Estado de Excepción: volvemos al franquismo

En el franquismo, el gobierno declaraba el Estado de Excepción cuando le convenía, suspendiendo las leyes que dificultaban sus abusos.

El gobierno central (corrupto e incapacitado para gobernar) está ejerciendo un estado de excepción sin declararlo. Ya no se declaran las guerras ¿por qué declarar los estados de excepción?.

Una Cataluña invadida por la Guardia Civil y la Policía Nacional (sólo falta el Ejército, seguro que con sectores deseosos de participar y con Cospedal ansiando protagonismo). Un jefe de la Guardia Civil al mando de todas las fuerzas de Seguridad de Cataluña anulando las competencias del jefe de los Mossos.

Montoro secuestra la capacidad de gestión económica del gobierno catalán, al margen de la legalidad.

El mismo juez que encarceló a los titiriteros acusa de sedición a varios políticos que son detenidos por orden del Fiscal General del Estado, recusado por el Congreso, entre otras cosas por nombrar Fiscal Anticorrupción a un fiscal que se dedicaba a proteger a los corruptos y que tuvo que dimitir.

En Zaragoza, una Asamblea Extraordinaria de parlamentarios autonómicos, estatales y europeos y concejales de ayuntamientos de más de 50.000 habitantes, buscan soluciones políticas para un problema político, mientras cientos de nazis tratan de impedirlo y Zoido no puede garantizar su seguridad porque las fuerzas policiales están en Cataluña. ¿Son estos nazis un grupo parapolicial del gobierno?.

Mientras la Asamblea Extraordinaria busca soluciones políticas, ya que el Congreso no es capaz de hacerlo (ya está el PSOE de nuevo con el PP), el gobierno solo contempla soluciones militares (eso son las policiales) y judiciales, valiéndose de su brigada judicial. Ya hubo una brigada policial patriótica (curioso nombre para una banda de delincuentes) y ahora nos encontramos con otra judicial que actúa con criterios extrajudiciales.

El Estado de Derecho agoniza en un país europeo (volvemos al “¡España es diferente!”). La Constitución de 1978 ya no sirve y este Gobierno tampoco porque ni la respeta ni propone otra. El profesor Jaime Pastor lo explica enEl Estado penal frente al 1-O, las libertades y la democracia”. Ni la UE, ni ningún organismo internacional lo condena. Cuando el golpe de Tejero, el Secretario de estado USA dijo que era in problema interno de España.

¿Volvemos al franquismo? La dictadura tuvimos que combatirla en la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*