El Tribunal Supremo reescribe la historia de España

Los componentes de la mesa que han dictado el auto de suspensión del traslado de la momia, han legitimado el golpe de Estado franquista al señalar como fecha de subida del dictador a la Jefatura del Estado, la de su nombramiento por los generales golpistas.

Este hecho que choca con la historia de España, con la resistencia al reconocimiento internacional del gobierno franquista por la mayor parte de la comunidad internacional (sólo la Alemania nazi, la Italia fascista y pocos más lo reconocieron) y la ONU que lo hace en 1950, es por tanto una postura ideológica fascista del Tribunal Supremo (la decisión ha sido unánime), que invalida a este órgano para ejercer sus funciones en la vida democrática de este país.

Sin la dimisión inmediata de dichos magistrados y su expulsión de la carrera judicial, la Justicia o la Democracia españolas, o las dos, pierden su legitimidad por el desequilibrio de los tres poderes del Estado. Sea por franquismo o por desconocimiento de la historia de España, estas personas no están a la altura del puesto que ostentan.

La Asociación “Juezas y jueces para la Democracia” ha condenado este auto, pero esto no es un problema sólo de los jueces, es un problema de todos los españoles por el deterioro de la calidad democrática de este país.

¿Nos importa esto? O ¿a estas alturas, ya todo nos da igual? Hoy, miles de muertos se revuelven en las cunetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*