La manipulación sistemática de El País con Venezuela

Hace muchos años, prácticamente desde la llegada al poder democráticamente de Chávez, que El País ataca sistemáticamente al gobierno de Venezuela. Para ello, en su sección de Internacional, le dedica todos los días más espacio que el que le correspondería por su importancia política y económica para los españoles y la mayoría de las veces en tono negativo e incluso aveces insultante. Ya en 2008, hice un recuento de la información internacional de este diario por países y daba este mismo resultado.

Entre los 8 grandes accionistas de Prisa, según la propia empresa, hay un fondo americano (Amber Capital con el 29,8%), el HSBC (9,1%), el banco más multado del mundo; un fondo qatarí (5,1%) y dos grandes empresarios mexicanos: Carlos Slim, al que está vinculado Felipe González, y Carlos Fernández. Entre todos estos grandes accionistas extranjeros suman el 52,3% del accionariado de PRISA. Puede haber más accionistas extranjeros de menor importancia, pero todos estos, por distintas causas, son contrarios al gobierno de Venezuela. Teniendo en cuenta que PRISA está en pérdidas desde hace bastantes años, podemos preguntarnos por qué estas empresas invierten en ella. Esta puede ser una “razones” para la política desinformativa de El País.

Felipe González, siendo presidente del Gobierno, le “vendió” a la familia Cisneros -magnates de la prensa y el petróleo venezolano y copartícipes en el golpe fallido contra César Chávez-, “Galerías Preciados”, con un precio muy ventajoso. Carlos Andrés Pérez -ex-presidente de Venezuela condenado por corrupción y huido a EEUU, y ex-presidente de la Internacional-Socialista- fue el “padrino” de F. González en Latinoamérica. Así se entiende la diferencia de puntos de vista sobre el tema de F. González y Zapatero.

La vinculación de PRISA con F. González puede ser otra de las “razones” de la política desinformativa de El País.

Lo cierto, es que, con una enorme deuda -como todos los grandes medios españoles-, este diario “de referencia” en España, ha pasado de formar parte del “cuarto poder” a ser “la voz de su amo” y un entoxicador de la opinión pública española.

La entrevista, hoy en El País, de Lucía Abellán a la Ministra de Exteriores, acusándola de que el Presidente Sánchez no recibiera al autoelegido “Presidente de Venezuela”, nos muestra un periódico que defiende una “democracia” en la que autonominaciones como las de Venezuela y Bolivia sean admitidas como normales, porque favorecen sus intereses, en perjuicio y sin ningún respeto para los españoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*