ARMAS para la PAZ

Este es el sinsentido que usan como argumento Suecia y Finlandia para acceder a la OTAN. Querer pertenecer a una organización terrorista, que no respeta la legislación internacional, no es muy fácil de justificar, así que cualquier argumento puede valer.

Que dos países europeos, tradicionalmente neutrales, ahora se pongan de parte del imperio que declina, sólo se puede entender por la corrupción del sistema y el aislamiento de los gobernantes con sus gobernados. Para los finlandeses, que son tantos como los madrileños pero tienen miles de kilómetros de frontera con Rusia, no debe ser un buen trago cambiar la buena vecindad por la intriga. Esto, en un país con uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Por eso querrán hacerlo rápido, para no tener que someterlo a referéndum, que sería lo lógico.

No sabemos cuántos dólares le estará costando a la OTAN pasar de la muerte cerebral, que diagnosticó Sarcozy, a construir un enemigo y expandirse por el mundo. Claro que tiene un poderoso accionista que no repara en gastos porque es el primer negocio mundial: el complejo industrial-armamentístico, como lo denominó el General Eisenhower en su discurso de despedida de la presidencia de EEUU cuando alertó de su peligrosidad para la democracia.

Que la mayor parte de Europa se sume a las decisiones del imperio en decadencia, en contra de los intereses de la mayor parte de la población, que tendremos que pagar la factura, es un signo evidente de la corrupción de las altas instituciones: Unión Europea, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco Central de la Unión Europea …. Y de los gobernantes que tratan de conseguir un lugar en ese mundo, mandando armas a Ucrania, por ejemplo. Eisenhower acertó de lleno.

La OTAN celebrará su cumbre en Madrid, a finales de junio, y ya sabemos que el que lo está gestionando fue muy activo en la venta de armas a Arabia Saudí a pesar de la destrucción de Yemen. Ese es el negocio y el papel de esta “alianza” militar que acogeremos en mes y medio. ¡Bueno se pondrá Madrid! ¡San Apapurcio nos proteja!, porque de las fuerzas de seguridad, mejor alejarse.

Un comentario sobre “ARMAS para la PAZ”

  1. Bueno, los dólares son baratos de fabricar, pero con ellos puedes comprar de todo; bueno, no tú, y tampoco yo, sino el gobiernos, los bancos y demás grandes capitalistas estadounidenses. Es otro monumental absurdo del sistema capitalista actual, otro elefante en la habitación del que nadie habla, más bien una enorme manada de elefantes que nadie se atreve a denunciar su existencia (excepto algún que otro funcionario chino, pero hay que estar al loro para oírlo). Es que no importa cuántos dólares fabrique EE.UU., el precio de su moneda no baja y con ellos pueden comprar tierras en Brasil, empresas en cualquier parte del mundo y, por supuesto, gente, periodistas, funcionarios, gobiernos.
    Otro enorme elefante que se ignora en los medios es la inmensa deuda nacional de todos los países del mundo que tan a menudo se invoca para decretar “recortes”: ¿alguien ha leído en algún sitio quiénes son los acreedores poseedores de tantos billones y trillones?
    Pero volviendo a Suecia, Finlandia. Está claro que no es por miedo que ahora se pronuncian por juntarse a la NATO. ¿Por qué lo hacen entonces? Yo creo que es porque la histérica campaña anti rusa del primer mundo se desmoronaría si los gobernantes escandinavos siguieran persistiendo en su neutralidad. Ello significaría que no creen en el peligro con que nos abruman en los medios. Están bajo una presión enorme por parte de USA y sus aliados. Insistir en neutralidad sería un “escándalo político”; serían atacados ferozmente desde dentro y desde fuera. Además, otros grandes países europeos ya han doblado su rodilla y espalda, Francia, Italia y hasta Alemania se han unido al histerismo liderado por USA y la pérfida Albión.
    No sé exactamente cuáles serían las consecuencias si Suecia y Finlandia se unieran a la NATO, pero sé con certeza de que serían catastróficas, catastróficas para Rusia, pero con igual seguridad también catastrófica para los ciudadanos de a pié europeos. El miedo propagado por los medios será aprovechado, como siempre, para introducir más medidas represivas y de control. Las voces disidentes serán cada vez menos toleradas y la desigualdad social y económica se acelerará. Europa se acercará más a cómo Rusia es ahora: corrupta, oligárquica y represiva. Podría decirse que eso sería una ironía, pero yo creo que es algo más oscuro y planeado por poderosos estúpidos sociópatas, nada casual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*