La jauría

Los perros de la prensa, azuzados por sus amos, atacan de nuevo. Atacan a Podemos y atacan a la democracia. Porque no puede haber democracia si no hay libertad de información y calidad informativa.

Prisa (El País y la Ser) llevan dos días atacando, con el pretexto de un informe de la Asociación de la Prensa de Madrid. Como siempre, las empresas mediáticas utilizan los informes cuando les conviene, porque el del año pasado, en que se decía que el 75% de los periodistas se autocensuran por estar con empleo precario, ni lo mencionaron.

No hemos visto ninguna protesta de la APM por las manipulaciones y la persecución de los periodistas de Telemadrid en tiempos de Esperanza Aguirre. Tampoco ahora sobre los conflictos entre periodistas y empresa en los desinformativos de TVE.

PRISA se ha crecido con el descabezamiento del PSOE y se cree que puede dominar la política española. El Padre Iñaki, Pepa Bueno y hasta Peridis, llevan dos días haciendo su mal trabajo sobre este tema. Por algo, un estudio de la universidad de Oxford dice que los medios españoles están entre los más desacreditados de Europa.

Los enemigos de los periodistas no están en Podemos, están en la dirección de sus empresas, porque la mayoría tienen empleo precario para exigirles que sean la voz de su amo.

Los medios están en manos de los bancos y estos se sienten menos impunes estando Unidos Podemos en el Congreso. Este es el problema. Un problema grave de falta de democracia y exceso de manipulación informativa.

2 pensamientos en “La jauría”

  1. El día que Pepa Bueno entrevistó a IRENE MONTERO, portavoz de PODEMOS, lo oí y lo sentí con claridad. ¿Sabía que estaba haciendo preguntas inquisitoriales, es decir haciendo preguntas insidiosas que eran PURA MENTIRA?. No le valían las respuestas, tenía que insistir una y otra vez, como un martillo, pero se encontró con un yunque, LA VERDAD.Bravo Irene, ¡¡que denuncien ante los tribunales esos 10 anónimos periodistas¡¡.¿Donde está EL PODER de Podemos?.
    Ese día se cubrieron ” de gloria” I.Gabilondo (no conozco los hechos, decía este ¿donde estaban las uñas de acero y piel de mantequilla, pués?) y Bueno fieles siervos de PRISA.

  2. Hace ya muchos años dejé de comprar El País. Y de leerlo no tanto tiempo.Escuchaba la SER hasta el día de los ataques embistiendo a Podemos. Se acabó. Pepa Bueno e Iñaki Gabilondo dejaron de ser, para mi, los últimos baluartes de esa matriz de una prensa decente.Lo siento por Ramoneda, Ernesto Ekaizer y el Profesor galleguiño. Ciao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*