Propaganda sionista en Arte Canal

Este centro especializado en grandes exposiciones acoge ahora una centrada en el campo de concentración de Auschwitz o, mas bien, en las penalidades de los judíos en dicho campo.

Procedente de Alemania, va a recorrer el mundo contando esos crímenes contra los judíos. En Madrid fue inaugurada por el embajador de Israel y parece que quieren poner un museo como el de Berlín.

Los grandes medios españoles elogian esta exposición y olvidan contar que en ese campo murieron 1200 españoles a los que no se menciona en la misma.

Holocausto es una marca excluyente porque sus “patrocinadores” se niegan a compartirla con gitanos, comunistas, homosexuales y los más de 9000 españoles que sufrieron las mismas penalidades que los judíos.

Esta exposición ha sido tachada de “adoctrinamiento” y de “negocio”, a 9 euros entre semana y 11 los fines de semana.

Recientemente una delegación de diputados españoles de diferentes partidos viajó a Israel para visitar Gaza y el gobierno Israelí les impidió la entrada. Los supuestos descendientes de los judíos maltratados por los nazis están haciendo ahora lo mismo con los palestinos.

Algunos estados están pidiendo a la ONU boicot comercial para Israel. Consideran que el apartheid de los palestinos es más duro que el que Sudáfrica infrigió a la población negra, pero el holocausto palestino durará todo lo que quiera la banca judía de Nueva York, a la que hace la pelota Trump cuando habla de trasladar su embajada a Jerusalén.

Como siempre, no estamos hablando de un problema de un problema religioso, sino de un problema político por el control de los mercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*