EEUU vuelve al western

El terrateniente del condado pone precio (5 millones de dólares) a la cabeza del propietario que se niega a venderle, casi regalados, sus terrenos y encarga a su vocero para que reparta los carteles de Se Busca por las tabernas.

Trump, por medio de su sicario Mike Pompeo -con muchos años de experiencia-, pone precio a la cabeza del Presidente del Tribunal Supremo de Venezuela, porque va en contra de los intereses de las petroleras yankis que tienen dificultades para hacerse con el oro negro de ese país.

Los carteles de Se Busca, en la taberna Ibérica, los pone El País (lider aquí de la banda mediática norteamericana).

Mientras, la ONU -en el papel de sheriff mejicano indolente-, dormita con el sombrero sobre los ojos.

El Western como modelo político actual: primitivismo y amoralidad. Si esto no es la barbarie, se parece mucho.

Un comentario sobre “EEUU vuelve al western”

  1. Los imperialistas están acostumbrados a conseguir sus objetivos, independientemente de los medios que tengan que utilizar para alcanzar el fín, y no se resignan a aceptar el inicio de una decadencia en camino.
    La ONU, ni está ni se la espera en este asunto, se implica lo menos posible, sobre todo cuando hay un pais poderoso por medio. La justicia queda en segundo lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*