contradicciones. Y ahora, sin ninguna perspectiva política para cumplir sus propósitos, estalla.

La batalla seguirá, porque la distracción mediática que produce sobre los problemas reales de los españoles sigue siendo rentable para los medios de comunicación, la banca, el mundo financiero, las eléctricas, etc. que “a río revuelto …” nos siguen robando.

Estando en Cataluña esto puede ser muy duro, pero desde Madrid, con la distancia, se ve mucho mejor el entramado del sainete.

El FMI contra las pensiones

El Fondo Monetario Internacional ha declarado que la sostenibilidad de las pensiones peligra si se indexan al Índice de Precios al Consumo (IPC). Esto es lo más justo, porque precios y prestaciones tienen que ser equiparables, pero al FMI no le gusta porque haría peligrar el negocio de los Fondos de Pensiones privados.

Nunca oimos hablar de la sostenibilidad del Ejército, que no corre ningún peligro porque de él se deriva el inmenso negocio de la venta y consumo de armamento, además de mucho sufrimiento y muertes.

Las pensiones no son ni sostenibles, ni lo contrario, porque son un derecho de las personas y el Estado, según la Constitución, está obligado a mantenerlas con una prestación que permita una vida digna (art. 50), con caja de pensiones o directamente del presupuesto nacional como el ejército, la educación, la sanidad, la representación internacional, etc.

El FMI es uno de los lobbies de las finanzas y no tiene ninguna credibilidad porque ya ha reconocido muchas veces que se ha equivocado y porque siempre falla al elegir su propio presidente. ¿Como vamos a confiar en un organismo que estuvo dirigido por Rodrigo Rato que acaba de se condenado a 4 años y medio, por ahora, por el Tribunal Supremo? Su sucesor, Strauss Kahn, tuvo que dimitir acusado de violación y proxenetismo y su sucesora, la actual, cuando deje el cargo puede que la justicia francesa la reclame por más 40 millones que cedió a un empresario cuando era ministra de Economía con Sarkozy.

Los Fondos de Pensiones, como todas las mafias financieras, defienden sus negocios amparados en la complicidad de la armada mediática, pero conviene tener claro cuales son nuestros derechos y defenderlos (los yayos lo están haciendo muy bien, pero esto es un problema de todxs) porque si no los defendemos nos los robarán.

Las mafias financieras y los gobernantes corruptos están en ello.

El Tribunal Supremo se condena a si mismo

Está siendo dura la agonía del Régimen del 78. Estamos viendo el desprestigio de las instituciones que ya no funcionan, tras 40 años simulando un funcionamiento democrático, cuando ya podemos ver que todo estaba bien atado desde el principio.

La derecha “sin complejos” ha puesto todo patas arriba tratando de negar la evidencia de una corrupción generalizada que ellos, que la protagonizan, son los únicos que dicen no verla. La mentira como arma política cotidiana, tanto para la defensa como para el ataque, ha conseguido el hartazgo de gran parte de la población que se da cuenta de que, con los recortes, está pagando los platos que rompieron los que se han forrado.

El Tribunal Supremo, órgano superior de la Justicia, negándose a procesar al aforado presidente del PP, muestra a las claras que la Justicia no es igual para todos (esto lo dijo el Rey cuando era inviolable, para mayor sarcasmo), y muestra a las claras su injusta parcialidad.

La Mesa del Congreso boicotea la posibilidad de unos presupuestos porque busca el fracaso del Gobierno con tretas de reglamento.

La cúpula del Poder Judicial y la dirección del Poder Legislativo están tratando de hacer fracasar al Gobierno porque la banca y los poderes económicos no aceptan algo tan democrático como que el, hasta ahora fiel bipartidista, PSOE se apoye en la izquierda para sobrevivir.

Mientras tanto, los de siempre seguirán forrándose sin pagar impuestos y los demás seguiremos pagando el banquete como está mandado.

Tendríamos que hacer algo.

El juego sucio del PP

La situación del PP es dramática porque ha perdido el gobierno cuando están juzgándose la mayor parte de sus delitos relacionados con la corrupción.

Mientras gobernaba podía confiar en la manipulación de la Justicia, pero ahora lo tiene más difícil (por eso y porque las ratas listas han abandonado el barco) e inventan argumentos increibles como la falta de legitimación de Pedro Sánchez porque ha llegado al gobierno sin elecciones (por cierto, nunca han utilizado este argumento para el caso de Franco).

