Apretar a los viejos para que mueran pronto

El FMI, que fue dirigido por Rato (que dimitió por inepto y corrupto), después por Strauss-Kahn (que dimitió acusado de proxenitismo y abusos sexuales) y ahora por Christine Lagarde (que puede ser acusada por un asunto de bastantes millones cuando era ministra de Sarkozy), ahora pide a España que siga con el tope del 0,25% en la subida de las pensiones, lo que supone una caída importante en la capacidad adquisitiva de los pensionistas, porque los precios están subiendo por encima del 2%.

Por cierto, cuando el FMI habla de pensionistas se refiere a los de a pié, no a los gestores de las banca y la gran industria que se jubilan con pensiones millonarias. Esos no son pensionistas, son simplemente ricos.

¿Qué pretende el FMI?

Por encima de todo, fomentar el miedo a la insostenibilidad del sistema de pensiones para que la gente se haga planes de pensiones privados. Porque el FMI es, entre otras cosas, un lobby de los grandes fondos de pensiones. Y no hay que olvidar que los fondos públicos están garantizados por el Estado (a pesar de que Rajoy está saqueando la caja de las pensiones) y a los fondos privados no los garantiza nadie, como se ha visto en las numerosas quiebras que ha habido hasta el momento.

Además, los viejos ya no son productivos y enferman más, por tanto, si se disminuye la cobertura social morirán antes disminuyendo el gasto y mejorando el beneficio de los seguros privados.

Esas son las políticas del FMI que Rajoy sigue a ojos ciegos como el buen mayordomo sigue a su señor o como el vago que camina río abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*