Armas para la Paz. La gran falacia

En el neoliberalismo, la guerra se dice “Defensa”, la dictadura de los mercados “Democracia”, las fuerzas represivas “Seguridad” y se utiliza el dicho romano “si quieres la paz, prepara la guerra” para demostrar que XX siglos no son nada y que hay que defender el Imperio. Como cantaba El Cabrero “Se murió Miguel Hernández/ también mataron a Lorca/ el que manda es el que manda/ lo mismo entonces que ahora”. Sabiduría popular en el cante Jondo.

Desde que Pedro Sánchez se abrazó con Felipe González, supimos que algo malo pasaría y así vamos raudos hacia la derecha, como manda el Amigo Americano.

La tremenda campaña de intoxicación mediática, que aprovecha el conflicto de Ucrania para crear inseguridad y miedo en la población española, estará aumentando el alto número de personas con problemas mentales (ansiedad, depresión, etc.). Se va iendo la pandemia pero el capital necesita acojonar para seguir maltratándonos. Lo explicó Naomi Kein en “La estrategia del Shock”. No se mejorará la sanidad porque el Imperio nos prefiere enfermos.

Las leyes mordaza, que puso el gobierno de Rajoy, ahí siguen porque el PSOE necesita evitar la disidencia. Amenazar las protestas contra las políticas que perjudican a la mayoría de la población española, como la subida del presupuesto militar, que irá acompañado de recortes en los presupuestos  sociales, y no se derogarán, al menos, hasta que pase la Cumbre de la OTAN de finales de junio, que es la institución global más represiva, que no respeta la legislación internacional, pero que es el mejor agente comercial de venta de armamento, al servicio, sobre todo, del complejo industrial-armamentístico norteamericano, porque da “consejos que no se pueden rechazar”, a los estados que se dicen soberanos, sobre cómo tienen que “invertir” en defensa, porque vienen tiempos difíciles y ya sabemos, los libios mejor que nosotros, como se las gasta la OTAN.

La facción PSOE del gobierno ha cogido la bandera de la reconquista, con la Sra. Robles a la cabeza, porque no quieren que la derechona les tome por cobardicas. Por si quedaban dudas, el PSOE hará lo que pueda, junto a ellos, para impedir que se juzguen los crímenes del franquismo.

Y si de paso se abre alguna puerta giratoria, mejor.

4 comentarios sobre “Armas para la Paz. La gran falacia”

  1. Estimado Admin:
    Por curiosidad. ¿Qué le diría usted a alguien que le reprochara sus escritos de acusación argumentando que un crítico del gobierno propio como usted sería castigado de inmediato (severamente) en muchos otros países? ¿Que nadie le irá a buscar a usted a su casa y encarcelarlo con malos tratos por expresar lo que publica; que el que usted pueda ejercitar su libertad de opinión es prueba de que vive en un país libre y democrático aunque imperfecto?
    Le saluda atentamente y queda a la espera de su amable respuesta,
    M. Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*