El PSOE ni es de izquierda, ni merece respeto

Cuando Pedro Sánchez, con la ayuda de Pablo Iglesias, llegó al gobierno y prometió derogar la reforma laboral, que ha producido el desplome de los salarios y el colapso del consumo interno, y las leyes mordaza, que acaban con la democracia y los derechos ciudadanos, que había impuesto el PP (el partido más corrupto) desde su mayoría absoluta.

Han pasado 16 meses y no ha tenido tiempo. La ministra de Economía -siendo candidata a presidir el FMI- ha dicho que derogar la reforma laboral “no resuelve nuestros problemas”. Está claro que los problemas del gobierno y los de la mayoría de los españoles no son los mismos. De las represivas leyes mordaza ni se habla.

Todo esto son mecanismos de seguridad para que los ricos sigan robando a los pobres. Cada vez hay más multimillonarios en España y aumentan los pobres y las personas en riesgo de exclusión. Tener un trabajo ya no garantiza una vida digna.

La guerra de los ricos contra los pobres la apoya el bipartidismo en el que sigue anclado el PSOE. Por eso la cúpula de este partido traiciona a sus militantes y se ríe de los españoles mientras simula que es de izquierdas.

La armada mediática, instrumento de los ricos, prosigue su guerra cultural para convencernos de que estas políticas que llevan a la exclusión social a la mayoría son las únicas posibles. Cuando aparecen grupos políticos que demuestran que es falso se les acosa hasta la destrucción (Ayuntamiento de Madrid) o se intenta desacreditarlos acusándoles de fallos en competencias que no tienen (Seguridad en el Ayuntamiento de Barcelona).

La censura de actos culturales no es un error político, es una herramienta para fortalecer la represión y convencernos de que no hay otras soluciones. No es callar voces disidentes, es castigar para demostrar que el poder no tiene contrapesos y goza de impunidad: construir el sometimiento. María José Rodríguez Rejas lo explica perfectamente en “Neoliberalismo y guerra contra los pobres: la construcción social del doblegamiento y la derrota”. Esta tarde, a partir de las 18h se hablará de esto en los conciertos de la urbanización Rosa Luxemburgo de Aravaca.

La izquierda transformadora sigue enclaustrada en el Congreso.

Incomprensible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*