11-M, recuerdos de una tragedia

Me levanté pasadas las 7 y media. En RNE informaron de atentados en varios trenes de la periferia. Hasta ese momento, sólo la ultraderecha cometía atentados indiscriminados (salvo Hipercor de ETA). Hacía poco que el gobierno de Aznar nos había metido en la guerra ilegal de Iraq, en contra del 91% de los españoles. Para mi, estaba claro: atentado islamista.

Como RNE no informaba mucho pasé a la SER y gran decepción: Iñaki Gabilondo defendía la autoría de ETA porque “en casos así había que estar con el Gobierno”. Yo no podía entender que con la escasa información disponible de un simple ciudadano llegara a conclusiones más claras que un famoso periodista con múltiples fuentes a su disposición. Sobre las 9:30 ya empezó a dudar y pasadas las 10 se radió el comunicado de Otegui negando la autoría de ETA. La cosa estaba clara, y además se encontró la furgoneta de Alcalá.

Parece que, en vísperas de las elecciones, algún asesor de Moncloa dijo “Si ha sido ETA arrasamos, si han sido los islamistas gana el PSOE”. Y comenzó a correr la Gran Mentira, con la colaboración especial de Pedro J. Ramírez, Casimiro Gª-Abadillo y Jiménez Losantos, en El Mundo, que mantuvieron la mentira durante más de 10 años y siguen en el periodismo como si tal cosa. Mis felicitaciones a la Asociación de la Prensa.

Infame la actuación del Ministro de Interior Acebes mintiendo en ruedas prensa y de la Ministra de Exteriores ordenando a las embajadas defender la autoría de ETA, cuando la policía antiterrorista ya tenía la certeza, desde las 15h, de la autoría islamista. Junto a ellos Zaplana, Rajoy, Astarloa …

Los casi 200 muertos y los miles de heridos y traumatizados -mucha gente cogió miedo a subir al tren- fueron muy dolorosos para todos los madrileños y las teletontas pasando continuamente las mismas imágenes de destrucción aumentaron el dolor, pero algo positivo podemos encontrar a pesar de la tragedia.

La movilización ciudadana contra las mentiras del gobierno y su derrota en las inmediatas elecciones. Los mensajes msn llevaban ya cierto tiempo funcionando y permitieron campañas populares que desmontaron las mentiras de los medios de propaganda. Parece que parte de esta movilización se activó desde la Facultad de Políticas de la Complutense, por un grupo de profesores y alumnos que más tarde impulsó el 15M y Podemos.

Se dijo que ETA estaba en Madrid para atentar ese mismo día, pero se dio a la fuga cuando vio la magnitud de la tragedia. Seguramente comprendieron que su terrorismo “artesanal” quedaba obsoleto ante el nuevo terrorismo islamista.

Hoy Casado insiste en la mentira. Una vergüenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*