El gobierno de los ricos

El final de la Segunda Guerra Mundial trajo el cambio de una economía basada en la hegemonía industrial a otra de dominio financiero. Los bancos, los fondos de inversión, etc. comenzaron a tomar las riendas de la política.

Durante los primeros 30 años (los Treinta Gloriosos) gobernaron con moderación. Las heridas de la guerra estaban abiertas, en Europa había partidos comunistas muy fuertes y la Unión Soviética era una alternativa al capitalismo.

A finales de los 70 se entra en otra fase. Los Chicago Boys elaboran una nueva teoría económica que ensayan en el Chile de Pinochet y a finales de la década Reagan y Thatcher la imponen en USA y UK: el neoliberalismo o capitalismo salvaje.

La caída del muro de Berlín (1989) coincide con el Consenso de Washington, en el que el economista John Williamson recoge, de acuerdo con los grandes banqueros americanos, los 10 mandamientos de las políticas económicas neoliberales. La Trilateral las difunde por el mundo desarrollado y esto desemboca en “Gobernar para las Élites” que dice Oxfam-Intermon: los políticos de la democracia actúan a las órdenes de los financieros y en su beneficio.

Puede que estemos entrando en otra fase: el gobierno de los ricos. Los ricos toman directamente el poder. Tras el laboratorio Berlusconi, Trump llega a la presidencia de EEUU y ahora Carlos Slim (cuarta fortuna del mundo y primera de México) llama a la unidad de los Mexicanos y se ofrece para lo que sea necesario.

Que un sistema político que se denomina Democracia, teledirigido por el mundo financiero y ahora parece que incluso dirigido directamente por sus representantes, siga llamándose así ya no es más que una fantasía (interesada, por supuesto) de los media en la época de la posverdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*