RNE. La equidistancia no es información

Esta emisora pública (pagada por todos) tiene por costumbre enfrentar las declaraciones del gobierno con las opiniones del mayor partido de la oposición. Para empezar esto es seguir con el bipartidismo, cuando hace años que desapareció en España. Aunque la prensa de derecha trate de resucitarlo (ya vimos las declaraciones de Antonio Caño, como director de El País, sobre sus presiones a Pedro Sánchez para evitar la actual coalición).

Hay un dicho en periodismo: si uno dice que es de noche y otro que es de día, asómate a la ventana. RNE no debe tener ventanas. La información debería basarse en hechos, no en declaraciones u opiniones, pero esta es la línea de los medios privados y de esta radio pública.

Hoy mismo, en el informativo de las 14h, recoge las declaraciones del Presidente del Consejo del Poder Judicial, sobre la tan retrasada renovación, achacando este acto inconstitucional a la falta de diálogo de gobierno y PP, cuando todos sabemos que el PP no quiere la renovación (y dos no dialogan si uno no quiere), salvo que se acepten sus planteamientos (lo cual no es diálogo ni negociación). Parece que Lesmes (que ejerció altos cargos en el gobierno de Aznar) amenaza con dimitir y Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional, dice que el problema se solucionaría si dimitiera porque esto obligaría a la necesaria renovación (esto RNE no lo dice).

Sabemos que las dos veces que el PP ha perdido el gobierno, ha retrasado la renovación todo lo posible, porque necesita manejar los altos órganos de la Justicia para evitar o paliar sus innumerables causas por corrupción. En RNE parece que no lo saben, quizá no lean los periódicos.

En el mismo informativo, se acusa a “los políticos” de incentivar delitos de odio, cuando todos sabemos que son la ultraderecha y parte del PP los que están polarizando la opinión pública tratando de ganar las elecciones para controlar mejor el sistema judicial y seguir robando como hasta ahora.

Berlusconi y Trump, lucharon para mantenerse en el gobierno para evitar la cárcel. En EEUU el Tribunal Supremo está haciendo política de derechas con el tema del aborto. Este es el modelo de Justicia que utiliza el PP y RNE colabora con su línea editorial.

Echarle la culpa de todo a “los políticos” es una estrategia que busca ocultar la responsabilidad de bancos, fondos de inversión, grandes fortunas, etc. los líderes económicos que marcan las grandes decisiones políticas por medio de los dirigentes de la Unión Europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*