El centro de Madrid tomado por los antidisturbios

20161029_183402La entrega del gobierno al partido más corrupto no se podía hacer con la conformidad de los españoles de la calle. Sólo se podía hacer blindando el Congreso.

El Congreso dicen que es la representación de los españoles, pero en los últimos años, tienen que rodearlo con vallas para tomar decisiones importantes. Esto muestra a las claras su falta de representación y por tanto de legitimidad.

Pero ayer, no solo estaba blindado el Congreso. La entrada a la calle Príncipe, donde está el Teatro de La Comedia, la que lleva a la Plaza de Santa Ana en la que está el Teatro Español, estaba controlada por los antidisturbios. Era humillante tener que pasar a su lado porque son la representación más clara de la brutalidad del poder. Era simplemente una amenaza para los ciudadanos: “Vosotros decís que tenéis derechos, pero nosotros os concederemos los que nos de la gana”. Con un ministro del Interior que ha gobernado de la manera más partidista que hemos conocido, no se podía esperar otra cosa.

Así está ahora nuestro país. Gobernado por el partido más corrupto y con la amenaza de la ley Mordaza para que estemos quietos y callados mientras ellos nos siguen robando. Porque robarnos es lo que hacen con un sistema fiscal regresivo y las políticas de recortes de derechos económicos y sociales.

Hoy me avergüenzo de ser español.

¿Por qué protestamos?

Posted: 29 Oct 2016 02:55 AM PDT

Nos han robado, saqueado, exprimido, explotado… durante los últimos años la gestión de la crisis ha consistido esencialmente en transferir dinero desde abajo hacia arriba. Nuestro dinero, por supuesto. Miles de millones de euros se han destinado a salvar bancos sin dinero, aeropuertos sin aviones, autopistas sin coches. Más millones han servido para indemnizar a oligarcas que fracasaron en sus negocios, como a Florentino Pérez, o a pagar sueldos multimillonarios a presidentes de bancos, como el del BBVA que se marchó con una pensión de 5.000 euros al día. Al mismo tiempo, brutales recortes en salarios, sanidad, educación, pensiones. Los hijos de los trabajadores se marchan del país porque no hay trabajo; sus padres y madres sienten el miedo al futuro; las abuelas pierden el dinero de la pensión. Y para sostener esta inmensa estafa las élites han decidido asaltar el PSOE para que el jefe de la Gürtel siga siendo presidente. De verdad, ¿todavía me preguntas por qué salimos a la calle a protestar?

Alberto Garzón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*