Ayuso. ¿La peor politica posible?

Espeluznante artículo de eldiario.es de hoy.

La Comunidad de Madrid, desde el tiempo en que gobernó La Madre de Todas las Ranas, se ha caracterizado por experimentar con “el capitalismo de amiguetes”, que consiste en no gobernar: subcontratar parcelas de gobierno a empresas “amigas” para que hagan lo que consideren oportuno.

Cuando llegó el coronavirus, según eldiario.es, la presidenta decretó la “operación bicho” para “medicalizar” las 710 residencias de ancianos.

Esta operación consistió en subcontratar una empresa “sin apenas estructura” que subcontrató 3 médicos venezolanos que estaban en España con visa de estudiantes para visitar las residencias. Les ofrecieron 2000 euros y les dieron 1000 sin contrato ni Seguridad Social (¿será normal esto en las empresas españolas? o ¿será una nueva norma que quiere implantar la presidenta?).

Cuando los médicos protestaron por la falta de contrato, el “empresario”, según eldiario.es les explicó que en España había mucha gente dispuesta a trabajar ilegalmente.

El resultado:

Madrid con 42.523 ancianos, 7.290 fallecidos. 18,1%

Cataluña con 49.004 ancianos, 4.702 fallecidos. 9,6%

Andalucía con 43.614 ancianos, 2.150 fallecidos. 4,9%

Familiares de los fallecidos han presentado una querella colectiva en los Juzgados contra altos cargos del Gobierno autonómico. Veremos cómo y cuándo actúa la justicia, pero debería además haber responsabilidades políticas.

Si no nos morimos más, no será por falta de voluntad política.

Un comentario sobre “Ayuso. ¿La peor politica posible?”

  1. Es espeluznante, además no se le mueve un pelo, con la cara dura que tiene, pero desgraciadamente no es solo ella, es todo el PP corrupto y toda la derecha, solo miran por sus intereses siempre a costa de los de abajo, de los trabajadores que vivimos de un sueldo que además de ganarlo dignamente ellos se creen que nos lo regalan y por eso les debemos pleitesía. Y lo triste es que la mayoría de los de abajo no se dan cuenta y les siguen votando. Patético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*