El Brexit: otro monstruo mediático

Hace ya 12 años que Naomi Klein publicó “La doctrina del Shock”, en el que explicaba que la doctrina neoliberal había necesitado para su difusión de una serie de crímenes como los golpes militares de Chile y Argentina o la guerra de las Malvinas, provocada por la Thatcher para ganar unas elecciones. Un sistema económico tan injusto solo se podía implantar asustando mucho a la población.

Esa estrategia predomina actualmente en los grandes medios de comunicación que, con la globalización y la financiarización económica, han pasado de serde “El cuarto poder” a la “Voz de su amo” de las mafias financieras.

Llevamos varios días sufriendo la hiperinformación del “coronavirus” que surgió en el otro lado del mundo y que está afectando a una porción mínima de chinos (hay más de 1.395 millones de chinos y unos 220 muertos, algo así como 0,00001%). El ébola tuvo más mortalidad y aquí ni se notó, claro que era en países sin importancia económica, lo que nos permite pensar que esto es un nuevo episodio de la guerra económica de EEUU contra China, que está perdiendo EEUU, porque en este momento ya no es la primera potencia mundial en muchos aspectos, y en la que los grandes medios juegan en el bando perdedor.

El informativo de TVE1 de hoy, menciona la epidemia de gripe en España que es de 250 por cada 100.000 habitantes que es un porcentaje algo superior 0,00025% y creo que se nota poco. Como el monstruo del coronavirus ya está fallando, y este sistema económico-político necesita nuevos monstruos para tenernos acojonados, ahora empiezan con le Brexit.

El brexit afectará, como siempre, a los de abajo. A los emigrantes o a los trabajadores cuyos patronos lo quieran utilizar para justificar la explotación. Esta Unión Europea nos perjudica a todos, porque no es la unión de los europeos, sino la de los capitales dominada por Alemania. Que una potencia como Gran Bretaña se salga lo desequilibra, pero sería interesante que la UE moderara sus políticas austericidas.

Cayó el monstruo del comunismo con el muro de Berlín, cayó el fantasma del terrorismo con la disolución de ETA (aunque la derecha mas cutre los siga utilizando), otros monstruos han tenido corta vida porque nos vamos dando cuenta de que los monstruos no existen, pero los desinformativos siguen con su vieja estrategia. Alguien ha dicho: “Nos han engañado tantas veces que, al final, nos dimos cuenta” ¿Será verdad? ¿Cuántos se han dado cuenta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*