Marcos Ana: poeta, luchador, hombre bueno …

(…) Si llegáis ya tarde un día
y encontráis frío mi cuerpo
buscad en las soledades
del muro mi testamento
al mundo le dejo todo,
lo que tengo y lo que siento,
lo que he sido entre los míos,
lo que soy, lo que sostengo:
una bandera sin llanto,
un amor, algunos versos…

(Fragmento de Pequeña carta al mundo. Marcos Ana)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*