Una democracia subnormal

Que nuestra democracia está por debajo de lo que sería aceptable lo explicó hace 8 años el catedrático de Historia Económica Josep Fontana en su conferencia “Más allá de la crisis”, lo repitió muchas veces el difunto Catedrático de Estructura Económica José Luis Sampedro, lo defiende con frecuencia el catedrático de Políticas Públicas Vicenç Navarro y lo vemos diariamente, en los abusos de los bancos y fondos buitre, por ejemplo, los que nos negamos a cerrar los ojos.

Esto lo explican bien los economistas porque la Democracia es víctima de los grandes grupos empresariales, como describe Fontana y no lo pueden aceptar los políticos de derechas porque son los culpables directos de debilitarla con las herramientas de la corrupción.

En España, ha habido democracia unos meses en la 1ª República en el siglo XIX, unos pocos años en la 2ª República y unas esperanzas teñidas de sangre en la Santa Transición. Porque un régimen que comienza con un sistema electoral y una Constitución claramente trucadas, que ahí siguen, y poderosas instituciones franquistas como gran parte de la judicatura, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad, tiene difícil el cambio y, mucho más, en el seno de la la OTAN y de la Unión Europea que es menos democrática que cualquiera de los Estados que la forman.

Los dinosaurios socialistos, tampoco lo pueden soportar, porque Leguina está vinculado a una de las universidades mas derechistas (la CEU-San Pablo de los propagandistas católicos), a Corcuera lo recordamos por ser el ministro de “la patada en la puerta” y de F. González, mejor no hablar. A la ministra de Defensa, que permite las protestas de los militares fascistas y penaliza a los que defienden la Constitución, le queda muy poca credibilidad y se debería pedir su dimisión si sigue defendiendo que esto es una “democracia plena”, porque, como jurista, tiene que saber que miente.

Y no nos olvidemos de los medios de propaganda que cuando P. Iglesias habló con Gonzo de las enormes presiones de los poderes económicos sobre el gobierno, los medios lo ocultaron centrando la atención, exagerando y distorsionando la equiparación de los exiliados catalanes con los republicanos y ahora atacan al gobierno con el supuesto crimen de que Illa se ha vacunado. No sabemos si esto es verdad, pero sirve para distraer de cosas más importantes como los vetos de la Patronal a mejorar el sistema impositivo, la Reforma Laboral y la subida necesaria y justa de los salarios o de que un rapero va a acabar en la cárcel mientras van saliendo los corruptos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*