RNE. La equidistancia no es información, es propaganda

Tampoco es objetividad. “Informar es explicar lo que pasó y la importancia que eso tiene para el país, la región o el mundo.” (Ryszard Kapuscinski).

El periodismo tiene que estar comprometido con la verdad, no con la equidistancia.

Mostrar lo que dicen unos y lo que dicen otros, tampoco es información, es cotilleo: convertir un medio informativo en un “corre ve y dile”.

Según Kapuscinsky, informar es explicar. Contar lo que pasó, según lo entiende el medio, es otra cosa.

En las campañas electorales, los medios públicos conceden a los partidos tiempos o espacios relacionados con su representación parlamentaria e incluso les permiten que los rellenen ellos mismos. Bien, todos sabemos que eso es propaganda. Eso es lo que hemos sufrido hoy en el informativo de RNE de Ana Sterling.

Ya sabemos que la Sra. Ayuso prioriza el negocio sobre la salud y que, con respecto a la pandemia tiene una política errática. Eso, sumado a la tradicional política del PP madrileño de destrozar los servicios públicos para convertirlos en negocios privados, hace que Madrid esté en peor situación que cualquier otra comunidad española. La Justicia no entiende que la salud sea un derecho fundamental y Ayuso se niega a confinar Madrid con 541 casos por cada 100.000 habitantes, París lo hizo con 270. Así nos va.

La situación de Madrid, la sufrirían la semana próxima el resto de las comunidades, porque hay puente y los madrileños estamos en la peor situación y muchos optarán por huir.

El Gobierno toma cartas en el asunto para evitar la difusión de la pandemia y RNE se limita a recoger las opiniones de siempre del PP y VOX, sobre esta medida y luego a retransmitir la rueda de prensa del Consejo de Ministros.

Darle cancha al PP y a VOX, que hace tiempo que perdieron su credidibilidad, no es información, es propaganda. Utilizar las opiniones de los políticos en vez de las de los expertos en salud, es un buen método para estar a bien con todos -los políticos-, pero la audiencia necesita información de calidad y esta es una de las causas del deterioro de la información y de la democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*