El Banco Central Europeo y las hipotecas

Como la propia Unión Europa, el BCE es un instrumento “al margen de la Democracia” para poner las finanzas en manos de los poderes financieros.

La última medida de este banco central, subiendo los tipos de interés a petición de la banca, es criticada en periódicos bastante independientes de los poderes económicos como son: Público, el Salto o elDiario.

En el primero, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, Juan Torres López titula “El gran disparate contra la inflación: el BCE frena la demanda y los gobiernos la impulsan”. Esta contradicción, dentro de la Unión Europea, muestra a las claras cómo el BCE, “independiente” de los ciudadanos, se pone al servicio de la Banca y los gobiernos sujetos a elecciones tratan de disimular la fechoría.

En el segundo, Carlos Sánchez Mato, profesor de Economía Aplicada en la U. Complutense de Madrid, titula lisa y llanamente “Lagarde y De Guindos te suben la hipoteca”, acusando directamente a los responsables de perjudicar a las rentas más bajas y a las pequeñas empresas para beneficiar a la banca.

elDiario.es: “Los bancos centrales solo saben provocar recesiones”

¿Quiénes son los protagonistas?

Christine Lagarde, fue ministra de Economía con Sarkozy y cuando cesó, con algún tema pendiente con la Justicia en razón de su cargo, pasó a dirigir el Fondo Monetario Internacional, organismo que parece que prefiere dirigentes corruptos porque antes que ella habían ocupado ese puesto Rodrigo Rato y Dominique Strauss-Kahn que salió acusado de delitos sexuales y relación con trata de blancas.

De Guindos, era director de la sección de Portugal y España del banco financiero Lehman Brothers y cuando este banco quebró fue repescado por Rajoy como ministro de Economía. Una de sus mejores “actuaciones” fue la creación del Banco Malo (Sareb), para evitar la quiebra de los bancos, asegurando que no nos costaría ni un euro. Nos costó más de 60.000 millones de euros. Tras esa faena, tan parecida a una estafa, fue premiado con la vicepresidencia de BCE.

Antes de esta pareja, el BCE estuvo presidido por Mario Draghi, exdirigente del banco de inversiones Goldman Sachs.

Como se ve, en la Unión Europea y el BCE el objetivo es favorecer a las élites económicas a cargo de los demás, fomentando la pobreza y la exclusión social. Varoufakis, ya hace años, dijo: modificar o destruir. Pero ahí siguen dictando normas al margen de la Democracia.

Mientras tanto, los grandes medios dedican su espacio y tiempo a la reina muerta, porque los temas del corazón distraen a mucha gente de otros más importantes.

La banca gana y los grandes medios cumplen su papel de armada mediática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*