Disturbios en París

Ya van cuatro noches de revueltas y quema de coches en los barrios de la periferia norte parisina. En la zona donde en 2005 hubo otro levantamiento, que duró varios días, porque Sarkozy les llamó gentuza y dijo que iba a limpiar los barrios con agua a presión.

En esta ocasión, cuatro policías detuvieron a un joven negro y uno le violó con una porra extensible. Los desgarros producidos le llevaron al hospital, donde Hollande le ha visitado para tratar de calmar los ánimos. La policía ha suspendido a los cuatro agentes.

Estos incidentes no ocupan páginas en los periódicos, ni minutos en los telediarios, porque los protagonistas son franceses negros, pero no parece que musulmanes, por tanto no se puede agitar el fantasma del terrorismo islámico y, siendo negros y pobres, a los medios no les interesan.

En El País no lo he encontrado, a pesar de que comparte propietarios con Le Monde.

Esto es el producto de la brecha social. Barrios pobres donde el paro es generalizado y la gente no tiene de qué vivir y, además, los disturbios no los han empezado ellos, ha sido la propia policía.

El capitalismo salvaje es en Europa mucho más peligroso que el terrorismo islámico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*