Corruptos, mentirosos y franquistas, lo tienen todo

Un país gobernado por unas personas que mienten sin pudor, que se lo llevan crudo y que en 40 años no han sido capaces de condenar la dictadura franquista, no puede ser un país digno.

Vale que la inmodélica transición permitiera que los franquistas corruptos siguieran dominando la economía española, que la constitución permitiera que el nacionalcatolicismo continuara su andadura, que los jueces franquistas y los torturadores continuaran con sus faenas, y que la ley electoral y la de financiación de los partidos tenga mas trampas que un concurso de televisión. Pero es que los gobiernos de estos 40 años lo han permitido y han seguido el juego.

Ya está siendo hora de que las personas con un poco de dignidad hagamos algo para cambiar este estado de desvergüenza nacional que ha impuesto el bipartidismo. Pero a ver si tenemos suerte y la izquierda de verdad entiende que esto no se puede hacer sólo desde un Congreso muy poco democrático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*