La cumbre de la OTAN fue una fiesta

Los encargados de los diferentes países se encontraron, se abrazaron, se felicitaron mutuamente por pertenecer a esa élite que no tiene el poder pero está en el gobierno y muchas veces siente que lo tiene, sobre todo sobre la gente corriente de su país. Además les hicieron sentir verdadera élite porque hasta les llevaron a cenar al Museo del Prado. En esa casa, quizá no había habido otra fiesta así desde los tiempos de Felipe González, cuando se celebró un desfile de moda con pequeños desperfectos en algunas pinturas.

Los encargados, saben que son políticos a las órdenes del verdadero poder que es el económico, pero están contentos porque sus salarios (reales + virtuales) están por encima de los de la mayoría de los demás mortales y además, pueden conseguir que los de los demás sean aún más bajos y así aumentar la diferencia. También saben que ese curro no dura toda la vida y que si se portan bien los amos les darán colocaciones aún mejores. Total que se les veía alegres de participar en esa fiesta, muy celebrada por la armada mediática (El Mundo, ABC, la Razón …).

Pero siempre tiene que haber descontentos. Martín Cúneo publica en El Salto un artículo titulado “Cinco razones para odiar la cumbre de la OTAN en Madrid”, que son: que esta cumbre prepara a la OTAN para la guerra, aumenta el gasto militar y la venta de armas, revive la OTAN y pone a Europa al servicio de EEUU, perpetúa el peligro de  destrucción nuclear y supone un paso más en la “guerra a la migración”.

El “Senado Virtual”, que es como Chomsky llama a los superricos que gobiernan el mundo, ha decidido que, para sus negocios, la ONU ya no sirve, será más efectiva la OTAN que ya ha arrasado varios países. El cuento del Libre Mercado ya no cuela y apuestan por la militarización, con la colaboración de los medios de difusión para crear la sensación de esto es democracia.

Pero una organización militar sólo tiene justificación si hay enemigos, por lo que ella misma se encarga de crearlos. En esta ocasión, han decidido que sean Rusia y China. Ya hay trabajo para unos años. Esto se explica en el informe del Centre Delás d’Estudis per la Pau “La OTAN, construyendo inseguridad global”.

Hace poco pusieron en TVE2 una peli de Costa Gavras titulada “Comportarse como adultos”. Basada en las experiencias de Varoufakis, como ministro de Economía en Grecia, mostraba el desenfado con que los ministros económicos de los países de la Unión Europea, se comportaban en las reuniones mientras tomaban decisiones para destruir la economía griega. La operación sigue ahora a escala OTAN. Y los Reyes y la verdadera cúpula del gobierno, encantados de la vida.

Las consecuencias de las medidas aprobadas las pagaremos, incluso pondremos los muertos, si hace falta,  nosotros, los de siempre, y la miseria y la desigualdad seguirán creciendo.

Felipe González garantizó nuestra permanencia en la OTAN y Pedro Sánchez ha convocado este aquelarre para promocionarse. Si el próximo año pierde las elecciones ya le colocarán en alguna poltrona de los numerosos organismos internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*