España en marcha

Hace mucho que no veo las banderas rojas de IU ni las moradas de Podemos en las manifestaciones.

Hace mucho que veo pocas manifestaciones y a las que hay va poca gente. Hace tiempo que Podemos dejó las plazas. Eso se paga.

A finales de los 70, el PCE (la izquierda, el PSOE casi no existía) desarticuló los movimientos ciudadanos. Las asociaciones vecinales entraron en letargo y la izquierda se atrincheró en el Congreso y se fue debilitando. Podemos con la transversalidad como programa y la institucionalidad como herramienta de conquista (?) ha dejado la calle.

A la derecha no se la puede ganar en las instituciones porque son suyas y en ellas impone sus reglas y porque tiene a su favor el capital y todos los medios de información y propaganda. La izquierda verdadera lo sabe, pero centrada en sus luchas intestinas parece que lo ha olvidado. Los franceses lo han vuelto a aprender y están en la calle luchando contra una reforma laboral que aquí fue aceptada sin rechistar.

Si nosotros somos quien somos ¡basta de Historia y de cuentos! Tendremos que ir a la calle para  mantener lo poco que nos queda y recuperar los derechos que nos han arrebatado.

¡A la calle!, que ya es hora … Contra las reformas laborales, contra la ley mordaza, contra la corrupción, contra los recortes, por una reforma fiscal justa, … contra el capitalismo salvaje. Por una Democracia Participativa.

Un pensamiento en “España en marcha”

  1. Completamente de acuerdo. Y gracias porque me has hecho recordar el poema de Gabriel Celaya que cantaba Paco Ibáñez.

    ESPAÑA EN MARCHA

    Nosotros somos quien somos.
    ¡Basta de Historia y de cuentos!
    ¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

    Ni vivimos del pasado,
    ni damos cuerda al recuerdo.
    Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

    Somos el ser que se crece.
    Somos un río derecho.
    Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

    Somos bárbaros, sencillos.
    Somos a muerte lo ibero
    que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

    De cuanto fue nos nutrimos,
    transformándonos crecemos
    y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

    ¡A la calle! que ya es hora
    de pasearnos a cuerpo
    y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

    No reniego de mi origen
    pero digo que seremos
    mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

    Españoles con futuro
    y españoles que, por serlo,
    aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

    Recuerdo nuestros errores
    con mala saña y buen viento.
    Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

    Vuelvo a decirte quién eres.
    Vuelvo a pensarte, suspenso.
    Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

    No quiero justificarte
    como haría un leguleyo,
    Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

    España mía, combate
    que atormentas mis adentros,
    para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*