Lo peor es que como el debate político lo tienen perdido, tratan de manipular las instituciones, incluída la Justicia, en su beneficio con el consiguiente desprestigio de las mismas. Las maniobras de la Mesa del Congreso para impedir el debate de los presupuestos es una jugada sucia como otras muchas de este partido corrupto.

El PP tendrá que acabar haciendo lo mismo que Convergencia, también acosado por la corrupción, utilizar los mismos trucos que las empresas chanchulleras, cambiar de nombre y decir que son otros para tratar de eludir responsabilidades.

Mientras tanto, se están cargando las instituciones. No creo que no hayan valorado la posibilidad de un golpe de estado, porque franquistas tienen de sobra y tampoco estoy seguro de que no lo intenten, pero también creo que la Unión Europea tendría problemas para justificarlo y que España forme equipo con Hungría y Polonia sería demasiado.

No me puedo creer que el Régimen del 78 no tenga armas legales para cortar este deterioro institucional, porque el PP debería ser ilegalizado, pero parece que la oposición no quiere utilizarlas. La complicidad del bipartidismo aún funciona.

De periodistas a tertulianos

Cuando estudiaba (o, al menos, asistía) en Ciencias de la Información, me chocaba que en la misma facultad, con los mismos profesores, se formaran periodistas y publicistas. Que se pudiese formar a la vez para buscar la verdad y para mentir. Ahora ya lo entiendo.

La precarización de los contratos de periodistas, que comenzó a finales del milenio anterior y enseguida llegó al 80% de las plantillas, los experimentados dejaron los medios de comunicación y pasaron a los departamentos de Comunicación de las grandes empresas donde se miente más, pero se cobra mucho.

El sometimiento de los medios al mundo financiero, debido a sus grandes deudas, les convirtió en la voz de sus amos y muchos lectores les abandonaron. Los medios españoles, según investigación de un instituto de la Universidad de Oxford, son los segundos de Europa con menos credibilidad entre sus audiencias.

Los sábados sobre las 9 de la mañana, en la SER, Javier del Pino suele programar una tertulia con corresponsales de medios extranjeros en España. Hoy se han pasado media tertulia atacando al Presidente del Gobierno por el tema de los plagios.

Tras el Chou González-Aznar de hace unos días, parece que del Pino ha querido poner su granito de arena en la campaña contra el Presidente y, de paso, mostrar su fidelidad a la empresa (nadie está seguro en su silla).

No es frecuente que la SER o El País ataquen a los presidentes del Gobierno, porque ellos sabe bien de qué viven, pero parece que PRISA y otras empresas, han entrado en pánico porque este Presidente se quiere apoyar en Unidos Podemos y eso hace peligrar muchos de los privilegios económicos que han disfrutado hasta ahora.

Este giro de las empresas, produce una reacción espontánea de sus trabajadores que no les importa pasar de periodistas a tertulianos para garantizarse un sueldo. Cuando le preguntaron a el Gallo  cómo había sido que a uno de sus banderilleros le habían hecho Gobernador Civil, el contestó: “Pues cómo va a ser, degenerando”.

Los que salimos perdiendo somos la mayoría de los españoles porque, en este país, no hay ningún organismo que garantice el Derecho a una Información de Calidad.

Los dinosaurios defienden su Constitución

El País ha convocado un acontecimiento mediático para hacerse propaganda, con la ayuda de dos expresidentes de Gobierno, para defender el estado actual de las cosas que parece que le viene bien a sus intereses, al contrario que a nosotros.

El País está en quiebra técnica, sus principales accionistas son Amber Capital (fondo Israelí), HSBC (conflictivo banco británico), Telefónica, Banco Santander, CaixaBank … y durante su deriva derechista ha perdido gran parte de sus lectores. Coincidiendo con la vuelta al gobierno del PSOE ha renovado su dirección, quizá buscando complicidad.

En este contexto monta el diálogo de González y Aznar, al que acude la plana mayor de PRISA, simulando que ante la penosa situación política, provocada por los catalanes, España necesita el diálogo de los opuestos para defender la Constitución.

