Los chalecos amarillos españoles

Los pequeños y medianos agricultores españoles se han echado a la calle, porque como muchos de los trabajadores de otros sectores, ya no pueden vivir de su trabajo. El Libre Comercio se lo impide.

La cosa es que el Libre Comercio no existe. ¿Cómo puede ser esto?

El Comercio tiene dos partes: el que vende (la oferta) y el que compra (la demanda), salvo excepciones, nunca estos dos elementos han estado equilibrados y en la sociedad de mercado, los consumidores tenemos muchos menos derechos que los sectores que componen la oferta, porque ellos ofertan lo que quieren e imponen los precios. Y el Estado no nos ayuda, desregula el mercado para que sea Libre (Liberalismo y Neoliberalismo). Por cierto, en el Liberalismo sólo los ricos son libres, los demás ni cuentan, por eso la presidenta de la Comunidad de Madrid defiende la supresión del impuesto de sucesiones, para que las grandes fortunas sean más libres.

Pero en la oferta hay varios componentes: la producción, la distribución y la venta y aquí tampoco hay equilibrio, porque hay sectores económicos en los que grandes empresas aúnan todo el negocio, otras en las que distribución y venta son ejecutadas por grandes empresas -las Grandes Superficies, por ejemplo- y, entonces, imponen los precios a los productores. Este es el caso de los pequeños y medianos agricultores.

Además, las grandes empresas tributan mucho menos (y acaparan -¿cómo no?- la mayor parte del fraude fiscal), que las medianas o pequeñas, con lo que la diferencia va aumentando.

Como vemos, el Libre Comercio no existe, en el capitalismo salvaje los grandes explotan a los pequeños. El derecho de propiedad es más importante que el derecho a la vida (digna).

Es difícil que esto lo arregle el gobierno porque el PSOE nunca se ha enfrentado a los poderosos y acepta el sistema, la Unión Europea lo mismo, y UnidasPodemos tiene poca fuerza en él. Quizá Pedro Sánchez lo trate de amortiguar, pero tiene al enemigo en casa: hoy podemos ver en la prensa a Felipe Dinosaurio González, rodeado del dueño de Mercadona y de un importante naviero, ironizando sobre la presencia del Vicepresidente Iglesias en la Comisión del CNI.

Las revueltas se extienden por el mundo, porque este sistema económico-político-mediático priva de medios de vida a muchísimas personas, en favor de los ricos. No obstante, algo parece temer Dinosaurio González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*