El otro 11-S

Los grandes medios de comunicación y propaganda recuerdan hoy la masacre de Nueva York pero olvidan otra mucho más sangrienta que ocurrió en Chile en 1973: el golpe de Estado de Pinochet, impulsado por EEUU (Kissinger, ITT, etc.) contra el gobierno de Salvador Allende.

Un ejemplo más de la memoria selectiva que nos quiere imponer el aparato mediático-financiero para que olvidemos los crímenes de las mafias capitalistas y los políticos que les sirven.

De ambas masacres sacaron provecho las grandes corporaciones. En la dictadura de Pinochet se dio un brutal escarmiento a los que trataban de conseguir un sistema económico más justo y se experimentaron las teorías económicas neoliberales de los Chicago Boys que, a partir de Reagan y Thatcher, se extendieron por todo el mundo sembrando la desigualdad: miseria para la mayoría y acumulación económica para unos pocos.

La masacre de Nueva York sirvió como pretexto para implantar unos planes que ya estaban diseñados con el fin de lograr el dominio económico de EEUU en oriente próximo. Así consiguieron desestabilizar el Golfo Pérsico, Afganistán, Iraq y ahora van por Siria que están haciendo inhabitable para mejorar sus sistemas de apropiación de las materias primas de la zona.

Con ambas masacres, como en muchos otros casos similares, ¡la Banca gana! ¿Vamos a seguir permitiéndolo?

2 pensamientos en “El otro 11-S”

  1. Antonio, gracias por recordarnos estas otras tragedias que se intentan ocultar lo más posible tanto en los medios conservadores como en los “progresistas”.
    Esta lección aquí en España la tenemos bien aprendida con todo el montaje propagandístico del franquismo que aún se mantiene sobre la guerra civil, en la que participaron tanto los políticos de la derecha como los de la izquierda que pactaron la transición de 1978 y los posteriores gobiernos socialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*