Esto es una farsa, porque la situación política no es tan penosa, lo es mucho más la socioeconómica (pero esto no le preocupa a El País) y esos dos antiguos políticos son ya hombres de negocios, intermediarios o conseguidores para más señas y, por tanto, unidos por los mismos intereses: ganar dinero y conseguir mayor relevancia para ganar más dinero.

A este aquelarre han acudido, por parte de González, Almunia y Solana (ex-secretario general de la OTAN) conocidos neoliberales, además de la ministra Montero y por parte de Aznar, Ruiz Gallardón y Acebes, además de Begoña Villacís.

Desde luego que hay que cambiar la Constitución porque, a estas alturas, tiene artículos con los que muchos españoles no estamos de acuerdo, pero el principal problema es que tiene muchos artículos (169) y sólo se están cumpliendo los que le interesan a la oligarquía.

Estos presidentes mienten mucho. Recordemos la fama de mentiroso de los últimos años del gobierno de González, así como la sensación de corrupción generalizada, claro que este aspecto lo desarrolló con gran ahinco Aznar cuya reciente actuación en el Congreso lo descalifica como político y como persona.

Estos son los protagonistas que proclama El País. Parece lógico porque este periódico se ha convertido en un dinosaurio más.

¿España, país de mierda?

Posiblemente no. Mi cabreo de ayer por las mentiras de Aznar lo encuentro justificado, pero aún conservo la esperanza de estar equivocado.

Ayer, Aznar mintió en Comisión Parlamentaria. Esto no sólo es una falta de respeto para todos los españoles, además es un “presunto” delito.

Veremos si queda impune y en ese caso también la justicia española podría ser una mierda, porque parece que la Ley no es igual para todos (¡Ay!, la inviolabilidad del Rey, es evidente ¿quién le va a violar?) o si la justicia actúa y el bocazas prepotente recibe su castigo.

Mientras tanto, me queda un regusto amargo. La actualidad española parece un montón de muñecos distrayéndonos mientras nos roban. La agenda “política” acapara toda nuestra atención a base de pantallazos, mientras la agenda social permanece oculta para favorecer a los que se están beneficiando de ello.

En cristiano: las tarifas de la luz y los combustibles, la especulación con la vivienda, los abusos laborales de los empresarios, … lo que han llamado crisis cuando es una estafa, son delitos sociales porque atacan los derechos a una vida digna de los españoles mientras nos entretienen con este cutre guiñol político.

¿País de mierda? El régimen del 78 no tiene arreglo ¿seremos capaces de crear otro?

La derecha más tóxica

La bochornosa actuación de J. Mª Aznar en el Congreso, mintiendo desacaradamente y dando muestra de una falta total de respeto a las instituciones democráticas, no debe extrañarnos en un personaje que nos metió en la guerra ilegal de Iraq con el 91% de la población española en contra. Que ahora lo niegue es una muestra más de su cinismo y del nulo respeto a los españoles.

Que su familia haya vendido nuestras viviendas sociales a fondos buitres es un ejemplo más de una derecha que se cree que todo es suyo y que lo puede explotar en beneficio propio.

Que hayan concurrido a todas las elecciones quebrantando las leyes electorales es otra prueba de que la ética, la moral y la justicia no cuenta para ellos y el abrazo del cachorro muestra que aprueban lo realizado y siguen en la misma línea.

Pero todo esto ha ocurrido en la immodélica transición y sigue pasando en la inmodélica democracia sin que los gobernantes de estos cuarenta años, los partidos que han tenido gobiernos de mayorías absolutas, hayan hecho lo suficiente para evitarlo. Que todavía haya políticos que han tenido responsabilidades y sigan defendiendo el modelo, les convierte en cómplices.

Esto es propio de una Democracia maniatada y con los ojos vendados que esta derecha sigue necesitando para seguir robando y para ello aprobó las leyes mordaza y las reformas laborales.

Esta Democracia no sabe defenderse y ni los políticos ni la judicatura la ayudan. Muchos de ellos siguen haciendo caja. En una democracia representativa los demás no contamos.

Un partido que la justicia ha calificado de organización para delinquir tenía que estar disuelto y sus responsables castigados, no sueltos por ahí riéndose del resto de los españoles.

Pero esto es lo que hay: un país de mierda con todo el mundo fingiendo.