Otra trampa del PP: Bajar impuestos

Un país como este tiene gastos: carreteras, servicios públicos (agua, transporte, educación, sanidad, …), administración y gestión, representantes políticos de la ciudadanía, ejército, justicia, …. Los gastos de la administración del Estado se pagan con los impuestos.

La derecha quiere bajar los impuestos para debilitar al Estado y los servicios públicos, para privatizarlos. Un estado con pocos servicios públicos, como EEUU, tiene a la mayoría de su población desamparada. Allí, como no hay Seguridad Social, cuando alguien enferma o no va al hospital, porque no lo puede pagar, o pide un préstamo y, en muchos casos, quiebra.

Lo de que el dinero debe estar en los bolsillos de los ciudadanos, sólo beneficia a los más ricos, los que no necesitan pensión ni servicios públicos. Aunque cuando quiebran los bancos, por sus propios excesos, los salvan con dinero público. Ahí se ve la trampa de la derecha.

La derecha no gobierna: subcontrata. En vez de gestionarlos, privatiza los servicios públicos, que los encarece muchísimo, porque es uno de los grandes negocios de la corrupción. La Comunidad de Madrid baja los impuestos y aumenta su deuda (el mayor negocio de los bancos), al final esa deuda tendremos que pagarla entre todos

Los impuestos hay que reformarlos para que, como dice la Constitución, sean progresivos (paguen más los que más tienen), porque aquí, como en los países bananeros, los ricos y las grandes empresas son los que menos pagan. En torno al 84% de la recaudación de Hacienda procede de las familias; el 16% restante es de pequeñas y medianas empresas y autónomos y muy poco de las grandes corporaciones (banca incluida) y grandes fortunas.

Disfrutamos de un sistema impositivo radicalmente injusto, pero Sánchez ha dicho que no es el momento de mejorarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*